Pregunta: ¿Además de diversificar, qué se debe hacer en tiempos de volatilidad en los mercados financieros?

La volatilidad es inherente a los mercados financieros. Siempre está presente. Sin embargo, muchos inversionistas parecen olvidarlo y, por lo tanto, se ponen nerviosos en periodos de alta volatilidad en los mercados y se desprenden de sus posiciones en el peor momento, lo cual es un gravísimo error. Todas nuestras decisiones de inversión deben estar bien fundamentadas de acuerdo con nuestros objetivos, horizonte de inversión y tolerancia al riesgo. Siempre deben tomarse de manera disciplinada, ya que de otra manera, no se pueden esperar resultados adecuados.

La volatilidad en los mercados, por lo general, brinda muchas oportunidades de compra, incremento y reacomodo de posiciones, para quien saben aprovecharla. En estos periodos, muchas acciones importantes se negocian a precios realmente atractivos.

Algunas de las consideraciones que siempre debemos tomar en cuenta para invertir, sobre todo en tiempos de volatilidad en los mercados, son las siguientes:

  • La inversión en bolsa es de largo plazo, así como en bonos con vencimientos lejanos. A pesar de la volatilidad en los mercados, que es inherente a ellos, en el largo plazo las acciones han demostrado ser una excelente opción de inversión a largo plazo (cinco o más años), superando por mucho a los instrumentos de deuda y, desde luego, a la inflación.
  • Siempre se debe tomar en cuenta el riesgo. Nuestra tolerancia al riesgo depende de muchas cosas, entre ellas nuestra personalidad, edad e ingreso. Esta tolerancia, junto con el plazo de las metas que nos hemos trazado, son factores importantes para determinar qué instrumentos o títulos debemos comprar o vender.
  • No debemos tomar decisiones de manera emocional. Ante cualquier entorno del mercado, nuestras decisiones siempre deben ser tomadas de manera informada. No debemos comprar una acción sólo porque está “caliente” o es “popular” o “ha subido mucho”. Por el contrario, debemos concentrarnos en las razones que están detrás de esta subida, y saber si son razones de peso, que se sostienen en el largo plazo. Lo mismo cuando el mercado ha bajado: por esta sola razón no debemos desprendernos de todas nuestras posiciones y salir huyendo. El mercado es volátil, es cierto, pero a largo plazo lo que determina el éxito o no de nuestra inversión, y si cierta acción debe estar o no en nuestra cartera, son los “fundamentales” de la misma: su situación financiera, crecimiento y estrategia competitiva.
  • Diversificar, acorde a nuestros objetivos de inversión. En el largo plazo, se ha probado que es mejor diversificar nuestro patrimonio en distintas clases de activos (acciones de alta, media y baja bursatilidad, instrumentos de deuda, cobertura) y en distintos sectores (tecnología, financiero, industrial, comercial) que poner todo nuestro dinero en un sólo instrumento o parte del mercado que esté creciendo mucho en determinado momento. De esta manera, cuando una parte de nuestro portafolio no se está comportando tan bien como uno quisiera, habrá un balance con otra parte del mismo.
  • Ampliar nuestro conocimiento financiero. Cada uno de nosotros tenemos metas diferentes, muchas de las cuales dependen del buen desempeño de nuestras inversiones. Por lo tanto, es indispensable tratar de ampliar, día con día, nuestro conocimiento financiero. Es lo que pretendemos hacer en este sitio. De esta manera, tendremos las herramientas necesarias para tomar siempre las decisiones más adecuadas.

¿Qué opinas de la volatilidad en los mercados financieros?