Existen en el mundo muchos tipos de tarjetas bancarias. Cada una de ellas está pensada con base en las distintas necesidades que los clientes podrían tener. Sin embargo, muchas personas se sienten confundidas entre tantas opciones.

Por eso he pensado en hacer este post, como una guía que nos ayudará elegir.

Tarjetas Bancarias por Tipo

Lo primero que necesitamos hacer es comprender qué tipo de tarjeta queremos. Existen sólo dos opciones:

1. Tarjetas bancarias de débito

Estas tarjetas bancarias nos ofrecen un medio de acceso a los recursos que tenemos disponibles en nuestra cuenta bancaria. Se llaman de débito porque utilizamos nuestro propio dinero (debitamos de nuestra cuenta).

2. Tarjetas bancarias de crédito

Estas tarjetas bancarias son un instrumento de acceso a una línea de crédito que nos da el banco. Nos dan flexibilidad pero tenemos que tener cuidado y manejarlas correctamente, con responsabilidad, ya que suelen ser el crédito más caro que existe en el sector financiero formal. Pero por otro lado, nos dan una gran ventaja: si pagamos el saldo completo cada mes, antes de la fecha límite de pago (que es la mejor manera de usarlas) no pagaremos intereses. Además pueden ofrecer promociones para hacer compras a plazos, en muchas ocasiones sin intereses.

Estos posts son de lectura fundamental para su correcto manejo: la trampa de las tarjetas de crédito y cómo evitar caer en ella, y la trampa del pago mínimo en tarjetas de crédito. En este post comparé desde un punto de vista personal, débito vs crédito y por qué prefiero utilizar tarjetas de crédito.

Una vez que hemos elegido el tipo de tarjeta que queremos, entonces debemos elegir el nivel de beneficios.

tarjetas bancarias

Muchos tipos de tarjetas bancarias

Tarjetas Bancarias por Nivel de Beneficios

Existen tarjetas bancarias que son clásicas, doradas, platino o incluso de mayor nivel, tanto en débito como en crédito. A mayor nivel, se suelen incluir seguros más amplios y acceso a servicios personalizados. Asimismo en el caso de tarjetas de crédito, en los niveles superiores la tasa de interés puede ser significativamente menor.

Obviamente, un nivel más alto implica un mayor costo. La accesibilidad también se limita. En el caso de tarjetas de débito, los niveles más altos corresponden a cuentas “premium” que requieren un cierto saldo mínimo o bien sólo están disponibles para cierto tipo de clientes. En el caso de las tarjetas de crédito, para niveles más altos suelen ser necesarios mayores ingresos, y el pago de una cuota anual más elevada. Las tarjetas más exclusivas y más caras suelen estar disponibles únicamente por invitación a clientes seleccionados, que tienen un nivel de gasto muy elevado. Por lo mismo, suelen obtener beneficios exclusivos como por ejemplo acceso a campos de golf o a precios preferenciales en boletos de avión de clase business o superior.

En este sentido, para elegir debemos primero tomar en cuenta nuestro nivel de ingresos, el costo que tendrá el producto y los beneficios que obtendríamos. Se trata de lograr un equilibrio. Además hay tarjetas que hacen énfasis en beneficios para gente que viaja con frecuencia, mientras que otras se dirigen a personas que tienen un estilo de vida distinto.

Los seguros pueden ser importantes, por ejemplo algunas tarjetas incluyen una garantía extendida para la mayoría de nuestras compras, lo cual nos puede ahorrar mucho dinero en caso de requerirlo. Otras incluyen un seguro de autos rentados que, aunque no viajemos mucho, puede ser muy útil ya que evita pagar el seguro que cobra la arrendadora, que puede ser carísimo.

Entonces comparemos las distintas tarjetas bancarias y tengamos en cuenta la relación costo – beneficio.

Tarjetas Bancarias por tipo de Programas de Recompensas

Los programas de recompensas suelen ser exclusivos de las tarjetas bancarias de crédito. Hay también varios tipos que responden también a distintas necesidades. Los principales son:

Recompensas para Viajeros (Millas)

Existe una gran variedad de tarjetas que ofrecen millas para ciertas aerolíneas, o cadenas hoteleras, que pueden ser atractivas para viajeros frecuentes que cuentan con dichos programas de fidelidad, ya que pueden potenciar los beneficios. Desde luego estas tarjetas bancarias no serán atractivas para personas que no viajan constantemente.

Recompensas en Puntos

Hay otras tarjetas bancarias de crédito que ofrecen puntos que se pueden cambiar por una gran variedad de recompensas. Estos quizá son los más difíciles de evaluar porque los puntos pueden tener un valor muy distinto. Busquemos el mejor: la diferencia es muy significativa. Comparemos la cantidad de puntos que obtenemos por nuestras compras, pero también cuánto vale cada punto en realidad, es decir cuánto cuesta cada recompensa en puntos.

Recompensas en Efectivo (Cash Back)

Existen tarjetas de crédito que nos regresan efectivo: normalmente es el 1% del valor de nuestras compras pero los mejores programas ofrecen el doble: 2% sobre el total de nuestras compras, más un porcentaje adicional por las realizadas en cierto tipo de establecimientos, como supermercados o estaciones de servicio.

En el siguiente enlace, a manera de ejemplo, podremos encontrar varios tipos de tarjetas bancarias. Aunque debemos enfocarnos en la oferta disponible en nuestro país, siempre me ha parecido interesante ver qué existe en otros países también.

¿Qué tipo de tarjetas bancarias tienes?

Mini-Curso Gratis

Los seis pasos para alcanzar tu libertad financiera

Suscríbete gratis y recibe en tu correo el mini-curso "Los seis pasos para alcanzar tu libertad financiera"

100% libre de SPAM. Cancela cuando quieras. Powered by ConvertKit