Este es un post de invitados en Planea Tus Finanzas.com – Si estás interesado en participar y escribir un artículo (o más) en esta página, consulta los requisitos aquí.

Este es el segundo post que nos comparte Leticia Franco. Puedes leer su colaboración anterior aquí. Leticia estudió periodismo en la Escuela de Periodismo en Arte, Radio y Televisión. Para ella, el tema de las finanzas es nuevo pero le parece muy interesante. Considera que por lo general pensamos que el tema es menor: PENSAMIENTO ERRÓNEO. Actualmente labora en Cura Deuda, una reparadora de crédito, en el área de apoyo a Dirección. 

Cuando vas a hacer tus compras para el mes, terminas con más deudas en la tarjeta de crédito.

Al ir de compras te recomiendo pagues en efectivo y dejes la tarjeta de crédito.

Vas a ir de compras porque tienes que hacer la despensa de la quincena, así que llevas una lista de lo que te hace falta (lo cual es plausible), pero antes de salir prometes, casi lo firmas ante notario, que no compraras cosas que no estén en tu lista, ¡vaya reto!

La finalidad de hacer un presupuesto es no generar más deudas en tu tarjeta de crédito.

El primer paso, cuando te diriges a la tienda de autoservicio con lista en mano, es mentalizarse con dos frases “no gastos absurdos” “no más deudas”.

De pronto, el estómago te recuerda que no desayunaste y eres de las personas que no pueden hacer nada si no come algo; decides comprarte un jugo. ¿Por qué no? ¿Qué son 15 pesos? Pero ¡Aquí empezamos con los gastos hormiga!

Los gastos hormiga son esos pequeños gastos que haces en el café, las galletas, los cigarros, los chicles, la botella de agua, etc. en éste ejemplo es el jugo; porque bien pudiste haber desayunado en casa, ¿No crees?

Checa estos tips que nos da la Revista del Consumidor:

¡Extra, extra hormigas que vacían tu cartera!

Entonces seguimos. Vas por el pasillo tomando cada artículo que aparece en la lista y de pronto se te cruza el desodorante que viste anunciado en la televisión, el cual te promete que ¡Domesticarás a tu hombre! Los hombres no se quedan atrás en estos deslices de compras no necesarias. y así se te presentan más tentaciones y piensas “¡Traigo la tarjeta de crédito!” OK, me lo llevo.

Bueno pues el punto es que caes en la tentación de la compra de eso que no necesitas, por ello vale la pena preguntarse ¿Lo necesito? o ¿Lo quiero? Si lo necesitas adelante pero si sólo lo quieres ¡cuidado! Tu tarjeta de crédito puede resentirlo. (No la dejaste en casa).

El tema del presupuesto puede ser aburrido, es por ello que te comparto la siguiente presentación “Misiones de compra” donde nos ayudan a distinguir algunos tópicos de manera didáctica; por ejemplo:

Cada viaje tiene una motivación distinta.

¿Qué llevamos?

¿Cuánto llevamos?

¿En dónde compramos?

Ahora ya tenemos una idea de qué tenemos que hacer para evitar más deudas en la tarjeta de crédito, y como te das cuenta, los pequeños gustos que parecen menores a la larga afectan nuestro presupuesto.

¿Qué opinas al respecto? ¿Con tarjeta de crédito te endeudas más? ¿Prefieres usarlas a llevar efectivo?

Mini-Curso Gratis

Los seis pasos para alcanzar tu libertad financiera

Suscríbete gratis y recibe en tu correo el mini-curso "Los seis pasos para alcanzar tu libertad financiera"

100% libre de SPAM. Cancela cuando quieras. Powered by ConvertKit