Sobrevivir a una infidelidad financiera no es cosa fácil. Por el contrario, requiere mucha paciencia, y mucho trabajo de ambos miembros de la pareja.

En el post anterior, mencionamos que la infidelidad financiera provoca una fuerte pérdida de confianza en el otro. Por ello representa una de las principales causas de divorcio en todo el mundo, ya que la confianza es la base de cualquier relación.

Al final en una pareja debe existir un proyecto de vida común, porque para eso viven juntos. La infidelidad financiera suele atentar en contra de ese proyecto: de las metas y objetivos que ambos han trazado.

¿Cómo sobrevivir a una infidelidad financiera?

Si queremos sobrevivir a una infidelidad financiera, primero debemos entender cuáles son sus causas. Es decir: ¿Por qué nuestra pareja tuvo que ocultarnos las cosas? ¿No será por la actitud que hemos tomado ante situaciones similares en el pasado?

Algunas causas de la infidelidad financiera

Muchas veces la infidelidad financiera puede venir, simplemente, de la falta de comunicación. De no haber establecido claramente esas metas ni las expectativas que tenemos acerca de la otra persona que forma parte de esa relación.

Otras veces puede haber problemas más graves, como por ejemplo algún tema de adicciones – que muchas veces también se tratan de ocultar. No me refiero sólo al alcohol, tabaco o drogas – también existen compradores compulsivos. En estos casos la infidelidad financiera es simplemente un síntoma de un problema mucho mayor que se debe atacar de raíz.

Pero también habrá que reconocer en otros casos, puede ser un reflejo de problemas más graves que tiene la pareja. Por ejemplo: un asunto de venganza – “tú me hiciste esto y yo te hice aquello”.

La clave para sobrevivir a una infidelidad financiera está en atacar el problema desde la raíz.

¿Qué hacer cuando nos damos cuenta de una infidelidad?

Como en cualquier tipo de crisis, lo primero es mantener la calma. Recordemos que muchas veces, cuando estamos enojados, reaccionamos de manera emocional, sin pensar, y esa conducta puede empeorar la situación.

Meditemos un poco antes de decir algo. Seamos inteligentes y pensemos qué queremos lograr con nuestra reacción. Esto es fundamental para poder sobrevivir a una infidelidad financiera.

¿Queremos resolver el problema, aprendiendo junto con nuestra pareja de ello para que no suceda nuevamente? ¿Queremos reconstruir la confianza? Pensémoslo bien, ya que una reacción visceral puede lograr justo lo opuesto.

En Resumen

En fin, para sobrevivir a una infidelidad financiera debemos preguntarnos dos cosas:

  1. ¿Qué pudo haberla causado?
  2. ¿Qué es lo que nosotros queremos lograr al final?

¿Qué otras cosas podríamos hacer para sobrevivir a una infidelidad financiera?