Este asunto de las plusvalías y minusvalías en las Afores sigue dado mucho de qué hablar.

Desafortunadamente, mucha gente habla sin saber y por lo tanto, opina de manera desinformada. He escuchado personas que incluso han dicho que es una conspiración en contra de la gente porque los bancos tienen pérdidas y nos quieren hacer pagar los platos rotos.

Estas personas piensan así, simple y llanamente, porque no comprenden que la volatilidad es inherente a los mercados financieros. Por ello, todos los días hay plusvalías y minusvalías, no sólo en las Afores sino en todos los instrumentos de inversión. Incluyendo aquellos que son a plazo fijo, pagan una tasa fija, y están garantizados por el Gobierno.

Esto último lo expliqué en este post sobre CetesDirecto, el cual si no han leído, vale la pena que lo hagan antes de continuar.

Sobre Plusvalías y Minusvalías

Hace poco escribí también este post titulado Nuestro Dinero no se pierde en las Afores, donde también intenté explicar el concepto de plusvalías y minusvalías de manera un tanto distinta a como lo había hecho hace algunos años (posts que podrán encontrar aquí, aquí y aquí).

Quiero insistir en el tema, porque es un asunto de cultura financiera, que siempre he buscado transmitir no sólo en este espacio, sino en mi columna en El Economista, y mis colaboraciones en la Revista Inversionista.

En este sentido, me parece importante compartir con todos ustedes este documento de CONSAR que llegó a mis manos, y que se trata de un informe este órgano regulador acaba de enviar al Congreso.

El documento se titula “Consideraciones recientes sobre la volatilidad de los mercados financieros“, el cual desde mi punto de vista está muy bien elaborado y explicado. Contiene información muy interesante y relevante, con datos y cuadros que explican la evolución del Sistema de Ahorro para el Retiro.

Incluye una gráfica que me parece fundamental, en la página 15, en donde se ve el comportamiento del saldo acumulado para un trabajador típico.

Es muy importante poner en perspectiva esta gráfica. En ella se ven claramente las plusvalías y minusvalías – incluyendo la que hubo en 2008 y en el extremo derecho, lo que está sucediendo ahora. Me permito reproducirla a continuación, pero añadí para mayor claridad unos círculos en los periodos de “fuertes” minusvalías (donde también podemos ver lo que sucedió después – en general “fuertes” plusvalías de las cuales nadie se queja).

Digo que hay que ponerla en perspectiva porque si uno la ve como está, en un plazo relativamente largo (desde 1997 a la fecha), casi ni se ven minusvalías. Pero si uno sólo viera el periodo de julio de 2008 a julio de 2009, sin ver todo lo demás (como si no existiera el resto), vería un panorama totalmente distinto (parecería una gran pérdida – que es lo que está viendo hoy mucha gente. Claro: seguida de una gran recuperación).

Siempre he insistido en que una inversión de largo plazo (como lo son las inversiones en las Afores porque son para nuestro retiro) se debe ver, precisamente, en una perspectiva de largo plazo, en otras palabras, consistente con el horizonte de inversión. Si vemos nada más lo que sucedió hoy, o el mes pasado, lo estamos viendo de manera totalmente fuera de contexto.

En cualquier inversión, repito, todos los días hay plusvalías y minusvalías. Simplemente porque los instrumentos, todos, se cotizan, se compran y se venden en el mercado (igual que si fuera un mercado de frutas y verduras).

En el mercado sobre ruedas pasa lo mismo, En un día cualquiera, el precio del jitomate puede subir y bajar, simplemente porque los distintos comerciantes están compitiendo entre sí. A lo mejor uno ha vendido poco, y baja su precio. A lo mejor un consumidor regatea y consigue un precio más bajo que la persona que compró unos segundos antes. O bien, quizá el jitomate esté escaso y esto haga que su precio suba más de la cuenta.

Esto – igualito – sucede en los mercados financieros. Por eso si uno está invirtiendo a 20 años para su retiro, el hecho de que el valor de sus inversiones (su saldo) sea menor hoy que ayer (o que hace seis meses) por el puro efecto de la volatilidad del mercado, no debería preocupar. Porque la volatilidad, como dijimos antes, es inherente – es parte de los mercados.

Para bajar el reporte de CONSAR, haz click aquí.

¿Qué opinas de las plusvalías y minusvalías y del informe de CONSAR?