Este es un post invitado de Larissa, una lectora que te demuestra que sí puedes cambiar tu situación financiera. Ella ya lo hizo. Le pedí que contara su historia porque sé que va a inspirar a muchos. 

 

Sí puedes cambiar tu situación financiera

Primero que nada, quisiera agradecer a Joan el haberme invitado a compartir mi experiencia en su blog.

Como muchas personas, hace 2 años me di cuenta que mis finanzas no tenían orden alguno y con trabajo terminaba la quincena por lo que decidí hacer un plan para pagar deudas, vivir y si alcanzaba, empezar a ahorrar un poquito (aún no sabía para qué pero al menos ya había dado el primer paso para sanar mis finanzas).

Puse manos a la obra, y anoté mis ingresos y gastos por quincena, ya que lapsos más cortos me sería más fácil controlar; me ajusté a mi plan y poco a poco fui saliendo de deudas. Del dinero que iba teniendo de deudas saldadas, usaba 50% para las otras deudas y el otro 50% lo iba depositando en mi cuenta de ahorro que ya iba creciendo. Al cabo de un año ya había pagado mis deudas, excepto el crédito Infonavit, podía terminar la quincena cómodamente y ahorrar.

Al cabo de ese año, mi cuenta de ahorros ya tenía una cantidad algo considerable así que me puse a leer todo lo que pude de finanzas personales, hasta la fecha lo hago, hice mi fondo de emergencias, abrí un fondo de inversión y metí un porcentaje en la bolsa.

el que siembra cosecha sí se puede cambiar tu situación financiera

A principios de este año pensé que era momento de revisar mi plan inicial para hacer los ajustes necesarios. Decidí cambiar mi crédito hipotecario a un banco con lo cual bajé mi deuda $2000, los cuales traspaso mensualmente en un fondo de inversión que abrí para abonar anualmente al capital y pagar antes.

“Sé que ha valido la pena porque veo que los ahorros crecen y las deudas casi desaparecen” – Larissa

También me di cuenta que en mi plan inicial, los gastos que tenía fijos se habían incrementado (la inflación me estaba saboteando el plan), incluyendo los servicios y gastos de despensa semanal, así que fui a otros supermercados para checar si podía gastar menos y cuál fue mi sorpresa que al pagar había gastado $600 menos (mismos que transferí directo a mi ahorro). Lo mismo fui haciendo con los demás gastos, tenía 2 servicios de internet y televisión y cancelé uno, pensando que de necesitarlo, lo volvía a contratar, hasta hoy no me hecho ninguna falta. Desde el viernes en la noche cenaba en la calle, por lo que cambié eso y mejor salgo a comprar lo que quiera desayunar, comer o cenar y lo traigo a casa, ahora sólo salgo 1 día y el gasto se ha reducido quizá un 30-40% semanal, eso lo voy transfiriendo a mi Afore.

Estos últimos 6 meses me he dado cuenta que puedo ir a un centro comercial y no gastar a menos que sea algo que ya tenía anotado en mi lista de “próximas compras”. No me privo de comprar, comer o viajar; solamente que ahora lo hago con orden y siempre ajustándome a mi plan inicial, cuando veo que algún mes gasté más, reviso el por qué y busco cómo bajar un poco ese gasto. Tengo 2 tarjetas de crédito las cuales uso para cargar algunos servicios y pago puntualmente cada mes para no regalar mi dinero al banco.

El camino ha sido largo, un constante aprendizaje y una gran disciplina, pero siempre ha habido personas que me han tendido la mano cuando tengo alguna duda o inquietud; sé que ha valido la pena porque veo que los ahorros crecen y las deudas casi desaparecen. ¿Que si es difícil? Claro que lo es, pero también es una satisfacción muy grande el que tu controles tu dinero y no al revés. Ánimo y adelante, todos podemos labrarnos un futuro tranquilo, la responsabilidad es de nosotros mismos.

 

¿Cómo puedes cambiar tu propia situación financiera?

Mini-Curso Gratis

Los seis pasos para alcanzar tu libertad financiera

Suscríbete gratis y recibe en tu correo el mini-curso "Los seis pasos para alcanzar tu libertad financiera"

100% libre de SPAM. Cancela cuando quieras. Powered by ConvertKit