Víctor me escribe con relación al reportaje de hoy en El Economista, con respecto a las personalidades financieras. Tiene una duda sobre si debe retener posiciones o salirse de bolsa.

Me dice que si bien es muy atinada la descripción de cada concepto, me pregunta qué hacer para no tener miedo ante estas situaciones volátiles (personalidad que llamé “el cobarde” en mi artículo) y cómo encontrar el piso para no ser un “ilusionista”, ya que la línea entre estos dos en casi invisible.

Actualmente en la Bolsa, por momentos piensas como ilusionista – «ya va a subir » y cuando ves que no sube piensas como cobarde – «¿y si pierdo todo?».

Me comenta que los que tienen inversiones mínimas en fondos de ahorro merecerían por parte de sus casas de bolsa una cuartilla por lo menos sobre cómo están hoy los mercados, para estar tranquilo y con los pies en la tierra. Quien tiene la información tiene el 50% de la batalla ganada.

Finalmente, me pide mi opinión personal acerca de si es el momento de salirse de la bolsa y regresar más tarde, o bien retener posiciones y aguantarse.

¿Retener Posiciones o Salirse de Bolsa?

Desde mi punto de vista, el miedo siempre va a estar presente, sin embargo, yo creo que se logra controlar teniendo una metodología disciplinada de inversión. Revisa en el sitio de Internet de Ixe, en la parte de reportes de análisis, todo lo que ellos escriben relacionados a su estrategia integral «C3». Es una metodología que contesta las siguientes preguntas: «Cuáles», «Cómo» y «Cuándo» (de ahí el nombre).

De lo que se trata, es primero de seleccionar a las empresas (Cuáles) en las que vale la pena invertir, dados sus fundamentales. Luego, de armar un portafolio diversificado con algunas o todas esas empresas, y en qué porcentajes (Cómo). Finalmente, aplican una estrategia de «timing» bastante sencilla utilizando promedios móviles (Cuándo).

Particularmente el último punto, si se aplica de manera disciplinada, según las estadísticas históricas que resultan de aplicar esta estrategia de «timing», se obtienen resultados muy muy buenos (mucho mejores que comprar y permanecer invertido todo el tiempo).

Y no es difícil: simplemente se entra (invierte) cuando el IPC cruza al alza su promedio móvil de 31 días (con buen volumen), y se vende cuando lo cruza a la baja (con buen volumen). En periodos de alta volatilidad, como el actual, cambian para utilizar el promedio móvil de 10 días, con lo cual se suelen mejorar los resultados.

Además, escriben un reporte «cohetes y varas» cada vez que el mercado en su conjunto (el IPC) da una señal de compra o de venta (este reporte de «timing» no está actualizado en su página de internet – los últimos son de 2006 – sin embargo los actuales los encuentras aquí.

No sé si en esa institución los promotores realmente aconsejen a sus clientes de una forma institucional, ya que no tengo personalmente una cuenta ahí. Sin embargo, me gusta leer sus reportes y la información didáctica que brindan a sus inversionistas. Échale un ojo.

Respecto a tu segunda pregunta, yo creo que ya no es momento de salirse de la bolsa, ya has aguantado toda la baja (a lo mejor fue momento antes – cuando el IPC cruzó su promedio móvil de 31 días – siguiendo la estrategia de Ixe). Las acciones hoy están realmente baratas, algunas de ellas muy muy castigadas (ver mi entrada previa relativo a esto aquí ).

No sé si hemos tocado el punto final, y sí es posible que siga bajando, definitivamente, aunque no sé cuánto. Yo creo que de corto plazo seguramente veremos un «rebote», tarde o temprano (a lo mejor ese «rebote» sí se puede aprovechar para recomponer un portafolio que actualmente se tenga en acciones – sólo si realmente uno piensa que valen la pena más otras acciones que las que hoy tiene – con perspectivas de más rápida recuperación). Pero en mi opinión hoy es momento interesante de entrar (incluso de corto plazo, aunque sea sólo durante el «rebote» y luego salir si no cambia la tendencia primaria). Pero más si se ve a mediano-largo plazo, repito no es un consejo de «timing» sino simplemente que muchas acciones están demasiado baratas y seguramente en ese horizonte se verán buenos beneficios de comprar algunas ahora).

Ya no es momento de salir.

¿Qué piensan nuestros lectores – retener posiciones o salirse de bolsa en este momento?