No es la primera vez que hablo sobre responsabilidad financiera, la cual tenemos que aceptar para aprender de nuestros errores.

Este post ha sido inspirado por los comentarios negativos de algunos lectores en mi post Las Prácticas Indebidas de Resuelve tu Deuda. En ellos me acusan de defender a los bancos a capa y espada, cuando en realidad he sido muy crítico de su forma de manejarse.

Algunos ejemplos se encuentran en estos posts (entre otros):

La razón por la cual me han acusado es muy sencilla: a algunas personas les parece mal que les diga que ellos son los primeros responsables de su problema de endeudamiento. Prefieren culpar a los bancos que les roban con tasas de interés excesivas.

Pero vayamos por partes. Un crédito es una herramienta. Igual que una sierra eléctrica. Si uno la utiliza bien puede construir muebles preciosos. Pero si uno la usa mal se puede cortar uno o más dedos de la mano. En ese caso ¿es culpa del fabricante? Seguramente es lo primero que muchos pensarían, porque aceptar que nosotros fuimos los primeros responsables de nuestra propia tragedia no es fácil.

Si en un coche vamos a exceso de velocidad y tenemos un accidente en una curva peligrosa ¿es culpa del fabricante?

Lo mismo pasa con el crédito. Es una herramienta que el banco pone a disposición de nosotros. Somos nosotros quienes lo solicitamos por cierto o quienes decidimos utilizarlo.

Es cierto: muchos bancos cobran tasas de interés completamente desmedidas. Es cierto: no tienen madre.

Pero nosotros somos quienes las aceptamos como consumidores. Nosotros somos los que decidimos endeudarnos hasta el tope, a pesar de ello.

Responsabilidad Financiera

Tenemos que aceptar nuestra responsabilidad financiera, porque de lo contrario nunca aprenderemos de nuestros errores y los seguiremos repitiendo.

Mi único interés con este blog es y siempre ha sido promover cultura financiera. Es una responsabilidad que he adquirido conmigo mismo y con mi gente. Por ello tengo que decir las cosas como son. Tengo que decirle a la gente que se ha equivocado en sus decisiones. Tengo que decir lo que hicieron mal.

Sería mucho más fácil convertirme en un político y decir lo que la gente quiere escuchar: que los bancos son unos ladrones y nos chupan todo lo que ganamos. Claro que lo hacen, pero sólo porque nosotros se los permitimos. No comparamos y no consumimos de forma inteligente. Usamos el crédito como si fuera dinero adicional, nos acostumbramos a gastar de más hasta que la realidad nos alcanza.

Si no somos capaces de entender que nosotros hemos tomado malas decisiones, si no podemos aceptar nuestra propia responsabilidad financiera, no podremos nunca aprender y empezar a usar estas herramientas a nuestro favor.

Claro que hay muchos argumentos en contra de los bancos y desde luego ellos también promueven ese comportamiento entre los usuarios, porque les es más rentable. Claro que sus cobros son excesivos y que la diferencia entre las tasas activas y pasivas es de escándalo. Claro que nos ofrecen servicios de tercer mundo y que no evolucionan: estamos a años luz de países desarrollados.

No discuto nada de esto. Al contrario: lo critico igual que muchas personas. Me parece que el sector bancario en México tiene mucha cola que le pisen y es uno de los claros responsables del bajo crecimiento económico que tenemos como país.

Se vale culparlos de muchas cosas, pero no a costa de darnos cuenta de nuestros propios errores. No a costa de nuestra responsabilidad financiera, la cual como personas también tenemos que asumir.

¿Qué piensas acerca de la responsabilidad financiera?

Mini-Curso Gratis

Los seis pasos para alcanzar tu libertad financiera

Suscríbete gratis y recibe en tu correo el mini-curso "Los seis pasos para alcanzar tu libertad financiera"

100% libre de SPAM. Cancela cuando quieras. Powered by ConvertKit