Mencioné en el post anterior que desafortunadamente muchas personas invierten sin saber qué esperar. Sin conocer si su portafolio de inversión se está desempeñando de manera adecuada, o bien cuál es su rendimiento esperado.

Conocerlo es sumamente importante, particularmente en el largo plazo. Por ejemplo, si quieres planear tu retiro y determinar qué monto necesitas ahorrar cada mes para lograr tu objetivo, necesitas saber cuál es el rendimiento esperado de tus inversiones, tomando en cuenta tu tolerancia al riesgo.

Muchos me podrán decir que esto no es fácil, mucho menos en el largo plazo. Antes los Cetes pagaban 20%, ahora pagan 4% y se espera que sigan bajando. Lo mismo sucede con la bolsa. A veces ha generado plusvalías del 80% y hay años en los que ha bajado cerca de un 20%. ¿Cómo saber cuál es el rendimiento esperado de una inversión?

Conocer tu Rendimiento Esperado

En algunos casos es fácil conocer el rendimiento esperado de un instrumento. Por ejemplo, cuando uno invierte en Cetes a 28 días,  el rendimiento que obtendrá desde el principio. Lo mismo cuando uno invierte en pagarés bancarios.

Sin embargo muchas veces no es así. Incluso cuando hablamos de instrumentos de tasa fija.

Pensemos en un instrumento de largo plazo – por ejemplo, bonos a 20 o 30 años. Aunque pagan una tasa fija, uno por lo general no los conserva durante todo ese tiempo. Como expliqué en este post, los instrumentos de deuda pueden comprarse o venderse en el mercado durante su plazo, y su valor puede variar.

Entonces, si uno invierte en un portafolio diversificado, con instrumentos de deuda a diferentes plazos o bien con uno o varios fondos de inversión: ¿Cómo puede saber cuál es su rendimiento esperado?

¿Cuál es el Rendimiento Esperado de tu Portafolio?

El enfoque más común es tomar en cuenta el rendimiento esperado de los diferentes tipos de activos que incluye un portafolio, con base en datos históricos.

Aunque rendimientos pasados no garantizan rendimientos futuros, los datos nos dan una referencia de lo que han pagado, en el tiempo, las diferentes alternativas de inversión. El rendimiento esperado es un promedio ponderado de esos rendimientos y se expresa como un rendimiento anual.

Por lo mismo, al ser un promedio basado en la historia, este es un enfoque de largo plazo (no funciona para obtener el rendimiento esperado de un portafolio con horizonte de inversión a un mes). Pero sí para determinar el rendimiento esperado de un portafolio de inversión enfocado al retiro (plazos superiores a 10 años). Como siempre, recomiendo hacerlo tomando en cuenta rendimientos reales, es decir por arriba de la inflación.

El rendimiento esperado (anual) de los diferentes instrumentos de inversión que yo utilizo para hacer mis proyecciones es el siguiente (rendimientos reales, es decir por arriba de la inflación):

De esta manera si tú tienes un portafolio de inversión invertido 20% en Bolsa Mexicana, 10% en Bolsa Global, 30% en Deuda Corto Plazo y 40% en Deuda Largo Plazo, el rendimiento esperado de este portafolio estará entre el 2.8% y el 4% anual.

El Riesgo y el Rendimiento Esperado

Como mencioné antes, el rendimiento esperado es un promedio – y también es una expectativa. Pero los rendimientos son variables, particularmente cuando uno invierte en Bolsa hay años muy buenos y otros muy malos.

Por ello, el rendimiento esperado no significa que ese sea el rendimiento que vamos a obtener, necesariamente. Porque en toda inversión hay riesgos.

La desviación potencial que puede haber entre el rendimiento esperado, y el rendimiento que obtendremos, es lo que se conoce como riesgo. Si puede haber mucha diferencia entre el rendimiento esperado y el rendimiento potencial, entonces hay mucho riesgo. Si la diferencia es pequeña, se dice que el riesgo es bajo.

De manera intuitiva, riesgo es la volatilidad o variabilidad que puede haber en el rendimiento esperado.

El Rendimiento Esperado – Otro Enfoque

Otra manera de determinar el rendimiento esperado de una inversión, hacia el corto o mediano plazo, es con base en proyecciones financieras.

Por ejemplo, las áreas de análisis de las casas de bolsa determinan precios objetivos para las acciones, tomando en cuenta distintos supuestos. En el caso de instrumentos de deuda, los rendimientos esperados en el corto y mediano plazo pueden estimarse con base en las curvas de rendimiento – es decir en las tendencias que se observan en las tasas de interés de los diferentes plazos.

Entonces ¿Cuál es el rendimiento esperado de tu portafolio?