Hace algunos días leí en varios medios periodísticos, los resultados de una encuesta en la cual se mencionaba que la gran mayoría de los mexicanos van a utilizar su aguinaldo para pagar deudas. Esto me parece desafortunado ya en muchas ocasiones, es consecuencia de una mala planeación financiera personal.

El año pasado escribí en este espacio una serie de 5 Consejos para Aprovechar el Aguinaldo. Todos ellos son muy válidos y siguen vigentes. De hecho, el primero habla precisamente de ello: salir o por lo menos disminuir nuestras deudas.

Algunas personas me han preguntado qué es lo que yo voy a hacer con mi aguinaldo. A continuación con mucho gusto lo comparto.

Quiero aclarar que en mi caso tengo la gran fortuna de recibir un aguinaldo que es mayor a lo que marca la Ley (15 días de salario). Ello me da la posibilidad de utilizarlo en distintas formas, como sigue:

Deudas

Afortunadamente yo no tengo deudas de corto plazo. Cada mes pago el saldo total de mis tarjetas de crédito (por lo cual recibo todas sus ventajas pero no pago ningún interés por utilizarlas). Tampoco tengo créditos automotrices, pero sí tengo una hipoteca.

Entonces, voy a utilizar parte de mi aguinaldo para pagar una mensualidad adicional y de esta manera disminuir más de 4 meses de plazo (y ahorrarme una buena cantidad de intereses). Pronto tendremos un post invitado que hablará precisamente de ello. Un adelanto: es impresionante la cantidad de dinero que uno se puede ahorrar haciendo este tipo de pagos adelantados.

Aportaciones a mi plan de retiro deducible

Yo creo que una de las metas financieras más importantes es el ahorro para el retiro. Recordemos que nuestra vida laboral activa es alrededor de 40 a 45 años (desde los 20 – 25 años hasta los 65 años, en promedio). Pero tomando en cuenta que la esperanza de vida ronda los 85 años, esto significa que a partir de nuestro retiro, viviremos 20 años (sí, la mitad de nuestra vida activa) sin generar ingresos por nuestro empleo. Y son nuestros años dorados, que debemos disfrutar.

Por otro lado, debemos aprovechar las ventajas fiscales que existen en México respecto al ahorro para el retiro. Personalmente, por la manera como están compuestos mis ingresos, una parte de mi plan de retiro deducible se fondea mensualmente, y con mi aguinaldo complemento este ahorro para llegar al 10% de mi ingreso anual, que es el monto máximo que es deducible bajo el Art. 176 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (hay un tope).

Existen algunas maneras de deducir cantidades adicionales (por ejemplo, el Art. 218 de la misma Ley permite deducir hasta 152,000 pesos adicionales, bajo un esquema distinto). Aunque es un mecanismo recomendable para muchas personas, yo no contemplo utilizarlo por el momento (la construcción de mi plan financiero no lo contempla por varios motivos).

Pronto escribiré un post detallado sobre planes de retiro deducibles de impuestos.

Comprar algunos regalos de navidad

Una parte de mi aguinaldo la voy a utilizar en comprar algunos regalos de navidad para la familia (de hecho varios los he adquirido con anticipación). Pero siempre a la medida de mis posibilidades, y no más. El dinero es para disfrutarlo con la familia y para tener pequeñas recompensas. Para mí, esta época es parte de ella.

Donar

Creo que ayudar a los demás es una parte importante – todos debemos considerarlo a la medida de nuestras posibilidades. Siempre que hay colectas de la Cruz Roja, por ejemplo, trato de colaborar. En esta ocasión una parte pequeña de mi aguinaldo va a ir dedicada a alguna organización de caridad (aún no decido a cuál, pero será alguna institución que esté dedicada a la ayuda o educación de niños de comunidades marginadas).

Pues esto es lo que voy a hacer con mi aguinaldo. ¿Qué vas a hacer con el tuyo?