Quiero compartir en este espacio la pregunta de una persona que ha pagado un Seguro de Gastos Médicos Mayores en Inbursa durante más de 8 años. Nunca ha tenido que usarlo, pero se ha vuelto cada vez más y más caro. Él quiere cambiar de compañía, a pesar de que no puede dar su opinión sobre Inbursa porque nunca probó el servicio.

Agrega que lo que realmente ha pasado es que tiene a una pésima e incompetente agente de seguros: nunca le mandaba sus recibos, no le actualizaba listas de hospitales y médicos de convenio, y además nunca le explicó bien los beneficios de su seguro. Sólo le llama cuando hay que pagar, como ahora que le está cobrando la renovación de su póliza.

Me dice que pensándolo bien, quizá no valga la pena perder su antigüedad, pero tiene muchas dudas y quiere dejar de tener la sensación de que paga miles y miles de pesos sin obtener ningún beneficio a cambio.

Mi respuesta fue la siguiente.

Qué Hacer con su Seguro de Gastos Médicos

Me da gusto que no hayas tenido que usar tu seguro de gastos médicos, para eso precisamente es: para no tener que usarlo.

Pero aún así tienes que entender que tienes un gran beneficio: estás cubierto en caso de que tengas alguna enfermedad o accidente grave. Recuerda que el costo de los gastos médicos puede ser exhorbitante en México, y que muchas familias han perdido su patrimonio familiar e incluso han tenido que vender su casa, para pagar los gastos médicos de alguno de los miembros de la familia tras una enfermedad de consideración. Un seguro de gastos médicos evita este tipo de tragedias.

Ahora bien, sobre tu pregunta si debes o no cambiarte, tienes que saber que una de las cosas que ninguna compañía aseguradora cubrirá es lo que llaman “preexistencia”. La razón: porque ya existe, ya tienes esa enfermedad aunque no la hayas manifestado todavía. Entonces deja de ser un riesgo para convertirse en una certeza: nadie asegura a alguien que ya está enfermo, obviamente. Es decir, te excluyen lo que hoy ya tienes.

Por otro lado, recuerda que también los seguros de gastos médicos incluyen periodos de espera para ciertos padecimientos.

Por eso no es fácil cambiarse de compañía y muchas veces no es conveniente. Pero no te desanimes, aún así tienes muchas opciones para que tu seguro de gastos médicos pueda salirte más barato y estés mejor atendido, las cuales ennumero a continuación:

  1. Primero, cambia de agente de seguros por alguno que sea de tu confianza y que verdaderamente te asesore. Esto es lo más importante. Un buen agente de seguros realmente da un valor agregado que muchas veces es inconmensurable.
  2. Puedes subir el deducible de tu seguro – esto puede hacerte ahorrar un buen porcentaje de tu prima. Recuerda que este tipo de seguros es para eventos realmente caros, por lo que te conviene tener la suma asegurada lo más amplio que puedas (incluso ilimitada) pero también un deducible relativamente alto.
  3. Puedes comprar un “exceso” en otra compañía, para ir haciendo antigüedad. Muchas otras aseguradoras ofrecen pólizas en “exceso” – es decir, por arriba de tu límite de cobertura actual. Supón que la suma asegurada que tienes en Inbursa sea 1 millón de pesos – puedes comprar en otra aseguradora una cobertura adicional, a partir de ese millón (sería tu deducible) hasta sin límite. Esto te permite ir haciendo antigüedad con otra aseguradora – y muchas de ellas te permiten, posteriormente, “bajar” tu deducible al que tienes en Inbursa. Esto sería equivalente a irte cambiando de compañía, pero de una forma más inteligente ya que vas haciendo historia y vas consumiendo los “periodos de espera” que maneje la nueva aseguradora. Es importante mencionar que tienes que comparar opciones, no sólo de precio sino de coberturas e incluso la reputación de la compañía.
  4. Si realmente estás muy sano (hazte exámenes médicos) y no tienes ningún problema de salud, y además estás dispuesto a cubrir tus periodos de espera, pues puedes buscar otras compañías, siempre que estés consciente de lo que menciono arriba y quieras correr este riesgo. Nuevamente te recomiendo comparar muy bien las distintas opciones, para que tomes una decisión inteligente.

¿Cuentas con un Seguro de Gastos Médicos Mayores?