Siempre he insistido en el punto más importante en nuestra Planeación Financiera Personal, es tener muy bien claras y definidas nuestras metas y objetivos, y que éstas estén en línea con nuestros valores. Las metas nos señalan el destino: hacia dónde queremos ir. Nuestra situación financiera actual es nuestro punto de partida. El Plan Financiero nuestro mapa: el camino que trazamos para alcanzar esas metas.

Sin embargo, todos sabemos también que en el camino hay muchas cosas que nos distraen, y que literalmente nos hacen salirnos de él. Esto es muy común y nos sucede a todos. Pero desafortunadamente, pocos son los que tienen la disciplina para volver a entrar en la senda correcta.

Esto no es exclusivo de nuestras Finanzas Personales, sino que sucede en otros aspectos de nuestra vida. Todos tenemos una vida ocupada con toneladas de cosas que hacer durante el día. Nunca parece haber tiempo suficiente para hacer las cosas que verdaderamente queremos hacer, sino las que tenemos que hacer. Por eso hay que aprender a poner primero lo primero.

Algunos autores, como Stephen Covey

y Bob Clyatt
mencionan que la forma de lograrlo es mediante una adecuada planeación que nos permita dar prioridad a las cosas que verdaderamente queremos hacer.

Primero lo Primero

La forma como lo explican es la siguiente:

Imaginemos que nos dan un frasco, unas varias piedras relativamente grandes, y varios puñados de arena. Nuestra meta es llenar este frasco sin que nos quede fuera nada. Si primero ponemos toda la arena dentro del frasco, y luego intentamos meter las rocas, seguramente no cabrían todas. Una buena parte del espacio en el frasco estaría ya ocupado por la arena.

Pero si por el contrario metemos todas las rocas primero, la arena se deslizaría en el espacio vacío entre ellas y de esta manera podríamos hacer que cupiera toda en el frasco.

Claramente, las piedras significan lo que verdaderamente queremos hacer. La arena son las cosas que tenemos que hacer durante el día. Por eso hay que poner primero lo primero.

Pues bien, la mayoría de las personas planean sus actividades de una manera equivocada: primero meten la arena en el frasco. Llenan su agenda con las cosas que tienen que hacer, y luego ven si queda tiempo para lo que realmente quieren hacer. Desde luego, nunca queda tiempo suficiente para todo.

El secreto está en llenar nuestra agenda primero con las cosas que realmente queremos hacer. Y planear nuestras demás actividades después, en el resto del espacio que quede disponible en nuestra agenda. Es decir: poner primero lo primero.

Claramente, podemos aplicar el concepto de primero lo primero en distintos aspectos de nuestras Finanzas Personales. Por ejemplo, muchas personas utilizan el enfoque incorrecto para ahorrar. Hacen un presupuesto tradicional, planean sus ingresos y sus gastos, y toman la diferencia como su meta de ahorro en el mes. Es decir, el ahorro es “lo que sobre”.

De ahí la importancia del concepto de pagarse primero a uno mismo: es decir, poner primero la rocas. Planear primero nuestro ahorro, en función de las metas que nos hemos definido. Y separar ese monto como el primer gasto que tenemos que hacer tan pronto recibimos nuestro ingreso – como la factura más importante que tenemos que pagar, antes incluso que la renta o la hipoteca.

Es decir, primero separar el monto que uno quiere ahorrar y luego planear nuestros gastos (la arena) en función de lo que sobra. Primero lo primero.

La herramienta que yo utilizo para poner primero lo primero y que me ha ayudado a lograrlo más que ninguna otra, es You Need a Budget. Lo valioso es la metodología que está detrás (las cuatro reglas que se describen en su página), que son verdaderamente poderosas y que uno debe aprender. El software es una herramienta poderosa que nos facilita la implementación de esas reglas en nuestra vida cotidiana. Los resultados son verdaderamente notables.

Cuando nos hemos salido del camino (a todos nos pasa), es importante hacer una pausa y volver a lo esencial: a nuestras metas y objetivos. Si verdaderamente están alineadas con nuestros valores, ellos nos darán la fuerza para comenzar de nuevo. Siempre podemos aprender de nuestros errores, y comenzar de nuevo. Contaremos ahora con la experiencia adquirida que nos permitirá hacerlo mejor y poner primero lo primero.

Para los lectores que quieren aprender más acerca del concepto Primero lo Primero, les recomiendo leer los libros de Stephen Covey

: First Things First
, traducido al español como Primero Lo Primero
.

O bien, el excelente libro de Bob Clyatt

: Work Less, Live More: The Way to Semi-Retirement

¿Pones primero lo primero en tu vida?