Hoy en Twitter hice algunos comentarios acerca del desempeño reciente del IPC, y mencioné las razones por las que pienso que este no es el mejor momento para entrar a la bolsa. Un seguidor (@npseguros – síganlo) me comentó que sería bueno que escribiera un post al respecto, lo cual hago con mucho gusto.

Nunca me ha gustado escribir «pronósticos» sobre el mercado ya que yo soy creyente de aplicar una metodología disciplinada de inversión. Además, uno de los diez conceptos fundamentales de inversión que siempre debemos tener en mente, nos indica: No trates de buscar el «Momento Ideal» para Entrar o Salir. Por otro lado, la historia ha demostrado que los que hacen «pronósticos» terminan siempre por explicar por qué no se cumplió lo que habían predicho. Y es normal: en todo modelo hay variables y supuestos que en ocasiones no se cumplen. Por ello siempre es importante entender esos supuestos – entender por qué alguien está afirmando o negando algo.

En fin, podría parecer que estoy incumpliendo mis propias reglas, y que el hecho de dar algunos puntos de vista va en contra de esa metodología disciplinada en la que tanto he insistido. Pero en realidad no es así – lo que comento a continuación es únicamente un razonamiento sobre el mercado actual y no una sugerencia de comprar o vender. Siempre hay que seguir nuestra metodología – esa es la clave del éxito. Pero para quien está pensando en invertir por primera vez, o incluso a manera de ilustración de algunos «conceptos» del mercado, creo que la reflexión es adecuada.

¿Por Qué No es Momento Para Entrar a la Bolsa?

Mi percepción de que no es el mejor momento para entrar al mercado de valores se fundamenta en las siguientes observaciones:

1.
Varios indicadores técnicos ubican al IPC en indicadores de «sobrecompra extrema». Por otro lado, el índice ya muestra un amplio diferencial de cerca del 5% con respecto a su promedio móvil óptimo.
La historia nos indica que estas medidas extremas no permanecen mucho tiempo, estas brechas eventualmente se cierran y por lo tanto es de esperarse una corrección. Es decir, el riesgo de entrada al mercado, a estos niveles, es mayor, simplemente por lo señalado. Esta para mí es una razón importante para esperar.

Ahora bien, es importante mencionar que esa corrección, aunque se va a dar eventualmente, puede no darse pronto. Además, una corrección no necesariamente implica una baja en el mercado – recordemos que una corrección puede darse de dos formas: en monto o en tiempo.

Una corrección en monto implica una baja en los mercados – para salir de la sobrecompra y además para cerrar el diferencial con respecto a su promedio móvil óptimo. Pero también puede darse en tiempo, lo que suele implicar un periodo de lateralidad que estabilice esos indicadores.

2.
El IPC ha subido significativamente en los últimos días. OJO: esto por sí solo no significa nada, recordemos no debemos confundir nunca precios con valuaciones, como bien lo ha señalado Carlos Ponce en sus libros y en el seminario ¿Cómo Invertir en Bolsa? que reseñamos hace poco en este espacio.

Pues bien, resulta que la valuación actual del índice, medida por el múltiplo FV/Ebitda es de casi 8x (con datos estimados a 2011) y alrededor de 10x (con datos conocidos a la fecha) – lo cual es bastante mayor a su «promedio» – aunque ciertamente todavía está lejos de sus niveles máximos. Aún así, está en el rango alto.

De igual forma la bolsa podría permanecer «cara» por un largo tiempo – ya ha pasado – o podría abaratarse si las empresas que cotizan en ella superan su crecimiento estimado. De nuevo, nadie lo sabe. Aún así el hecho de que se encuentre a niveles bastante arriba de su «promedio» hace suponer que el riesgo de entrar en este momento es mayor.

No hay que olvidar sin embargo que en este momento hay un exceso de liquidez en el mercado, así como un mucho mayor apetito de riesgo por el hecho de que las tasas de interés a nivel internacional están en niveles muy bajos. Y esto podría hacer que la corrección no se de y que por el contrario haya un efecto contrario: que el mercado siga a la alza. Esto sólo implicará riesgos mayores a menos que, como digo, los resultados de las empresas crezcan por arriba de estimados y los múltiplos a los que cotiza el mercado se abaraten como consecuencia.

Si no es momento para entrar a la bolsa ¿Qué hacer?

Todo depende de la metodología que estemos aplicando para invertir: como mencioné la clave es aplicarla de manera disciplinada. Si estamos siguiendo, por ejemplo, la estrategia de comprar y mantener, hay que hacerlo. Si estamos promediando costos, hay que seguirlo haciendo también.

Si estamos utilizando una estrategia activa en donde hemos seleccionado algunos indicadores técnicos que nos dan una señal de salida: hagámoslo. Si estamos siguiendo la estrategia del promedio móvil, ésta nos sigue arrojando una señal de permanecer dentro del mercado, aunque si éste sigue subiendo, se generaría una señal de «venta especulativa» que nos sugiere tomar utilidades hasta por un 30% del valor de nuestra cartera.

¿Crees que es momento para entrar a la bolsa?