En varios países es práctica común de las empresas más fuertes, ofrecer planes de pensiones para sus empleados. Esta es una prestación muy importante que realmente contribuye a incrementar nuestro patrimonio de manera considerable. Pero que pocos aprovechan correctamente.

¿En qué consisten los planes de pensiones?

Los planes de pensiones muchas veces son ofrecidos como un complemento a la seguridad social, dadas las bajas tasas de reemplazo que existen en los distintos países.

La tasa de reemplazo es la proporción que recibirás de tu último salario, a manera de pensión. Por ejemplo, cuando se dice que la tasa de reemplazo es del 40%, significa que cuando obtengas tu pensión, recibirás el 40% de lo que ganabas antes de tu jubilación.

En México por ejemplo, para salarios medios y altos la tasa de reemplazo será menor al 35%. Claramente para muchas personas esto no será suficiente para sobrevivir, por lo cual se vuelve imprescindible complementarla con otro tipo de ahorros, como los planes de pensiones de las empresas o bien planes personales de retiro que cuenten con un estímulo fiscal.

¿Cómo funcionan los planes de pensiones de las empresas?

Desde luego hay una gran cantidad de planes de pensiones distintos, pero en general las empresas complementan el ahorro del empleado, hasta un cierto porcentaje de su sueldo.

Es decir: el empleado elige qué porcentaje de su sueldo quiere ahorrar y la empresa contribuye con un porcentaje igual (hasta un límite que normalmente es entre el 4 y 5% del salario, aunque en ocasiones depende del nivel de sueldo de la persona).

Por lo cual, al participar en estos planes, obtenemos automáticamente dinero gratis – aportado por la empresa – que de otra manera no veríamos. Sólo lo podemos obtener si nosotros ahorramos.

Para dar un ejemplo, si nosotros ahorramos un 5% de nuestro sueldo cada mes, y la empresa pone otro 5%, esto se convierte en un 10% de nuestro sueldo que puede crecer de manera significativa ya que en muchos casos, los rendimientos generados por estos planes son exentos de impuestos. Además el monto que pone la empresa no se considera un ingreso acumulable para los empleados, en otras palabras, se recibe libre de impuestos (aunque al momento de la jubilación las aportaciones de la empresa más sus rendimientos pueden estar sujetos a impuestos).

Finalmente, muchas empresas ofrecen diferentes alternativas de inversión dentro de sus planes de pensiones, brindando al empleado elegir la combinación que más se adapte a sus necesidades.

¿Tu empresa ofrece planes de pensiones?