Este es un post de invitados en Planea Tus Finanzas.com – Si estás interesado en participar y escribir un artículo (o más) en esta página, consulta los requisitos aquí.

mis-planes-de-jubilacion

Mis Planes de Jubilación

Por FinanzasPersonalesParaTodos.com

Me quedan 34 años para jubilarme… o por lo menos para llegar a los 65 años, edad de jubilación en el Perú. Suena a tanto tiempo que planear para ese evento sería un desperdicio de energías, ¿verdad? Sin embargo, aunque la mayoría de nosotros pueda pensar así, para mí suena a la oportunidad perfecta: planear y ejecutar las acciones necesarias para llegar a ese momento inevitable en una situación financiera ideal.

Ojo, hay ciertas cosas que deben quedar claras antes. Primero, los 65 años de hoy y seguramente de los próximos años, siguen siendo una edad productiva para una persona que se encuentra en buen estado de salud. De ninguna manera marca un hito del momento en el que la persona tiene que dejar de lado todas sus actividades y dedicarse al reposo. Además, no hay nada escrito en piedra sobre esa edad. El panorama en varios países viene cambiando y las edades de jubilación empiezan a prolongarse, cosa que no debería de sorprendernos si se da en el futuro en Latino América.

Sin embargo, es cierto también que es una edad en la que podemos experimentar múltiples cambios. Podemos dejar nuestro trabajo porque las leyes así lo exigen, perdiendo el ingreso principal que nos permitía sostener un determinado estilo de vida. Podemos también enfrentar un debilitamiento de nuestra salud, que podría ocasionar incrementos paulatinos en nuestros gastos de visitas al doctor y medicinas. En resumen, es una edad que podría eventualmente marcar cambios relevantes en nuestra estructura regular de ingresos – egresos y golpear nuestra posición financiera de cara al futuro.

Los 34 años que tengo por delante son un período crítico. Tengo que asegurarme de cumplir múltiples objetivos y hacerlos convivir en el tiempo. Sí, tengo que costear un determinado estilo de vida actual y una serie de gastos cotidianos vinculados a él. También tengo que asegurarme de adquirir los activos que me permitan consolidar mi situación financiera y tener satisfechas todas mis necesidades de vivienda y transporte, entre varias otras. Pero no puedo dejar de lado esa planificación de largo plazo que me permitirá jubilarme y no tener que preocuparme más por mi situación financiera a partir de ese momento.

Al fin y al cabo, los beneficios de una vida de esfuerzo y sacrificios deben de gozarse y extenderse durante la jubilación. Y la tranquilidad de haber trabajado con miras a una jubilación financieramente sana y responsable puede ser una de las mejores ideas que alguien pueda tener. Estos 34 años me van a permitir tener claridad sobre qué necesito para el día de mi jubilación, me van a ofrecer la oportunidad de aportar con calma para alcanzar dicho objetivo y me van a favorecer con los beneficios acumulativos del interés compuesto y la rentabilidad de mis inversiones. Es decir, el tiempo será mi aliado y los 65 años serán motivo de celebración.

Este post es una colaboración de FinanzasPersonalesParaTodos.com, página web dedicada a la difusión de cultura financiera. Encuéntralos en http://finanzaspersonalesparatodos.com o ponte en contacto a través del correo [email protected]