Confieso que al establecer mis metas para el 2011, estuve a punto de romper una de las reglas que escribí en el post anterior: concentrarnos en lo que verdaderamente queremos lograr. Y es que hay tantas cosas que quiero hacer: tantos objetivos que alcanzar. Pero entiendo que debo enfocarme en lo que es más importante para mí.

Por ello, logré recortar la lista de manera significativa. De cualquier manera, me estoy excediendo un poco de las dos o tres metas que recomendé: estoy planteando cinco. Esto no quiere decir que me vaya a olvidar de las demás cosas que me gustaría alcanzar. Simplemente que me debo concentrar en esas cinco, en las que no puedo fallar porque son demasiado importantes.

Esta es también la primera vez que comparto mis metas personales con todos mis lectores. Esto significa que los estoy eligiendo como mis compañeros en el camino, como mis “accountability partners” (espero que me echen porras). En este sentido, iré reportando aquí mis progresos de manera periódica, así como los tropiezos que vaya encontrando en el camino. Es un gran compromiso, sin duda alguna.

He escrito mis cinco objetivos principales para 2011 tomando en cuenta las reglas marcadas en el post publicado ayer.

A continuación mis cinco metas para el 2011:

Meta 1

Para febrero de 2011 habré entregado mi trabajo de titulación. Una meta pospuesta por mucho tiempo, por varias razones. Pero que he retomado y que estoy a punto de lograr.

Meta 2

Para diciembre de 2011 deberé haber maximizado mis contribuciones para el retiro, de la siguiente manera:

  • Habré aportado el monto máximo deducible a mis planes sujetos al Art. 176 LISR.
  • Seguiré con las contribuciones al plan de pensiones de mi compañía, hasta el monto máximo que iguala mi patrón.

Meta 3

Para diciembre de 2011 deberé haber aportado la cantidad total planeada este año para el fondo de educación de mi hija.

Confieso que las metas 2 y 3 son una continuación de mi plan financiero de largo plazo. Son relativamente fáciles de cumplir porque ya lo he hecho antes y además, en su mayoría, están en “piloto automático”. Esto significa que:

  • El plan de pensiones de mi compañía es descuento por nómina.
  • Una parte de lo que aporto a mis planes de retiro deducibles se carga en automático a mi tarjeta de crédito. Y el resto va con una parte de mi aguinaldo.
  • El fondo de educación de mi hija me lo cargan cada mes de manera automática a mi cuenta de cheques.

Esto, sin duda alguna, ayuda muchísimo.

Meta 4

Para diciembre de 2011 deberé haber hecho aportaciones adicionales (anticipos de capital) a mi crédito hipotecario equivalentes a tres mensualidades. Esto me permitirá reducir, aproximadamente, un año de plazo.

Meta 5

Para diciembre de 2011 deberé haber bajado por lo menos 10 kilos de peso y deberé estar haciendo por lo menos 6 horas de ejercicio a la semana.

¿Qué opinan de mis metas? ¿Cuáles son las suyas?