Hace tiempo les conté acerca de las características de CetesDirecto. En ese momento abrí mi cuenta y comencé a invertir algunos pocos pesos para probar el servicio. Pueden encontrar mi reseña aquí.

Desde ese momento he tratado de ir añadiendo poco a poco dinero en esta cuenta, no demasiado porque no puedo. Pero trato de depositar aunque sean 100 pesos a la semana, para hacerla crecer. Es impresionante lo que se logra de poquito en poquito.

Lo que hago para invertir en CetesDirecto es sencillo:

  • Compré una alcancía (un cerdito de plástico) pequeña en donde guardo todas las monedas de 10 pesos que me llegan. Cuando pago algo en efectivo y me dan cambio, si hay monedas de 10 pesos las separo y van directo a la alcancía. Con esto, aunque no lo crean, en dos o tres meses se llegan a juntar cerca de 1,000 pesos.
  • Cada semana trato de depositar lo que puedo, para ir comprando de manera escalonada los diferentes instrumentos a los distintos plazos. En este sentido, a veces deposito 100 pesos, a veces 500 o a veces nada. Este dinero lo saco de mi presupuesto para “gastos personales” – es decir como comúnmente se dice, el dinero que separo para “mis chicles”.

Con esta forma de ahorrar para invertir en CetesDirecto mi portafolio ha ido creciendo, poco a poco, y estoy muy contento ya que es un ahorro con el que antes no contaba, adicional y sin mucho esfuerzo de mi parte, casi sin sentirlo. Lo estoy viendo como un patrimonio a largo plazo ya que en mi portafolio hay de todo: desde Cetes a 28 días hasta Udibonos a 30 años – que vencerán incluso cuando ya esté retirado. Esto por la gran ventaja de que el monto mínimo sean 100 pesos para Cetes, 130 para Bonos y 500 para Udibonos – es fácil comprar de repente instrumentos a diferentes plazos y tener un portafolio bien diversificado y escalonado con muy poquito dinero.

Claro, este es un portafolio que yo veo a largo plazo. Esta cuenta la tengo para experimentar o ver cuánto puedo juntar desde aquí hasta el final de mi vida productiva, con pequeños ahorritos de este tipo (la clave es la constancia). Claro, tengo una estimación inicial pero como no ahorro lo mismo cada semana y hay veces que no puedo, nunca será muy exacto.

Esta manera de invertir en CetesDirecto es como un pequeño experimento: pero tengo la sospecha que por el tiempo que me falta, llegaré a juntar una cantidad importante que complementará mis otros planes de retiro. De momento pienso utilizar este dinero para viajar cuando me retire, conocer aquellos lugares en los que sueño y a los que no he podido ir, o visitar aquellos que me apasionan. Y de esta manera no utilizar dinero de ninguno de mis planes de retiro, mi Afore o mi pensión (si es que recibo alguna, nadie puede garantizar que el IMSS siga operando con los problemas financieros que tiene, pero ojalá esto jamás suceda ya que es un pilar fundamental en México).

Desde luego sé que a pesar de que tengo Udibonos que vencerán hasta el 2041, podría venderlos antes aunque no es la idea (es lo único que tiene costo en la plataforma, y es básicamente para evitar la especulación dentro de la misma – ese costo es el 1% del valor del título ese día, más el IVA correspondiente).

Ahora bien, cuando les platiqué de CetesDirecto por primera vez, comenté que el sistema tenía algunos problemas y no era muy estable. Pues estoy contento de que ha ido mejorando de manera significativa con el tiempo. Ya casi no he tenido ningún problema para entrar al portal. Y además se han ido incorporando nuevas funciones que son muy útiles y agregan valor: compras domiciliadas, reinversión automática y acaban de incorporar ahorro recurrente. Particularmente las utilizo, todas ellas.

En el siguiente post les hablaré detalladamente de estas nuevas funciones, y posteriormente les comentaré algunas áreas de oportunidad que todavía veo dentro de CetesDirecto.

¿Cuál es tu experiencia de invertir en CetesDirecto?