Alicia comenta que en agosto de 2009 solicitó un crédito automotriz de Banorte con un monto de 150,000 pesos aproximadamente, a un plazo de 48 meses con una tasa fija del 13.5 %. En los papeles que firmó se estipula que si abonaba a capital reduciría plazo y pago.

Su duda es si es conveniente abonar a capital alrededor de 30,000 pesos en el mes de abril siendo que para esas fechas tendria menos del año con el crédito (solo ha pagado 7 de 48 mensualidades). Ella ha escuchado que el primer año solo paga intereses, y que por eso no es conveniente hacer pagos anticipados, sino que es mejor hacerlo después del año. Quiere saber qué hacer, si se espera hasta septiembre para abonar a capital o si lo hace ahora en abril.

Alicia, recuerda que los intereses en un crédito automotriz, son sobre saldos insolutos.

Es decir, si hoy debes 150,000 pesos, pagas intereses sobre ese monto. Si abonas 30,000 pesos a capital, entonces tu deuda se reduciría a 120,000 pesos y los intereses los pagas sobre ese monto.

Por lo tanto, SÍ te conviene ABONAR a capital lo antes posible: reduces tu deuda y además ahorras en intereses.

Ahora bien, como bien dices, al principio de un crédito, la mayor parte de tu mensualidad se destina apagar intereses.

Es decir, si debes 150,000 pesos, aplicando una tasa de interés de 13.5% (anual), los intereses que pagas al mes son 1,687.50. Si tu mensualidad es, supongamos, de 2,000 pesos, entonces de estos 2,000 pesos que pagas, 1,687.50 se van a intereses, y sólo 312.50 se van a capital.

Al siguiente mes tu deuda sería 149,687.50 (los 150,000 que debías, menos los 312.50 que pagaste de capital). Entonces, tus intereses de ese mes son 1,683.98. Cuando pagas tu mensualidad de 2,000 pesos, pagas 1,683.98 de intereses, y 316.02 a capital, y eso reduce tu deuda para el siguiente mes a 149,371.48

Pero si abonas 30,000 pesos a capital, tu deuda se reduce, de golpe y porrazo, a 120,000 pesos.

Entonces, para tu siguiente mensualidad, tus intereses de ese mes van a ser sólo de 1,350 pesos y pagarás a capital 650 pesos (más del doble de lo que pagabas a capital antes). Esto permite reducir tu deuda más rápido.

Cuando firmaste el crédito te debieron haber entregado una tabla de amortización, en donde se indica el monto de tu mensualidad, los intereses del mes, y lo que pagas con esa mensualidad a capital. Si no la tienes, pídela.

En conclusión, SÍ te conviene abonar a capital, y SIEMPRE es mejor hacerlo al principio, porque de esta manera ahorras en intereses, y terminas pagando mucho menos y más rápido.