La libertad es sin duda uno de los valores más importantes. Cuando pido a las personas que hagan una lista con sus valores más profuntos, es también el más recurrente.

A veces me he puesto a pensar si eso significa que en realidad mucha gente valora su propia libertad, o si más bien la anhela porque es algo que no ha podido alcanzar.

¿Qué es la Libertad?

Existen muchas definiciones, pero para mí es muy simple: libertad es tener capacidad de decidir. Pero esa capacidad se puede manifestar de diferentes maneras:

  1. Libertad significa estar dispuestos a medir las consecuencias de nuestras decisiones, y asumirlas.
  2. Libertad es estar dispuesto desafiar las barreras que nos hemos impuesto, romper paradigmas, pero también aceptar y valorar nuestras propias limitaciones como seres humanos. Y no, no es una contradicción.
  3. Libertad es la posibilidad de crear.
  4. Libertad implica llevar nuestras decisiones a un ámbito en el cual no sólo nos satisfagan como individuos: también beneficien a la sociedad. Libertad es crear sinergias con otros.
  5. Libertad no sólo es poder alcanzar la felicidad: también es saber distinguirla.

En el mundo en el cual vivimos, libertad también significa tener la capacidad económica que necesitamos para poder decidir. Eso es lo que llamamos libertad financiera.

¿Para Qué Quieres Libertad Financiera?

Muy poca gente en este mundo nace, desde luego, con libertad financiera. Con recursos que sus padres o antecesores lograron forjar. Los demás tenemos que construirla para nosotros, y la forma como podemos hacerlo es a través de la planeación financiera personal, que nos permite destinar nuestros recursos hacia el logro de los objetivos que nos hemos trazado.

Muchas personas quieren tener libertad financiera para lograr lo siguiente:

  • Libertad para tener una vivienda propia. Nuestra casa o departamento es el centro de un hogar. Es donde transcurre nuestra vida. Tener la libertad de tener una vivienda propia es hacer nuestro este sueño de felicidad que todo ser humano tiene: brindar un hogar a la familia donde haya amor, donde se sueñe, donde se viva, donde nuestros pequeños se desarrollen. Además, una vivienda propia constituye un patrimonio familiar importantísimo.
Y tú: ¿Para Qué Quieres Libertad Financiera?

 

Mini-Curso Gratis

Los seis pasos para alcanzar tu libertad financiera

Suscríbete gratis y recibe en tu correo el mini-curso "Los seis pasos para alcanzar tu libertad financiera"

100% libre de SPAM. Cancela cuando quieras. Powered by ConvertKit