Los vaivenes de la vida permanecen todo el tiempo. Algunos de ellos son pequeños, pero muchos otros son enormes y tienen consecuencias importantes.

Estos vaivenes muchas veces representan cambios importantes en nuestra vida cotidiana, a los que nos tenemos que adaptar. Claro: algunos cambios son muy positivos, pero otros llegan a veces en circunstancias muy difíciles.

Los vaivenes de la vida causan siempre impacto a nuestras finanzas personales.  ¿Cómo manejarlos?

Las Finanzas Personales y los Vaivenes de la Vida

A continuación algunos consejos:

  1. Tener una condición financiera sana. Mientras mejor están nuestras Finanzas Personales, mejor preparados estaremos para enfrentar los vaivenes de la vida. Por ejemplo, para una pareja que está al borde de la bancarrota, un embarazo puede resultar fatal. En cambio para un matrimonio sin deudas, una bendición.
  2. Adaptarnos. Aunque nuestras Finanzas Personales estén en orden, enfrentar con éxito los vaivenes de la vida requiere que revisemos no sólo nuestra situación, sino también nuestros objetivos. Los cambios importantes pueden afectar nuestro patrón de gastos, o nuestra generación de ingresos. Incluso nuestra capacidad para afrontar los diferentes riesgos que existen en la vida.
  3. No tratar de detener o retrasar los vaivenes de la vida. No subestimemos lo que nos puede llegar a pasar. En ocasiones, la negligencia puede ser fatal. Lo cierto es que la vida no espera, y el tratar de detener lo inevitable distrae los esfuerzos de aquello que de verdad importa.
  4. Aprender a manejar nuestras emociones. Las personas tomamos decisiones por impulso: los seres humanos somos emocionales. Esto es lo peor que podemos hacer, tratándose de nuestro dinero. Uno siempre debe tomarse el tiempo de informarse, analizar la situación con calma y desprenderse de sus sentimientos. Esto desde luego no es fácil, pero una de las formas más fáciles de lograrlo es por medio de la propia educación.