En el post de ayer les conté acerca de lo importante que es la inclusión financiera en una sociedad, y compartí mi punto de vista acerca de por qué los esfuerzos realizados no han rendi los frutos esperados. Hoy quiero hablarles acerca de la bancarización.

¿Qué es la Bancarización?

Podemos decir que la bancarización es el grado de uso del sistema financiero en las transacciones entre personas y empresas. El grado de bancarización en un país se suele medir como la razón que existe entre los depósitos bancarios, y el producto interno bruto. En un país como México, donde existe una concentración de la riqueza tan importante, este indicador de bancarización puede no resultar demasiado bajo, comparado con otros países. Sin embargo, si excluyéramos los depósitos de las familias más ricas de nuestro país, la cifra que obtendríamos sería muy diferente.

¿Cómo se logra la Bancarización?

Pues simplemente, la bancarización se logra incorporando a más personas dentro del sistema financiero – es decir, que más gente tenga acceso a una cuenta bancaria como un mecanismo para administrar sus recursos (y para ahorrar).

En realidad, los esfuerzos de bancarización han sido muchos y se ha logrado un gran avance principalmente debido a:

  1. Las cuentas de nómina.
  2. El uso de monederos electrónicos para repartir programas sociales.

Sin embargo, a pesar de estos avances, aún queda mucho por hacer en materia de bancarización, principalmente en medios rurales.

Limitantes de la Bancarización en México

Como comenté en mi post anterior, me parece que la principal limitante es el costo al que se brindan estos servicios, y el hecho de que la gente no percibe ningún beneficio por utilizar los servicios de un banco. Por el contrario: existe un cierto temor y una desconfianza hacia estas instituciones.

Aún hoy, mucha gente se queja de las cuentas de nomina porque practicamente son obligatorias y en algunas ocasiones les cobran comisiones o bien les quitan su dinero porque se retrasaron en el pago de su tarjeta de credito – y en esto hay muchos abusos. Aunque el banco tenga derecho por contrato a hacer el cargo automático, muchas veces no retiran únicamente el pago minimo sino todo el dinero de la nómina. Además hay bancos que lo hacen aunque la gente ya se haya puesto al corriente.

Uno de los esfuerzos recientes de Bancarización es la banca móvil, particularmente las cuentas Transfer que se empiezan a ofrecer con Banamex o Inbursa – exclusivamente a través de Telcel.

Esta exclusividad y el hecho de que las autoridades la permitan me parece grave: no se hizo un esquema universal que pudiera funcionar con cualquier operador telefónico – y esto puede pensarse que desde el Gobierno se favorece a esta empresa que funciona casi como monopolio (por lo menos tiene un poder dominante en el mercado).

Este sistema permite que cualquier persona con un teléfono celular, pueda contratar una cuenta bancaria ligada a su número telefónico para realizar operaciones de bajo monto. La idea parte del hecho de que la cobertura en México de Telefonía Celular es cercana al 100% – prácticamente toda la gente, de acuerdo con cifras oficiales, hoy en día tiene un teléfono de este tipo. Entonces, se utiliza esto para lograr una mayor bancarización, lo cual es una decisión inteligente. El servicio se basa en mensajes de texto, tomando en cuenta que este es el servicio de telefonía celular más utilizado.

Pienso sin embargo que tiene un grave problema: además del costo de enviar un mensaje de texto, que en sistemas de prepago es muy alto, los bancos cobran un peso cada vez que uno envía dinero a otra persona.

Yo puedo comparar eso con el envío de dinero a través de PayPal, que es totalmente gratuito para la gente. También lo puedo comparar con la cuenta de nómina que manejo, la cual no me cobra ninguna comisión, ni siquiera cuando hago una transferencia SPEI a alguien. El problema de esa cuenta es que exige un saldo mínimo alto – aunque en este momento como beneficio temporal no requiero mantenerlo. Puedo unirle una cuenta Transfer pero, paradójicamente, si lo hago, sí pagaría comisión por enviar dinero a alguien a través del celular, cuando por internet a través del portal de mi banco es gratis.

Por otro lado, aunque es cierto que ya muchísimas personas tienen celular y que utilizan mucho mas los mensajes de texto que las llamadas, el esquema se percibe como poco transparente por la gente.

Por ello, aunque es una gran idea, me parece que las cuentas Transfer, por lo menos en su versión actual, no ayudarán de manera trascendente a lograr una mayor bancarización.

La Bancarización y la Economía Informal

En México mucha gente prefiere evitar el sistema financiero por temas de impuestos. La gran mayoría de las personas – y muchas empresas – facturan únicamente los pagos que reciben con tarjeta de credito o debito. Lo que reciben en efectivo muchas veces hacen de cuenta que no pasó por ahí, para evadir impuestos.

En México uno se sorprendería de ver cómo muchas empresas “formales” en realidad manejan muchas cosas de manera “informal”. Empresas de seguridad privada que piden cheque a nombre de una persona fisica, o que te cobran menos si les pagas en efectivo. Empresas de transporte de maquinaria pesada que reciben pagos altos en efectivo, y que de la misma forma pagan a sus empleados para no dejar registro de operaciones. O bares y centros nocturnos que manejan muchas transacciones fuera del sistema financiero.

Y no se diga la economia informal, donde todo se maneja en efectivo y la gente prefiere evitar los bancos para no pagar IDE o temas por el estilo. Porque esta gente aunque se piense que no paga impuestos, en realidad si los paga en forma de mordidas, “derechos de piso” y otras cosas. Y es una corrupción que no se puede evitar porque para ellos es la diferencia entre comer y no comer, ante la falta de oportunidades en el sector formal.

La bancarización en México es sin duda un tema complejo. Me gustaría saber tu opinión.