Invierte el 15% de tu ingreso para el retiro es el cuarto de los 7 “pasos de bebé” de Dave Ramsey. Como mencioné en la introducción, Ramsey utiliza números arbitrarios en algunos de sus pasos que posiblemente no sean aplicables para algunas personas. Eso hay que tenerlo claro aquí, ya que dependiendo de nuestra edad, si cotizamos o no a un sistema de seguridad social, este porcentaje podría ser muy diferente para nosotros.

Es el siguiente paso lógico en la secuencia. Ya no tenemos deudas (excepto la casa) y contamos con un fondo de emergencia hecho y derecho. Como ya no tenemos que hacer estos pagos, podemos enfocarnos, ahora sí y definitivamente en construir ese retiro que queremos tener. Nuestro patrimonio, nuestro propio futuro.

invierte-15%-de-tu-ingreso-para-el-retiro

Invierte el 15% de tu ingreso para el retiro

¿Por qué Ramsey sugiere invertir ese porcentaje del ingreso para el retiro?

Recordemos que Ramsey vive en Estados Unidos. En ese país todo es privado. Aunque existe el seguro social su alcance es limitado para el nivel de ingresos de la mayoría de los norteamericanos. Bajo el sistema norteamericano, muchísimas personas tienen acceso a planes 401(k) en su trabajo – son planes privados de retiro en donde el patrón aporta un porcentaje adicional al ahorro del empleado (usualmente hasta un 4% adicional pero depende mucho de la compañía). Las aportaciones a estos planes tienen un límite, pero además se puede ahorrar una cantidad adicional en cuentas llamadas IRA (similares a los planes personales de retiro que existen en México pero con muchas más opciones de inversión a menor costo) que tienen beneficios fiscales.

Entonces, si uno ahorra 15% de su ingreso para el retiro, pero añade la aportación del patrón al 401(k) y hace uso de los beneficios fiscales, eso significa que uno estará ahorrando, en realidad, más del 20% de su ingreso para el retiro. Entonces estamos hablando de una cantidad considerable que definitivamente sí nos ayuda a construir un patrimonio significativo a largo plazo.

Pero en otros países los sistemas son muy diferentes y por eso es importante tener criterio al aplicar este “paso de bebé” y no tomar el 15% como un dogma de fe. Puede ser que necesitemos mucho más, o mucho menos, dependiendo de nuestro caso particular.

¿Cómo se debe invertir ese dinero?

El dinero para nuestro retiro es dinero que no tocaremos sino después de 20, 30, 40 años o más, dependiendo de la edad en la cual empecemos. Es dinero para el muy largo plazo. Eso significa invertirlo en un portafolio que esté diseñado acorde a ello, bien diversificado, que incluya instrumentos de deuda y de renta variable, tanto local como de otros países, en un porcentaje adecuado a nuestra tolerancia al riesgo (nunca asumir más volatilidad de la que podemos manejar). Eso es lo que realmente puede potenciar el crecimiento de ese dinero en el largo plazo y también nos permitirá dormir tranquilos por las noches.

¿Cómo se puede lograr eso de manera sencilla y sin saber de inversiones? A través de nuestra Afore (en México) o similar en otros países de Latinoamérica (es decir, administradoras de fondos para el retiro, o de fondos de pensiones, en cada país tienen nombres distintos). Es exactamente el tipo de portafolio en el cual se invierte nuestro dinero. Ahora bien, si elegimos otro tipo de productos (como los “seguros”, planes de retiro basados en fondos de inversión, entre otros) debemos considerar seriamente los costos y la diversificación que nos ofrecen. Poca gente se da cuenta que un porcentaje que parece pequeño, en el largo plazo hace una enorme diferencia en el resultado final de nuestra inversión.

Ramsey sugiere hacerlo en cuatro tipos de fondos de inversión: crecimiento, crecimiento agresivo, crecimiento e ingresos. Son clasificaciones que existen en aquél país, nuevamente una sobre-simplificación desde mi punto de vista.


¿Qué porcentaje de tu ingreso para el retiro ahorras cada mes?