Un lector me cuenta que tiene poco tiempo fomentando el ahorro (2 años), en los cuales ha logrado acumular una considerable cantidad de 40 mil pesos mexicanos. Nos pide asesoría para saber cómo y en qué empezar a invertir esta pequeña cantidad. Nos pregunta además acerca de la plata: cuáles son sus beneficios y cómo invertir en el metal.

¡Muchas felicidades! La cantidad que ha logrado reunir es sin duda el premio a la constancia. Ahora, es importante invertir ese dinero, para que crezca y no pierda su poder adquisitivo.

Me premitiría preguntar a nuestro lector para qué quiere invertir ese dinero, es decir, si se ha planteado alguna meta al respecto. Si lo quiere para guardarlo en caso de emergencia, para pagar el enganche de una casa, o bien para el largo plazo. Esto es crucial para poder determinar una buena estrategia de inversión que esté acorde con esos objetivos. Lo invitamos a que nos deje sus comentarios más abajo, con el fin de poder por la misma vía darle una recomendación más personalizada.

De manera general, a corto plazo, se deben buscar instrumentos seguros y con poca volatilidad, pero que nos protejan contra la inflación. Para esto, existen diversos instrumentos, uno de ellos son los fondos de inversión en instrumentos de deuda de corto o mediano plazo. Hay muchas operadoras y distribuidoras de sociedades de inversión en el mercado. Así mismo, en El Economista, además de que diariamente se publica información sobre los mejores fondos, el quinto día hábil de cada mes se acompaña de un suplemento especializado de Fondos de Inversión. Es una fuente de información muy valiosa, y ahí podrá obtener también el teléfono y los datos de muchas operadoras o distribuidoras.

Es importante que nuestro lector compare rendimientos y desempeño de los mismos a lo largo del tiempo, asegurse que han dado rendimientos competitivos y por arriba de la inflación, y que ese desempeño ha mostrado consistencia. Aunque rendimientos pasados no son garantía de rendimientos futuros, por lo menos ofrecen información de qué tan bien manejado está ese fondo.

A mediano o largo plazo, conviene diversificar un poco más el portafolio, añadiendo fondos que inviertan en mercados más volátiles, como la bolsa (el porcentaje de estos instrumentos a añadir dependerá en gran medida del horizonte de inversión real). Existen también fondos de inversión que invierten en bolsa, tanto de México como de otras partes del mundo.

Acerca de la Plata

Con respecto a tu pregunta de la plata, los metales son otra clase de activo donde se puede invertir (además de los instrumentos de deuda, arriba mencionados, o de la bolsa). Por generaciones se ha dicho que éstos suelen ser un refugio seguro contra la volatilidad de los mercados financieros. Pero desde nuestro punto de vista, no deben representar el ingrediente principal de un portafolio de inversión. Por el contrario, deben ser usados para añadirle diversificación.

La razón es que los metales no siempre suben (su valor también fluctúa) y no siempre protegen el poder adquisitivo. Por muchos años, el precio del oro y la plata permanecieron estáticos. Si bien, cuando se rompió la “burbuja” de las empresas de Internet, estos metales subieron fuertemente, fue porque mucha gente volvió a verlos como un refugio contra la volatilidad. Además, está el amplio diferencial entre el precio de compra de un metal, y su precio de venta.

La forma más común de invertir en metales como el oro o la plata, es a través de la adquisición de monedas (Onzas Troy en el caso de la plata, Centenarios en el caso del oro) en sucursales bancarias o en algunas casas de cambio. Sin embargo, hay un diferencial muy grande entre el precio de compra y el precio de venta que lo hace muy poco conveniente.

¿Cuál es tu opinión acerca de la plata y del oro como inversión?