Natalia me escribe: En el banco me han dicho que la mejor opción que tengo para ahorrar dinero cada mes con intereses y sin cargos, es abrir un fondo de inversión. Me han dicho que invertir en pagaré o depósito a plazo fijo no me permite sacar dinero de mi cuenta mensualmente. ¿Cuál es la mejor manera para ahorrar en mi caso?

¿Invertir en Pagaré o en Fondos?

Natalia, lo primero que debes hacer es buscar instrumentos que puedan, primero, conservar el poder adquisitivo de tu dinero. Es decir, que los rendimientos que te paguen, sean mayores a la inflación (o por lo menos iguales).

Lamentablemente, hay muy pocos bancos que pagan tasas de interés superiores a la inflación al invertir en pagaré. Por lo general están por debajo. Esto significa que si inviertes en ellos, los intereses que te ofrecen no alcanzan a compensar la inflación. Y por lo tanto, estás perdiendo dinero.

Para ilustrarlo, supón que hoy para comprar tu comida en el súper, necesitas 1,000 pesos. Si la inflación es del 5% anual, el próximo año necesitarás 1,050 pesos para comprar lo mismo. Si inviertes esos 1,000 pesos en un plazo fijo que te pague el 3%, por ejemplo, al final del año tendrás sólo 1,030 pesos. Es decir, no te va a alcanzar para comprar tu súper. En realidad, al invertir en este instrumento, perdiste 20 pesos.

Los fondos de inversión sin duda son una gran alternativa que hoy en día está disponible para el pequeño y mediano ahorrador (y muchos inversionistas grandes también invierten en ellos). Muchos de ellos te ofrecen disponibilidad diaria, otros sólo cada cierto tiempo. Pero ten cuidado, hay muchos fondos, y algunos de ellos también pagan rendimientos menores que la inflación (tristemente, muchos de los que ofrecen los bancos para su clientela “de sucursal”).

Lo que yo siempre recomiendo es que hay que comparar siempre distintas opciones, para tratar de encontrar la mejor. Es como comprar ropa: uno siempre se prueba distintas opciones, para encontrar no sólo la que más le gusta, sino la que le queda a uno mejor. Evalúa los productos que te ofrecen, la variedad; valora los servicios, compara lo que te dicen los asesores que te visiten (muchos no están bien capacitados, lamentablemente).

Puedes acercarte, además de a tu banco, a distribuidoras de fondos como Allianz Fóndika o como Más Fondos, en las cuales tienes acceso a fondos distintos de varias operadoras, y donde seguramente podrás encontrar alguna alternativa adecuada a tus necesidades. Ahí puedes abrir una cuenta con $ 10,000 pesos. Otras opciones que valen la pena ver son Actinver, que ofrece fondos propios y también de otras operadoras, a partir de $ 20,000 pesos, monto que también solicita Ixe Fondos. Desde luego hay más alternativas: en el suplemento de Fondos de Inversión del periódico El Economista, que se publica puntualmente el quinto día hábil de cada mes, podrás encontrar más información.

Finalmente, los fondos de inversión son, en palabras prácticas, portafolios de inversión. Cuando inviertes en ellos, te vuelves dueña de una partecita de ese portafolio. Por lo tanto, es importante siempre entender cómo y en qué tipo de instrumentos invierte cada fondo, y qué riesgos tiene.

Los fondos en instrumentos de deuda (los que invierten en instrumentos a tasa fija, como los pagarés bancarios, bonos del gobierno o de empresas), están calificados, por lo que conocer sus riesgos es sencillo.

Tienen dos calificaciones:

  • Riesgo crediticio (la capacidad de pago del emisor del bono – es distinto comprar Cetes del Gobierno que bonos emitidos por empresas medianas – tienen distinta capacidad de pago). Esta calificación es con letras, siendo la más alta AAA, luego AA y así sucesivamente.
  • Riesgo de mercado (significa qué tanto puede cambiar el valor del portafolio con movimientos en tasas de interés). Recuerda que los instrumentos de un portafolio de inversión, aunque sean a plazo y tasa fija, se valúan diariamente – se les asigna un valor y éste puede cambiar dependiendo de cómo se comporten las tasas de interés y el plazo restante. Los instrumentos a corto plazo suelen tener un valor mucho más constante que los instrumentos de largo plazo, que fluctúan más, ya que un cambio en tasas de interés afecta su valor (si las tasas de interés bajaron se vuelven más apreciados porque pagan más, si las tasas de interés subieron se vuelven menos valiosos porque pagan menos). Esta calificación es con números, siendo el riesgo más bajo el 1, luego el 2, y así sucesivamente.

Nunca inviertas en un instrumento que no comprendas perfectamente.

Si tienes más dudas sobre invertir en pagaré o en fondos, puedes dejarme tus comentarios abajo.