David me contacta para escuchar mis comentarios y/o sugerencias sobre inversiones que especulan en función de la variación en tipos de cambio, es decir, comprar y vender dólares o euros por un período muy corto tratando de obtener rendimientos mayores a los de renta fija. Es decir, inversiones que se conocen como FOREX.

Me comenta que hace algunos días recibió una llamada de una compañía llamada FIMA Consulting ofreciendo este tipo de inversiones – ellos ya le explicaron la mecánica pero tiene sus dudas. En principio no le gusta la forma en que esta compañía se promueve, ya que lo hacen vía telefónica y sin referencia alguna. Además su sitio en internet tiene muchísimas faltas de ortografía lo cual le deja una pésima imagen.

Sin embargo, la persona que le llamó le pareció preparada ya que domina aspectos financieros, bursátiles y económicos. No obstante lo anterior, en el fondo no comprende cómo es que se pueden obtener utilidades tan atractivas en este tipo de operaciones.

¿Qué es el FOREX?

Inversiones en el Mercado de Divisas: Forex

Inversiones en el Mercado de Divisas: FOREX

Pues bien David: el Forex es un mercado, como bien dices, donde se especula con movimientos del tipo de cambio entre distintas divisas. Es un mercado muy riesgoso, y en efecto se pueden obtener ganancias muy grandes en un corto periodo de tiempo, pero también pérdidas muy elevadas.

Estos rendimientos (o pérdidas) se generan debido a que se invierte de manera muy apalancada. Dependiendo del broker, y del apalancamiento que te permitan, esto significa que si tú arriesgas US$ $ 1,000 en una operación, en realidad estás participando en una operación por US$ 100,000 (depende de la razón de apalancamiento – como dije depende del broker). Si te va bien, ganas como si hubieras invertido US$ 100,000 (y por lo tanto puedes ganar mucho en relación al dinero que invertiste) – menos los costos financieros del apalancamiento y en su caso, la comisión del broker.

Pero si te va mal, puedes incluso perder el 100% de tu capital invertido en esa operación de manera muy fácil. O incluso más. Si tu inversión baja y los $ 1,000 que invertiste ya no son suficientes para pagar lo que se conoce como “margen”, te harán una “llamada de margen” que significa que tienes que meter más dinero para mantener tu operación vigente. Si no lo haces, automáticamente se suspende la operación en ese momento, y si realmente fue mal (perdiste dinero), puede darse el caso que hayas perdido más de lo que invertiste y por lo tanto quedarte con un saldo deudor en dicha operación.

Algunos brokers te dirán que te protegen con una orden tipo “stop-loss” con el fin de limitar tus pérdidas – pero una orden de este tipo no siempre es garantía (podría no ejecutarse – si de repente tú pones un “stop-loss” en 12.90 pero en un día el tipo de cambio se mueve de 12.91 a 12.89, sin que nunca llegue a ser exactamente 12.90, tu “stop-loss” no se ejecutará o bien se ejecutará a un tipo de cambio menor, por lo cual tu pérdida puede ser mayor a la que anticipaste. Para contrarrestar este argumento, te pueden decir que en este mercado se mueven miles de millones de dólares cada segundo por lo cual esto no es factible que suceda (siempre tienen buenos argumentos al respecto). Pero es un riesgo del cual debes estar consciente.

Por otro lado, tienes que saber que es un mercado no regulado por las autoridades mexicanas, quienes no te protegerán en caso de algún fraude o cosas por el estilo. Es muy frecuente que en Forex se abran cuentas “fantasma” o que no existen. Tienes que fijarte con quién operas, si no te da confianza esta firma no inviertas con ellos (yo la verdad no los conozco).

Por lo general, tu cuenta la tienes que abrir con un banco internacional y hacer todos tus depósitos y retiros a través de ese banco – al operador Forex nunca le das dinero. El operador sólo maneja tu cuenta para efectuar las órdenes pero no puede efectuar retiros ni tener acceso a tu capital.

Por otro lado, es importante saber qué tipo de discrecionalidad le das a tu operador. Es decir, si confías plenamente y dejas que haga todas tus operaciones, o bien, limitas su acceso a que no pueda hacerlo sin tu consentimiento. Existen ya brokers “online” para Forex donde tú haces todas tus operaciones (pero no tienes la asesoría).

Es decir, lo que se hace en Forex es un “day trading” – operaciones rápidas, por lo general no quedan abiertas más de un día, altamente especulativas y apalancadas. Las herramientas que se utilizan normalmente son de análisis técnico – que dependen mucho de la capacidad interpretativa de cada quién (yo creo que existen herramientas valiosas de análisis técnico que funcionan de manera relativa, pero no creo mucho en que estas herramientas realmente sean óptimas para el “day trading” – me parece que mucho del movimiento es aleatorio y cuestión de suerte – es fácil tener operaciones ganadoras y perdedoras, el chiste está en saber limitar pérdidas y maximizar ganancias – y esto no es sencillo).

Yo no tengo nada contra especular, pero uno debe saber los riesgos que corre. Si quieres invertir en este mercado, adelante pero que sea dinero que en un caso extremo no vayas a extrañar si lo pierdes (un verdadero excedente de tu patrimonio).

En este artículo explico la diferencia entre invertir, o apostar tu patrimonio. Repito: apostar una parte de nuestro dinero no necesariamente es malo, si uno sabe lo que hace y no tiene problemas de juego (que si uno pierde, quiera meter más ahí, como sucede con muchos “adictos al juego”).

¿Has invertido en el mercado FOREX?