Muchos lectores piensan, erróneamente, que el Buró de Crédito es como una “lista negra” de las personas que no han podido cumplir puntualmente con el pago de sus deudas. De esta manera, existe la creencia popular que la función del Buró de Crédito es, de alguna manera, mantener “boletinados” a los malos pagadores.

Nada más alejado de la realidad. En realidad, todas las personas que tenemos actualmente, o hemos tenido algún crédito o préstamo, estamos en el Buró de Crédito. Esto, independientemente de si lo hemos pagado puntualmente, o con retraso.

Lo anterior, porque Buró de Crédito es una sociedad de información crediticia. Los bancos e instituciones que otorgan crédito en México, reportan de manera mensual al Buró de Crédito el comportamiento de todos los préstamos que han otorgado y la forma como éstos se han ido pagando – ya sea de manera puntual o con retraso. La función del Buró de Crédito es mantener un registro de los créditos que tiene o ha tenido una persona, y de su comportamiento de pagos.

Cabe mencionar que el Buró de Crédito no califica si una persona es o no sujeto de crédito. El Buró de Crédito sólo proporciona nuestro historial a la institución que se lo solicita, previa autorización de nosotros (por lo general cuando solicitamos un préstamo, en la solicitud estamos autorizando que la institución financiera haga la consulta al Buró). Con esta información, dicha institución toma una decisión con base en sus políticas internas.

Nuestro historial crediticio incluye, entre otras cosas, lo siguiente:

¿Cuántos créditos tenemos o hemos tenido? Esta información incluye el tipo, el límite de crédito, el préstamo máximo que hemos ejercido, el último saldo registrado y, desde luego, el historial de los pagos que hemos hecho. También menciona si ese crédito es vigente, o si ha sido cerrado.

Esto es importante para la institución otorgante, porque puede ver además de nuestro comportamiento de pagos, qué tan endeudados estamos. En ocasiones el hecho de tener saldos deudores altos, aunque paguemos puntualmente, puede ser causa de rechazo de un préstamo. La razón: si tenemos muchas otras deudas, quizá más allá de nuestra capacidad de pago, se percibe que tarde o temprano caeremos en incumplimiento. Es decir, aunque nunca nos hayamos retrasado, esto puede significar, para dicha institución, que somos individuos de alto riesgo.

Por otro lado, vale la pena mencionar que todos, por Ley, tenemos derecho a consultar nuestro propio historial crediticio, y también solicitar, en caso necesario, las aclaraciones que sean necesarias. De esta forma, podemos solicitar, una vez al año, nuestro reporte especial de manera gratuita (podemos solicitar más de uno al año, pero a partir del segundo tiene un pequeño costo de procesamiento). Desde mi punto de vista, es muy importante que cada uno de nosotros conozcamos nuestro propio historial y entendamos cómo nos ven las instituciones financieras. Se puede solicitar en http://www.burodecredito.com.mx

Finalmente, es importante recordar que el reporte de crédito presenta los últimos 24 meses de la historia del comportamiento de pago de cada crédito. Sin embargo, el crédito o la historia de pago sólo puede ser eliminada, por Ley, hasta dentro de 72 meses contados a partir de la fecha en el que liquidamos el mismo, siempre y cuando la institución otorgante haya reportado al Buró de Crédito la fecha de cierre.

¿Has solicitado a Buró de Crédito tu Reporte Especial?

Mini-Curso Gratis

Los seis pasos para alcanzar tu libertad financiera

Suscríbete gratis y recibe en tu correo el mini-curso "Los seis pasos para alcanzar tu libertad financiera"

100% libre de SPAM. Cancela cuando quieras. Powered by ConvertKit