Hace unos días en Twitter, @WakoPako me preguntaba si es bueno invertir en CetesDirecto. Mi respuesta fue que sí, en caso de que su horizonte de inversión fuera a corto plazo. De lo contrario, hay que considerar también otras opciones.

@ElPesoNuestro escribió hace unos días un post acerca de invertir en CetesDirecto esto en su Blog, en el cual incluyó una tabla muy ilustrativa, donde compara el rendimiento de los Cetes con la Inflación. Les recomiendo verla aquí ya que es un ejercicio excelente.

Pero tengo que reconocer que tengo una opinión ligeramente distinta que ella con respecto a los Cetes, y a continuación voy a explicar por qué. Es bueno que haya distintos puntos de vista sobre invertir en CetesDirecto porque esto les ayuda a ustedes, los lectores, a formar su propio criterio.

Los Cetes son instrumentos de deuda que emite el Gobierno para financiarse. Es decir nosotros le prestamos dinero al Gobierno quien nos lo regresa con intereses al final del plazo.

Todos los gobiernos del mundo emiten este tipo de instrumentos, en Estados Unidos por ejemplo se llaman Treasury Bills (o Treasury Bonds en el caso de los instrumentos a más largo plazo, similares a los Bonos en México que también pueden ser adquiridos a través de la plataforma CetesDirecto).

Quienes compran normalmente estos instrumentos son los grandes inversionistas: las tesorerías de las grandes empresas o fondos de inversión, para manejar sus necesidades de liquidez. En México así era hasta hace poco:  lo que CetesDirecto hace es brindar acceso a toda la gente, a partir de 100 pesos. Por eso me parece tan bueno el programa: ningún banco en México te paga estas tasas de interés con tan poco dinero, ni puedes obtener rendimientos similares sin asumir un riesgo mayor.

Estos instrumentos se consideran la inversión más segura de un país. En Estados Unidos, incluso, la tasa de interés que pagan los “treasury bills” se considera una tasa libre de riesgo. Porque está muy difícil que un gobierno tan fuerte como el de Estados Unidos tenga problemas financieros y deje de pagar sus deudas.

De esta forma, también es la tasa de interés más pequeña que existe en un país para instrumentos de deuda (en los mercados financieros – ya sabemos bien que los bancos pagan tasas de interés menores). Por ejemplo, si Coca-Cola quiere emitir deuda en los mercados financieros, tiene que pagar una tasa de interés ligeramente mayor que los “treasury bills” porque el papel de Coca-Cola es un poquito más riesgoso que el emitido por el Gobierno americano.

En México sucede lo mismo. Si Telmex o cualquier otra empresa quiere emitir deuda en los mercados financieros, tiene que pagar más que los Cetes para que alguien compre o invierta en esos “pagarés”.

En muchos países del mundo, esta tasa de interés es menor a la inflación y así ha sido históricamente. ¿Cómo puede alguien estar interesado en invertir a tasas menores que la inflación? De la misma manera que la gente sigue invirtiendo en pagarés bancarios que pagan todavía bastante menos (esto es un comentario irónico). En realidad, como mencioné, generalmente en estos instrumentos se invierten los excedentes de liquidez de las empresas: el dinero que no se puede invertir en algo más riesgoso y que podría ser necesario en cualquier momento. Mientras haya excedentes de liquidez, es decir, dinero disponible, habrá quien invierta en ellos.

Ahora bien, en México como bien observa @ElPesoNuestro, los Cetes pagan ligeramente más que la inflación (a diferencia de otros países). Esto se da porque nuestro “riesgo país” es mayor.

La pregunta entonces es: ¿Qué otro instrumento en México, con un riesgo similar, paga intereses superiores que los Cetes? Es algo que tenemos forzosamente que preguntarnos para ver si nos conviene invertir en CetesDirecto.

Algunos bancos “nuevos” sí llegan a ofrecer un rendimiento mayor en pagarés a un año, porque están interesados en captar dinero de la gente para prestarlo a tasas más caras (ese es el negocio de los bancos – aunque muchos de ellos parecen haberlo olvidado). El asunto es que uno necesita dejar el dinero invertido durante todo un año, y se necesitan más de $ 5,000 pesos para acceder a esa tasa. Si uno tiene este horizonte de inversión, entonces son una muy buena alternativa.

Pero fuera de esto, no conozco otro instrumento que lo haga.

@ElPesoNuestro menciona en este otro post que es mejor meter el dinero en la Afore que invertir en CetesDirecto, porque paga más. Tiene razón y además coincido con ella en que puede ser una muy buena alternativa para algunas personas.

Sin embargo, es precisamente aquí donde mi opinión es distinta, por un pequeño gran detalle: el riesgo no es el mismo (es mayor en la Afore).

No me refiero al riesgo de perder dinero, que es a lo que la gente le tiene miedo, sino a la volatilidad.

Para empezar, los Cetes ofrecen una tasa fija y garantizada. Las Afores no – la razón es porque invierten en una canasta con distintos instrumentos a diferentes plazos (incluso en Bolsa) – esta también es la razón por la cual pueden dar mejores rendimientos.

Pero además, las Afores ya han presentado minusvalías en ciertos periodos. Esto no significa que hayan perdido dinero de sus clientes, como en su momento lo expliqué a detalle aquí y aquí.

Por otro lado, hay Afores que sí ofrecen una SIEFORE de ahorro voluntario de corto plazo que tiene un menor riesgo (y menor rendimiento) pero no todas: en algunas el dinero se invierte en la misma SIEFORE en donde se invierte nuestro ahorro para el retiro.

Así que ¡Aguas¡ Sí se vale comparar instrumentos y sus rendimientos, pero hay que tener cuidado de no comparar peras con manzanas. Como ya mencioné, las aportaciones voluntarias a las Afores sí son una muy buena alternativa para muchas personas y sí pueden darnos rendimientos mejores. Pero también conllevan un riesgo distinto y pueden no ser ideales para plazos cortos de inversión (depende de la SIEFORE). Simplemente hay que estar conscientes de ello.

Yo sí pienso que invertir en CetesDirecto es una muy buena opción de inversión a corto plazo. Digamos que tenemos un fondo para emergencias de tres meses, igual en caso de urgencia no necesitaremos los tres meses completitos y podemos invertir la mitad de este fondo en Cetes a 28 días, para conservar su poder adquisitivo.

O a lo mejor estamos ahorrando para hacer un viaje dentro de un año, y aprovechamos la funcionalidad de ahorro recurrente de CetesDirecto para hacerlo de manera automática, y además recibir un rendimiento mayor que el que nos pagaría el banco, sin asumir ningún riesgo.

Definitivamente, si uno tiene metas a mediano y largo plazo, uno debe buscar incorporar otro tipo de instrumentos a su portafolio. Aquí depende mucho del perfil de riesgo que tenga cada persona, pero incluso la más conservadora tiene que poner por lo menos el 10% de su inversión en Bolsa, si quiere obtener rendimientos de verdad (que le ganen a la inflación y sí permitan un rendimiento mayor de su dinero en un plazo largo).

No se pierdan el siguiente post porque voy a explicar por qué los instrumentos de deuda pagan tasas menores o similares a la inflación, y por qué la Bolsa eventualmente, aunque tenga volatilidad, siempre ofrece rendimientos más superiores a la deuda y a la inflación, en el largo plazo. Y no va a ser la típica explicación simplista de: “porque tiene más riesgo – a mayor riesgo mayor rendimiento”. Lo voy a explicar de verdad y de una forma muy intuitiva y fácil de entender.

Me gustaría conocer su opinión sobre si es bueno o no invertir en CetesDirecto.

Mini-Curso Gratis

Los seis pasos para alcanzar tu libertad financiera

Suscríbete gratis y recibe en tu correo el mini-curso "Los seis pasos para alcanzar tu libertad financiera"

100% libre de SPAM. Cancela cuando quieras. Powered by ConvertKit