Uno de los conceptos introducidos por Ramit Sethi, autor del libro “I Will Teach you to be Rich” y del Blog del mismo nombre, es el del gasto consciente.

Como varias veces hemos dicho en este espacio, las finanzas personales sirven para lograr aquello que más queremos. No se trata de ahorrar todo lo que se pueda, y limitarnos a morir. Todo lo contrario: se trata de poder disfrutar de la vida.

Las finanzas personales nos brindan elementos que nos permiten dirigir nuestro dinero a aquello que más nos importa. De esto se trata el gasto consciente.

¿Qué es el gasto consciente?

Sethi nos dice que si queremos gastar 200,000 pesos al año en zapatos, y podemos permitirnos ese lujo ¿Por qué no?

O si nos gusta comer en los restaurantes más lujosos y nuestro ingreso nos permite ir los 30 días del mes a uno ¿Por qué tendríamos que limitarnos?

Claro: siempre y cuando sea una decisión que tomemos nosotros. Por eso se llama gasto consciente.

Esto no significa que debemos adquirir deudas para lograrlo, o bien que debemos dejar de lado otras metas financieras importantes para hacer esto.

Por el contrario, esto implica que una vez que hemos considerado todas nuestras metas, podemos gastar nuestro dinero de la manera como nosotros queramos. Tener un gasto consciente.

Nosotros damos las órdenes

Ejercer un gasto consciente implica necesariamente que nosotros tenemos un control de nuestro dinero. Somos nosotros los que le decimos a nuestro dinero qué es lo que queremos que haga por nosotros – y no al revés.

Eso es fundamental y nuevamente es una de las cuatro reglas básicas para hacer un presupuesto que de verdad funcione: de hecho es la Regla 1: Asignar a cada peso que ganamos un trabajo.

El gasto consciente y nuestros ingresos

Sethi en su libro dice que está cansado de los consejos tradicionales de los diferentes blogs de Finanzas Personales, que hablan acerca de tener una vida frugal. De limitar el gasto al máximo (tema que por cierto, nunca he abordado en este Blog, ya que coincido con su opinión).

La vida es para disfrutarla, y parte de ello es poder tomar decisiones que nos permitan hacerlo. El concepto del gasto consciente busca precisamente esto.

Desde luego, como siempre hemos dicho, la única manera de formar un patrimonio es gastar menos de lo que uno gana. Pero esta ecuación tiene dos componentes:

  1. Podemos reducir nuestro gasto y limitarnos aún más de lo que ya estamos, o bien
  2. Podemos buscar maneras de incrementar nuestro ingreso

Si quieres poder comprar todo aquello que quieres comprar (como gasto consciente – sin endeudarte y sin olvidar tus demás metas) ¿En cuál de los dos componentes te quieres enfocar?

Cualquier empresa busca tener sus gastos bajo control, pero busca maneras de crecer, es decir, de incrementar sus ingresos. Mi opinión personal es que debemos buscar manejar nuestras propias finanzas de esa misma forma.

Si quieres saber más acerca del gasto consciente, te recomiendo leer el libro de Ramit, el cual desde hace mucho tiempo está en mi lista de libros recomendados.

¿Cuál es tu opinión sobre el concepto de gasto consciente?