Hace muchos años me puse a pensar sobre cuánto necesito para mi retiro. Y en esa reflexión me dí cuenta que la mayoría de las personas vamos a vivir, sin recibir ningún ingreso, la mitad del tiempo que estuvimos trabajando.

Es decir: las personas usualmente tienen una vida laboral que dura alrededor de 40 años – desde los 25 hasta los 65 años – quizá un poco más. Y es posible que todavía vivamos 20 años o más.

¿Cuánto Necesito para mi Retiro?

Para calcular el monto que necesito para mi retiro, lo primero que tenemos que tener muy clara es cuál es mi esperanza de vida.

Según el INEGI, la esperanza de vida en México es de 77.8 años para las mujeres, y 73.1 años para los hombres. Pero este es un promedio nacional, que incluye a la población más marginada (que en México es más del 70% de la gente). Con los avances que ha tenido la ciencia médica – y que promete tener en el futuro – yo pienso que cualquier persona de clase media o superior debería pensar que va a vivir más. Sería trágico que se nos acabase el dinero antes, por ello es importante ser conservador.

El plan de mi retiro siempre lo he manejado suponiendo que viviré hasta los 85 años. De hecho ahora estoy pensando replantear mi plan para ver qué sucedería y cuánto más tendría que ahorrar, si llegase a vivir hasta los 90 años de edad.

Eso significa – si me retirase a los 65 años, viviré entre 20 y 25 años más sin recibir ningún ingreso, más allá de mi pensión y lo que haya logrado ahorrar durante mi vida laboral.

Ahora debo pensar en cuánto dinero necesito cada mes para poder vivir sin preocupaciones. En este sentido, debo pensar que en ese entonces ya habré pagado la hipoteca de la casa y mi hija ya será económicamente independiente. Por lo que seguramente en mi retiro tendré menos gastos. Aunque por otro lado, los gastos médicos (incluyendo el seguro) se elevan muchísimo a medida que uno envejece. Además me gustaría tener la posibilidad de viajar.

Por ello, aunque algunos recomiendan a la gente planear su retiro considerando que pueden vivir bien con el 70% de sus ingresos actuales, yo he preferido hacer planes para mi retiro tomando en cuenta mi nivel de gasto mensual promedio – incluyendo mi hipoteca y la colegiatura de mi hija.

Mi gasto mensual promedio lo multiplico por 12 para obtener mi gasto anual promedio. Esa cantidad la multiplico por 25 – que es la cantidad de años que pienso que viviré durante mi retiro, para obtener la cantidad que necesitaré tener acumulada cuando llegue ese momento.

Por ejemplo: una persona que gasta 10,000 pesos mensuales – 120,000 anuales – necesitaría tener ahorrado, al momento de su retiro, alrededor de 3,000,000 a precios de hoy.

Si uno gasta 20,000 pesos mensuales, necesitaría el doble: la friolera de 6,000,000 a precios de hoy.

Claro: una parte estará en la Afore, pero dependiendo de nuestro nivel de ingreso, es probable que no cubra ni la mitad de este monto. Por eso es indispensable planear – y ahorrar – el resto.

¿Y la Inflación? ¿Y las Tasas de Interés?

Algunas personas quizá podrían criticarme. Me podrían decir que durante mi retiro parte del dinero sigue generando intereses y que por lo tanto, la cantidad que necesito tener en ese momento es menor. Es cierto, pero mucha gente invierte de manera muy conservadora durante su retiro, ya que prefiere no correr riesgos. Por ello, el rendimiento que puede esperar de sus inversiones es equivalente a la inflación. Es decir: el poder adquisitivo de su dinero no crecerá, sino que en el mejor de los casos se mantendrá. Por eso prefiero no tomar en cuenta ese efecto.

Por otro lado, también mencioné arriba que estas cantidades son “a precios de hoy”.

Desde luego, dentro de 25 años por el efecto inflacionario el dinero va a valer mucho menos que hoy. Lo cual significa que seguramente necesitaré mucho más.

Pero nadie puede predecir la inflación. Por ello, el monto que calculamos “a precios de hoy” debe ser actualizado cada año con respecto a la inflación. También debemos actualizar anualmente el monto que tendremos que ahorrar cada mes para esta meta. Si no, jamás nos saldrán las cuentas.

Como mencioné en este post, el ahorro a largo plazo – como es el ahorro para mi retiro – siempre lo debemos calcular a precios de hoy, y utilizar en nuestros supuestos el concepto de “tasa real”.

Ahora bien, la pregunta del “millón” es: ¿Cuánto debo ahorrar para lograr esta cantidad al momento de mi retiro? Este es un tema muy importante que trataré en el siguiente post.