Algunas personas me han preguntado si los seguros actualmente cubren daños causados por el crimen organizado. Otros han leído reportes en la prensa en donde destacan que las aseguradoras buscarán excluir este tipo de daños en las pólizas de seguros, lo cual ha generado una cierta animadversión en contra del sector. Algunas voces están diciendo que: “como siempre, ya están buscando cómo no pagar”. Cuando en mi opinión, es todo lo contrario.

Lo primero que viene a la mente  a la mente, y que es sin duda un tema muy interesante, es la manera cómo diferentes personas interpretan la misma realidad. Pero sobre todo – debate muy activo e importante actualmente – la forma como los medios de comunicación influyen, de manera muy clara, en las percepciones que tiene la sociedad.

Por ejemplo, si uno lee sólo los encabezados, uno puede pensar de manera equivocada que, en efecto, las compañías de seguros quieren excluir daños causados por el crimen organizado. Pero si uno lee el contenido, se puede dar perfectamente cuenta que lo que en realidad se está buscando es una mejor manera de cubrirlos, para ofrecer mayor certidumbre a los asegurados.

El Crimen Organizado y los Seguros

Hoy en día ninguna póliza tiene cobertura para crimen organizado como tal. Algunos seguros cubren daños causados por huelgas, alborotos populares y conmoción civil. Pero excluyen a su vez daños por guerra, guerra civil y terrorismo.

Entonces ¿Los daños “colaterales” causados por la guerra contra el crimen organizado están cubiertos o excluidos? Contrario a lo que muchos pudieran pensar y a la creencia popular de que las aseguradoras siempre buscan la manera de no pagar, hoy en día estos siniestros están siendo cubiertos y los daños indemnizados debidamente.

En este sentido, las compañías no están buscando aplicar las exclusiones de guerra o terrorismo, aunque oficialmente se le llame “guerra” a esto que estamos viviendo. Por otro lado, el crimen organizado tampoco puede verse como huelgas, alborotos populares o conmoción civil.

De hecho, la propia definición de terrorismo, a nivel mundial, es ambigua. ¿Un acto del crimen organizado como el del Casino en Monterrey podría considerarse como Terrorismo? Porque ciertamente causó terror ante la población, y muchos podríamos argumentar que el crimen organizado hace este tipo de actos también para presionar a los gobiernos.

Claramente algunas personas podrían llamar a estos criminales terroristas, y otros pensarían que este término es excesivo y fuera de lugar. En caso de un siniestro, estas diferentes opiniones podrían causar disputas que a nadie convienen.

Lo que las compañías de seguros están haciendo actualmente es analizar diferentes alternativas para ofrecer un mejor tratamiento a los daños causados por el crimen organizado y que permitan, entre otras cosas, lo siguiente:

  • Certidumbre – tanto los asegurados como las compañías deben tener certeza de qué riesgos están amparados por el contrato. El cliente debe saber perfectamente cuáles son sus derechos y las aseguradoras cuáles son sus obligaciones.
  • Generar estadísticas de mercado que permitan ofrecer precios más adecuados. Si hay incertidumbre en la cobertura, no hay manera precisa de medir los riesgos y por lo tanto establecer tarifas justas.

En algunos países existen coberturas más amplias que cubren, por ejemplo, cualquier daño que un tercero nos cause de manera mal intencionada y cuyas condiciones podrían, claramente, funcionar mejor que los productos actuales.

Por lo pronto, el mercado mexicano de seguros está explorando diferentes alternativas para encontrar la solución más adecuada a la realidad que está viviendo nuestro país.

¿Sabes si tus seguros cubren daños causados por el crimen organizado?