Yo recuerdo que hace un tiempo todo mundo hablaba de aprovechar su Crédito Infonavit. Había rumores (falsos desde luego) que advertían que si uno no sacaba el dinero de su subcuenta de vivienda, lo podría perder.

Desde luego esto no es así: por el contrario ese dinero sirve para obtener una mejor pensión (para quienes se retirarán con la Ley 97 – Afores). Para quienes nos retiraremos con la Ley 73 (la anterior) ese dinero nos lo entregan en efectivo al entregar nuestro resolutorio de pensión (o la negativa).

Aún así, cuando compré mi casa solicité un crédito Cofinavit para aprovechar el saldo que tenía en mi subcuenta de vivienda y endeudarme menos. Además, el monto que tendría que pagar era relativamente pequeño, ya que parte del préstamo se amortizaba con las aportaciones patronales al Instituto.

Finalmente, utilizar el crédito Infonavit me daba otra gran ventaja: me ayudaba a pagar los gastos notariales a un costo preferencial. Y me daba una mayor certidumbre en la operación de compra-venta.

Lo que no imaginé es que se convertiría en mi crédito más caro.

¿Por qué el Crédito Infonavit es Caro?

El Crédito Infonavit no se otorga en pesos, sino en VSM (Veces el Salario Mínimo). Esto significa que cada vez que aumenta el salario mínimo, se actualiza tanto el saldo del préstamo, además de la mensualidad a pagar. En este sentido, el comportamiento es parecido a un crédito en UDIs, ya que aunque tradicionalmente el salario mínimo ha crecido a un ritmo menor que la inflación, en los últimos años la realidad es que ha estado muy a la par de dicho indicador.

Esto significa que en los primeros años, aunque el saldo denominado en VSM sí se reduce, dado el incremento anual al salario mínimo, el saldo en pesos se incrementa. Es decir: en pesos constantes y sonantes, lo que vemos en nuestro estado de cuenta es que debemos más que al principio. Nos damos cuenta que a pesar de todo lo que hemos pagado, la deuda en lugar de bajar, sube. Y ver esto es sin duda muy frustrante.

Claro: deberíamos ver nuestro saldo en VSM y no en pesos, porque el crédito está denominado en VSM. Visto de esta forma, sí debemos menos que antes. Aún así, la sensación que nos genera es otra.

Pero esta no es la razón por la cual el Crédito Infonavit fue mi crédito más caro.

El Costo de Mi Crédito Infonavit

La tasa de interés de un Crédito Infonavit es semi-fija (el Instituto se reserva el derecho de revisarla cada seis meses) y varía dependiendo del ingreso del trabajador. La tasa mínima es del 4% anual para quienes ganan alrededor de un salario mínimo mensual, y la máxima es del 10% anual para quienes ganamos más de 10 salarios mínimos mensuales.

Pero no debemos olvidar que esta tasa no es en pesos, sino en VSM. En cierta medida, podríamos pensar que es una tasa real (arriba de la inflación) porque en los últimos años el crecimiento del salario mínimo ha ido muy a la par de este indicador (aunque en el pasado no haya sido así).

Entonces, con una inflación del 4% anual aproximadamente, la tasa actual, ya traducida a pesos mexicanos, es alrededor de un 8% anual para los trabajadores que ganan menos y va subiendo hasta ser del 14% para los que ganan más.

Actualmente, las tasas en pesos mexicanos de los créditos hipotecarios bancarios ronda el 12% anual. En este sentido, el Crédito Infonavit es más caro que el bancario para las personas que ganan más de 4 salarios mínimos mensuales.

Para los que ganan menos, es cierto que el préstamo es más barato pero aún así, tomando en cuenta la misión social del Infonavit, me parece que es muy alta.

Pero hay otro punto que no debemos olvidar: el plazo del crédito Infonavit es de 30 años como máximo. Aunque la mensualidad realmente está calculada para que se pague en menos tiempo, 30 años es muchísimo tomando en cuenta que la vida laboral es de 40 años aproximadamente.

Claro: un plazo tan largo hace que la mensualidad pueda ser más accesible. Pero por eso mismo, la cantidad de intereses que pagamos en un plazo tan largo es enorme.

En mi caso, la tasa de interés de mi Crédito Infonavit era del 10% en VSM.

¿Cómo Pagué Mi Crédito Infonavit?

Pues bien, dado que el salario mínimo se incrementa, por lo general, una vez al año (entra en vigor el 1 de enero), entonces durante el mes de diciembre de cada año buscaba hacer un pago adicional con parte de mi aguinaldo. Afortunadamente, esto se puede hacer en línea e incluso mediante tarjeta de débito o crédito, desde cualquier computadora, lo cual evita la necesidad de tener que desplazarse a un banco.

En ocasiones, si me sobraba dinero en el mes, abonaba ese sobrante al saldo de mi crédito, para que se redujera más rápido.

Esto me permitió pagar mi Crédito Infonavit en un plazo aproximado de cinco años. Mi pago final fue apenas hace un par de meses. Claro que cuando tuve la oportunidad de hacerlo, solicité mi descuento por liquidación anticipada, que en mi caso correspondió al 5% de lo que debía en ese momento – un ahorro interesante sin duda.

Esa fue la única manera de deshacerme de mi crédito más caro.

No me arrepiento de haber tomado mi Crédito Infonavit: me ayudó y en su momento fue importante para mí. Pero sí me hubiera arrepentido mucho si no lo hubiera pagado en el plazo en el que pude hacerlo – es decir, si no hubiera hecho pagos adicionales que me permitieran reducir mi deuda de manera significativa, minimizando de esta forma el efecto del incremento al salario mínimo anual y el impacto total a mi bolsillo.

¿Tienes un Crédito Infonavit vigente? Compártenos tu experiencia.

 

Mini-Curso Gratis

Los seis pasos para alcanzar tu libertad financiera

Suscríbete gratis y recibe en tu correo el mini-curso "Los seis pasos para alcanzar tu libertad financiera"

100% libre de SPAM. Cancela cuando quieras. Powered by ConvertKit