Leonardo quiere comprar un auto a crédito, y está evaluando a Ford, Nissan, VW y Renault.

Me pide algunas sugerencias con base en mi experiencia.

Comprar un Auto a Crédito

En tu caso, lo que yo te recomendaría primero es elegir el auto que realmente quieres. ¿Cuál te gusta más y cumple tus necesidades, y desde luego te alcanza sin “ahorcar” tu presupuesto? Recuerda que el precio de la gasolina y de los alimentos están subiendo más que la inflación.

Un aspecto a tomar en cuenta en la elección del mismo, desde luego, puede ser los planes de financiamiento y las “promociones” disponibles incluyendo por ejemplo promociones de seguro gratis o “sin intereses” (en ocasiones no lo son, ya que en algunas marcas manejan precios distintos si pagas el coche de contado o si lo pagas a crédito).

Tómalas en cuenta. Lo que quiero decir, es que al final tú tienes un presupuesto, tú sabes lo que puedes gastar cada mes en el auto (no te olvides de incluir costos adicionales como seguro, tenencia, verificaciones, etc.). Con base en este monto que tú puedes gastar, entonces revisa cuáles coches entran en tu presupuesto, y elige dentro de éstos, como mencioné antes, el que más te gusta.

Una vez que lo has seleccionado, antes de comprar un auto a crédito revisa a detalle si el plan de financiamiento que te ofrece la agencia es lo mejor que puedes conseguir – compáralo con planes que te ofrecen dos o tres bancos – fíjate si las tasas de interés y las condiciones son similares o alguno te conviene más. Esto es particularmente importante en el caso de las marcas que tienen diferente precio si lo pagas de contado o si lo pagas a crédito. En estos casos, si sacas el crédito bancario por tu cuenta, muchas veces puedes negociar que te apliquen el precio de contado – al final tu banco se los paga a ellos de contado.

También cerciórate que el plan incluya un seguro de desempleo y revisa con qué compañía sería el seguro. Algunas veces hay flexibilidad – en otras ocasiones no.

En fin, al comprar un auto a crédito hay que tomar todas estas variables en cuenta, comparar los planes que existen y elegir la mejor opción.

Recuerda nuevamente: no te ahorques en tu presupuesto ya que estamos en una época difícil. Por otro lado, revisa que no tengas otras deudas – como por ejemplo tarjetas de crédito o préstamos de nómina. Si las tienes, yo primero las pagaría (con el dinero del enganche).

Esto es particularmente importante (y más en épocas de crisis como la que se nos viene) ya que no es bueno tener en nuestro presupuesto un alto porcentaje de nuestro gasto dedicado a pagar deudas de cosas que ya compramos. Si uno tiene saldos en tarjetas de crédito, lo más probable es que estemos gastando más de lo que ganamos (gastamos en un suéter de 1000 pesos, pero en nuestro presupuesto sólo reflejamos el pago mínimo de la tarjeta que son $ 50 pesos y no el gasto total – esto engaña ya que luego uno compra otras cosas y la deuda va creciendo – como sólo contemplamos el pago mínimo y no lo que gastamos realmente, esto nos “oculta” que estamos gastando más de lo que ganamos).

¿Cuál ha sido tu experiencia al comprar un auto a crédito – qué añadirías?