Este es el quinto post de invitados en Planea Tus Finanzas.com – Si estás interesado en participar y escribir un artículo (o más) en esta página, consulta los requisitos aquí.

Este post es el segundo que escribe Eduardo Cámara Sánchez, Ejecutivo de Relación en una institución financiera mexicana. Eduardo nos regala otro gran artículo sobre su especialidad: los fondos de inversión, el cual vale mucho la pena leer.

El día de ayer me preguntó un cliente por qué variaban los rendimientos de un día a otro en su fondo de inversión, me decía que en qué se basaba la institución para pagar determinado rendimiento, y qué significaban los precios publicados en los reportes que se le enviaban diariamente.

Para contestar estas dudas tenemos que partir de que los rendimientos de los fondos de inversión a diferencia de los productos bancarios, no son determinados por la institución que los distribuye o que los administra. Los fondos de inversión son entidades que por sí mismas generan valor de acuerdo a lo que estén invirtiendo, “comprando” o a lo que traigan dentro de su “cartera”, y por ende generan un rendimiento.

¿Cómo y Quién Determina los Rendimientos de los Fondos de Inversión?

Los fondos de inversión son sociedades anónimas de capital variable, es decir “empresas” que a diferencia de tener como objetivo realizar la transformación de productos o de brindar servicios, como las empresas comúnmente conocidas, tienen como objetivo de invertir en: valores, títulos y documentos que estén inscritos en el Registro Nacional, es decir, en acciones de empresas que cotizan en Bolsa, Bonos Gubernamentales como los Certificados de la Tesorería o en deuda de empresas.

Por ejemplo, existen los fondos de Inversión en instrumentos de “Deuda”, estos invierten exclusivamente en valores representativos de una deuda a cargo de un tercero. En este caso vamos a poner el ejemplo de que sea un fondo de inversión especializado en Deuda Gubernamental, este fondo por sus características solo puede y debe invertir en valores de tipo Gubernamental, que pueden ser: Certificados de la Tesorería, Bonos de Desarrollo, Bonos de Protección al ahorro, y todos aquellos que emita el Gobierno Federal en sus distintos vencimientos, que podrían ser de días, meses o años.

Una vez que sabemos en que está invirtiendo el fondo, podemos determinar lo que vale, esto no lo hace la institución que lo administra o lo distribuye, como lo mencione anteriormente, sino que lo hace una institución independiente que tiene la autorización y el permiso otorgado por las autoridades competentes en el caso mexicano la CNBV. Estas instituciones son denominadas valuadoras, y se encargan de analizar diariamente el entorno del mercado y lo que trae en su interior cada fondo de inversión, de esta manera pueden determinar cuánto “vale” cada fondo. Así mismo existen otras instituciones que de acuerdo a la “valuación” o determinación del valor del fondo pueden asignar un precio al título del fondo de inversión.

Recordemos que al momento de invertir en fondos de inversión lo que estamos haciendo es comprar literalmente títulos, acciones o porciones del mismo, no le estamos “prestando” dinero al banco u operadora, estamos siendo “tenedores” del fondo, de tal manera que, cuando lo hacemos, la operadora o la administradora del fondo nos debe de entregar en los reportes mensuales el número de títulos de los cuales somos dueños, así como los precios a los cuales compramos dicho título.

De este modo es como nuestro dinero “crece” y como el fondo nos “genera” plusvalías o minusvalías, al momento de cambiar de precios día con día.

Por ejemplo:

Un fondo denominado “FondoDeuda1 serie A1” que tenga un precio para el día 27/01/10 de: 0.594921 y un precio para el día de hoy de: 0.628059, podrá tener  un diferencial o un rendimiento de: 5.57% efectivo y de 7.34% anualizado.

Como se aclaró anteriormente, la plusvalía dependió de los valores en los que estuvo invirtiendo en ese periodo y del entorno del mercado.

Por eso es muy importante saber en qué invierte o “qué trae en las entrañas” el fondo en el cual estamos invirtiendo. De esta forma no tendremos sobresaltos ante un instrumento que pueda ser eventualmente pueda perder valor, y que esto afecte el precio de nuestro fondo y signifique una minusvalía.

Con esto concluimos que los precios de los fondos no están determinados por la institución que los promueve; podemos estar seguros que los rendimientos de los fondos de inversión serán determinados por el mercado mismo y por lo tanto transparentes.

Saludos y hasta la próxima.

Fuentes:

LEY DE SOCIEDADES DE INVERSIÓN

El autor es egresado de la facultad de economía de la UNAM y se dedica a asesorar clientes desde hace mas de 8 años en una institución financiera. Su fuerte son los fondos de inversión.
Puedes contactarlo en:

Correo: [email protected]
Twitter: @Camahua0103