Este es un post de invitados en Planea Tus Finanzas.com – Si estás interesado en participar y escribir un artículo (o más) en esta página, consulta los requisitos aquí.

Este post está escrito por el MF. Alejandro E. Salado Martínez. Él es Licenciado en Economía con Maestría en Finanzas, y tiene una amplia experiencia en el sector financiero: Banca, Microfinancieras, Uniones de Crédito, Fideicomisos Púiblicos para prestamos a las PYMES, etc. Actualmente labora para el Gobierno Federal.

¿Cómo Seleccionar un Seguro de Vida?

Antes de seleccionar un seguro de vida, es importante determinar primero el monto de la suma asegurada, se recomienda que dicho monto sea equivalente a los ingresos que el asegurado obtendría en 3 años; si actualmente tiene ingresos de $10,000.00 mensuales, la suma asegurada se recomienda que sea de por lo menos $360,000.00, esto toma mayor relevancia cuando se tienen varios dependientes económicos o se tienen hijos muy chicos; ya que en caso de que el asegurado llegara a fallecer no se vean muy afectadas las finanzas y el nivel de vida de la familia.

Para seleccionar un seguro de vida, lo primero que se debe hacer es investigar qué empresas ofrecen o venden seguros de vida (grupos financieros, aseguradoras independientes).

El paso siguiente es solicitar cotizaciones y entonces se pasa al análisis de cada una y en forma conjunta de todas las cotizaciones recabadas, vamos a detectar que algunas aseguradoras otorgan coberturas adicionales como (invalidez, muerte accidental, gastos funerarios) y así mismo vamos a detectar que hay aseguradoras que cobran mas caro que otras por el mismo monto de suma asegurada; prácticamente todas ofrecen la opción de fraccionar los pagos, si puedes hacer el pago anual te ahorraras dinero que en algunas ocasiones llegan a ser sumas importantes.

Es muy común que la gente compre seguros de vida basado en el monto de la prima y no en la necesidad de cubrir y proteger a la familia y al patrimonio que es el objetivo principal de un seguro de vida.

Otro punto a tomar en consideración es el prestigio y cobertura de cada aseguradora para el caso de que se presentara el siniestro no se vaya a tener problemas considerables en el cobro de las sumas aseguradas o incluso tener que iniciar un juicio en contra de la aseguradora.

Algo súper importante es que SIEMPRE debes leer cada papel que vayas a firmar y antes de firmar checa que lo te ofreció el asegurador o la aseguradora venga en la póliza o en las condiciones generales del seguro y que todo coincida con lo acordado.

No olvides de revisar que dicha empresa aseguradora esta autorizada por la CNSF (Comisión Nacional de Seguros y Fianzas) lo que te da más certeza jurídica.

Procura guardar todos los documentos en un solo expediente o fólder y notifica a tu familia de que contrataste dicho seguro de vida para que todos estén informados.

Autor: MF. Alejandro E. Salado Martínez
[email protected]