Este post ¿Cómo no tomar decisiones de dinero? fue editado y actualizado el 4 de agosto de 2015

Muchas veces me he sentido aterrorizado de personas que toman decisiones de dinero sin saber lo que están haciendo. O que hablan sin saber lo que dicen.

Casi a diario recibo casos en mi correo electrónico de personas que confunden, por ejemplo, bancos con Afores. O cajas de ahorro con operadoras de fondos de inversión

Desde luego no hay nada malo con preguntar: mi vocación es orientar, educar y ayudar. Pero la mayoría de las personas lo hace después de que ya tomaron malas decisiones de dinero y por lo mismo, sufrieron algún descalabro. Lo más frustrante quizá es que aunque uno trate de hacerles entender lo que sucedió, se cierran y siguen pensando que todos en el mundo financiero son unos ladrones.

decisiones de dinero

Malas decisiones de dinero

Tomemos el caso de las minusvalías de las Afores, que he tratado de explicar en muchas ocasiones y que corresponden a movimientos normales en los mercados financieros. No todos los instrumentos suben al mismo tiempo y a veces bajan de valor (incluso los instrumentos que pagan una tasa fija). Eso es parte de invertir y se debe entender qué sucede y por qué sucede, antes de emitir una opinión. No obstante, no faltan las personas que se quejan de que las Afores son otro esquema más para despojar a los trabajadores de su ingreso. Nada más alejado de la realidad.

Malas decisiones de dinero

También está el caso de la persona que se quejaba porque invirtió en un fondo de inversión que tuvo fuertes pérdidas (y desde luego las asumió, sacando su dinero). Esto sucedió justo antes de la crisis financiera de 2008 que vio caídas en las bolsas de valores superiores al 40% (que después se recuperaron, por cierto, como siempre sucede, aunque eso tomó un poco de tiempo).

El asunto es que esta persona no sabía que había invertido el 100% de sus recursos en un fondo de renta variable. Aunque firmó su cuestionario de perfilamiento y también que había leído el prospecto de información al público inversionista de ese fondo. Simplemente se sintió deslumbrado por los rendimientos históricos que vio en el anuncio, y de inmediato metió su dinero ahí pensando en que lo iba a multiplicar.  Sin saber lo que hacía, sin entender el instrumento que había elegido y sin conocer en qué se invertía su dinero. Este es un ejemplo clarísimo de cómo no tomar decisiones de dinero.

Curiosamente, sacarlo tampoco fue una buena decisión ya que si lo hubiera dejado unos tres o cuatro años más en realidad habría obtenido un rendimiento bastante interesante respecto de su inversión original. Retirar su inversión en el peor momento también es un ejemplo de cómo no tomar decisiones de dinero. Es importante también señalarlo.

Pero las malas decisiones de dinero no se dan únicamente en cuestión de inversiones. También en créditos hipotecarios, por ejemplo las personas que piensan que usar su Crédito Infonavit es la mejor opción, cuando como ya he señalado, es el crédito más caro.

Decisiones de dinero que garantizan el fracaso

Mucha gente toma decisiones de dinero que prácticamente garantizan la debacle financiera.

Algunos ejemplos:

  1. No tener claros sus objetivos de inversión y por lo tanto, el horizonte de la misma. Esto es clave para decidir cómo invertir nuestro dinero, ya que mientras más tiempo tenemos, mayor volatilidad podremos asumir.
  2. No conocer los riesgos – ni los que uno está dispuesto asumir, ni los que tiene la inversión que queremos realizar.
  3. Hacerle caso a la recomendación del ejecutivo del banco, o del “asesor” o vendedor de fondos de inversión. En mi experiencia son pocos los que tienen conocimientos básicos de finanzas. Además su labor principal es colocar los productos de las instituciones que representan, no asesorarnos y ni buscar lo mejor para nosotros.
  4. Invertir de manera demasiado conservadora. Muchas personas siguen invirtiendo toneladas de recursos en pagarés bancarios con intereses por debajo del 1% anual (cuando la inflación está arriba del 4%). Están “garantizados” pero es la manera más “segura” de perder su dinero y sin darnos cuenta (la inflación se “come” su poder adquisitivo). Sobre todo en plazos largos.
  5. Cazar” rendimientos sin considerar lo demás. Pregúntenle a las personas que invirtieron los ahorros de su vida en FICREA por pensar que estaban “seguros”. Cuando alguien ofrece una tasa fija y “garantizada” muy superior al promedio del mercado, como hacía FICREA, siempre hay que sospechar.
  6. La tendencia que tenemos de no invertir en los mercados financieros. Muchas personas tienen miedo de los fondos de inversión, de las casas de bolsa, incluso de las Afores porque ofrecen rendimientos que no son “fijos” y porque puede existir – dependiendo de lo que uno invierta – volatilidad. Debemos acostumbrarnos que la misma es parte de la vida pero que también es algo que nosotros podemos controlar a través de una diversificación adecuada. Hay instrumentos de muy poca o casi ninguna volatilidad (como los CETES a 28 días que pagan una tasa fija), hay otros muy volátiles que se pueden ir incorporando dependiendo de nuestro horizonte de inversión y de nuestra propia tolerancia al riesgo.
  7. Tomar un préstamo para invertir. Quizá una de las peores decisiones de dinero, como expliqué aquí.
  8. No proteger nuestro patrimonio de manera adecuada, puede ser irónicamente, el camino más seguro a una debacle.

Pero sin duda alguna, la manera más común de tomar malas decisiones de dinero es simplemente no entender la decisión que estamos tomando. Ese es el mayor riesgo de todos y el que deberíamos evitar a toda costa. ¿Cuántas personas han perdido su dinero percibiendo un falso sentido de “seguridad”? Es hora de despertar y tratar de entender nuestras opciones (lo cual no es nada difícil, a pesar de toda la “jerga” financiera que nos manejan). Es hora de hacer nuestra tarea y aprender a tomar buenas decisiones de dinero.

¿Has tomado malas decisiones de dinero?

Mini-Curso Gratis

Los seis pasos para alcanzar tu libertad financiera

Suscríbete gratis y recibe en tu correo el mini-curso "Los seis pasos para alcanzar tu libertad financiera"

100% libre de SPAM. Cancela cuando quieras. Powered by ConvertKit