Reducir tu estrés financiero no es fácil. Claro: hay miles de cosas que ayudan: hacer ejercicio, meditación, yoga, tai-chi, tomar un masaje, etc.

Sin embargo, si no atacamos la causa raíz (es decir, tomamos cartas en el asunto), sobre todo cuando se trata de dinero, el estrés financiero no sólo regresa, sino que muchas veces se incrementa.

¿Cómo Controlar y Reducir tu Estrés Financiero?

 Pues como dicen, tomar al toro por los cuernos. Enfrentarnos a nuestra situación, y hacer lo que esté en nuestras manos para irla reduciendo poco a poco. Se dice fácil, pero no lo es tanto.

La estrategia para reducir tu estrés financiero es saber qué es lo que necesitas cambiar. Por eso las preguntas que dejé en el post del lunes (espero que hayas reflexionado al respecto, de lo contrario hoy es un excelente día para hacerlo):

Reconocer que tenemos problemas.

  1. ¿Sientes estrés financiero?
  2. ¿Cómo te está afectando?

Como mencioné, es importante ser lo más exhaustivo que podamos y escribir las respuestas por escrito. Cada persona es diferente y cada uno de nosotros siente y vive de una manera distinta.

¿Por qué es importante hacer esto? Porque con este ejercicio podrás saber si realmente quieres – y puedes cambiar, lo cual es indispensable para poder controlar y reducir tu estrés financiero. Te dará una razón y una motivación para hacerlo. Lo cual es esencial.

Evaluar nuestro nivel de estrés y nuestra situación en cada rubro.

Para esto podemos utilizar la escala que propuse en el post anterior, o la que cada quién adaptó según sus necesidades.

Es importante recalcar: no sólo nuestro nivel de estrés, sino realmente cómo estamos en cada uno de los rubros que decidimos evaluar. Muchas veces en Finanzas Personales las soluciones están en los problemas mismos. Es decir: si estamos muy endeudados, entonces sabemos que la respuesta es hacer un plan para disminuir nuestras deudas lo más pronto posible. Si no sabemos ni cómo se nos va el dinero, entonces tenemos que comenzar a registrar nuestros gastos. Y de ahí comenzar a dirigir nuestro dinero hacia lo que a nosotros más nos importa: eso es lo valioso de un presupuesto.

Reducir tu Estrés Financiero: En el problema está la solución.

  • Enfocarse, e Ir paso a paso. No podemos atacar todo al mismo tiempo, es decir, no podemos hacer un plan para salir de deudas y ahorrar para nuestro retiro al mismo tiempo, ya que no tendría sentido y no lograríamos ninguna de las dos. Establezcamos prioridades y ataquemos una cosa a la vez.
  • Buscar ayuda. Si no sabes ni por dónde empezar, hay que buscar ayuda. Podemos leer, preguntar a expertos (puedes escribirme aquí) o de plano buscar a un asesor: alguien que te apoye paso a paso. He tenido la fortuna de apoyar a muchas personas mediante asesorías personalizadas (es una satisfacción muy grande).

Una buena forma de empezar a reducir tu estrés financiero es la Guía con los Seis Pasos para Alcanzar tu Libertad Financiera, que obtienes gratuitamente al suscribirte al blog.

Comparte otras sugerencias que te hayan ayudado a reducir tu nivel de estrés financiero.