Seguramente muchos de ustedes han leído que a partir de este mes las aseguradoras no podrán emitir seguros de gastos médicos con sumas aseguradas ilimitadas. Aunque se mantendrá el beneficio en contratos ya vigentes (incluyendo la renovación, si es que no hay cambios).

Muchos analistas opinan que esto es una buena noticia, ya que ayuda a dar certeza de que las compañías cuentan con las reservas técnicas suficientes para hacer frente al pago de siniestros. El hecho de ofrecer productos con suma asegurada ilimitada genera la posibilidad de que alguna compañía pueda enfrentar una obligación ilimitada – y que por ello sus reservas no alcancen.

Sin embargo, mi opinión es totalmente distinta. Me parece una decisión lamentable, y también me parece que estas declaraciones no son del todo ciertas.

Hay tres razones fundamentales:

  1. Soy matemático por formación y conozco bien algunas técnicas de probabilidad y estadística que se utilizan para la estimación de obligaciones futuras. Hay conceptos como la “probabilidad de ruina” que permite estimar con una confianza muy alta, la posibilidad de que la compañía ya no pueda hacer frente a las responsabilidades adquiridas.
  2. Las compañías de seguros transfieren parte de los riesgos que asumen. Esto se conoce como reaseguro, y hay infinidad de mecanismos que se pueden utilizar para proteger la estabilidad financiera de una aseguradora. Hay otras maneras, como por ejemplo los “swaps” de cartera como medida de diversificación, la colocación de bonos de catástrofes en los mercados financieros, las opciones financieras basadas en índices de siniestralidad del mercado, coberturas de tipo “stop loss”, etc.
  3. Todas las compañías de seguros hacen pruebas de solvencia dinámica, en las cuales analizan lo que podría pasar ante escenarios extraordinariamente adversos. Y las compañías tienen que superar esas pruebas o bien implementar los mecanismos necesarios en caso de fallo. Es importante mencionar que aún con sumas aseguradas limitadas, ninguna compañía puede hacer frente al 100% de las obligaciones que asume. Es decir: si de un día para otro el 100% de los coches asegurados en México fueran pérdida total, las compañías no podrían pagar todos los siniestros. Igual que los bancos: si de un día para otro el 100% de los clientes se acerca a una sucursal para sacar su dinero, el banco no podría pagarles a todos, porque parte del dinero de los depositantes se utiliza para préstamos.

Entonces: las sumas aseguradas ilimitadas en los seguros de gastos médicos no amenazan la estabilidad de las compañías de seguros. Pero el hecho de eliminarlas, sí causa incertidumbre ante los asegurados. Por ello pienso que es una decisión muy lamentable que juega en contra de la gente.

¿Cuánta suma asegurada ofrecerá el mercado en el Seguro de Gastos Médicos?

La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) ha mencionado que hasta ahora la enfermedad más cara que ha cubierto una Aseguradora, desde que se llevan registros, costó 38.1 millones de pesos. Se trató de un empiema -acumulación de pus en una cavidad orgánica-, generada por una infección pulmonar.

Muchas compañías están estableciendo la suma asegurada máxima en 50 millones de pesos, lo cual parecería suficiente – incluso para la enfermedad más cara registrada hasta la fecha en un contrato de seguros.

¿Será suficiente?

¿Cuál es tu opinión?