Joel quiere blindar su dinero ya que ha escuchado recientemente noticias acerca de una posible devalución y no quiere que pierda su poder adquisitivo.

Algunas personas le han comentado sobre invertir en UDIs o en otras divisas que no sean dólares.

¿Qué le recomiendo para blindar su dinero ante la crisis?

Pues bien, debido al tono de la pregunta, debo suponer que Joel tiene sus Finanzas Personales en orden: no tiene deudas y por lo tanto cuenta con algunos recursos guardados (ahorros) – por eso quiere blindar su dinero.

Si este es el caso, hace pocos días publiqué en El Economista una serie de tres artículos que hablan precisamente sobre esto: la importancia de seguir un proceso disciplinado de inversión.

Mucha gente recientemente me ha preguntado en qué recomiendo invertir en estos tiempos para poder blindar su dinero. Si pienso que el oro es un buen refugio, si recomiendo comprar centenarios, o si es mejor comprar euros o dólares en estos momentos. Todas ellas reflejan preocupaciones muy válidas acerca de lo que estamos viviendo.

Nadie, en realidad, puede predecir ni sabe a ciencia cierta qué es lo que va a pasar en el futuro. Ningún analista predijo, ni esperaba, que las acciones bajaran como lo han hecho en estos últimos meses. Tampoco esperaban que el dólar subiría de manera tan importante con respecto a otras monedas, incluido el peso (Joel, la devaluación no es un rumor – es algo que ha venido pasando en las últimas semanas).

Las personas tienen una preocupación por blindar su dinero, porque nadie puede predecir si el dólar seguirá subiendo, o bien, como muchos analistas esperan, si regresará a niveles inferiores a 12 pesos. Nadie sabe si las bolsas continuarán cayendo de manera sostenida, o bien si se ingresará pronto a un periodo de acumulación (mercados con tendencia lateral). Ni tampoco se sabe si la recesión será mucho más fuerte de lo que se ha pronosticado o no.

Por ello, en muchos casos, además de reflejar estas preocupaciones que, insisto, son muy válidas, estas preguntas también nos hablan de que muchas personas están pensando en especular y no sólo en blindar su dinero: ¿qué pasará mañana con el dólar, o la próxima semana? ¿me conviene comprarlos ahora que han subido, por si siguen subiendo?

Si uno mira detenidamente a estos cuestionamientos: si uno lee entre líneas, uno se dará cuenta de que lo que la gente quiero saber es cuál es la expectativa de lo que puede pasar después, para actuar y reaccionar de acuerdo con esas expectativas. Eso es la definición de especulación.

Especular equivale a actuar con base en expectativas (que pueden ser o no fundadas). Actuar con base en rumores (que pueden resultar o no ciertos). Por lo que nuestra posibilidad de ganancia, o de pérdida, está en función de qué tan acertadas resultaron esas expectativas o qué tan ciertos fueron esos rumores.

Pero en muchas ocasiones, especular también es actuar con base en nuestros miedos, o en nuestras corazonadas, sin ningún razonamiento.  De esta forma, especular puede también verse como sinónimo de apostar. Y yo siempre le he dicho a mis lectores que si uno quiere apostar, no lo haga con su patrimonio, que bastante trabajo le costó forjar.  Para apostar, es mejor ir a Las Vegas. Es más divertido y tendremos mayores posibilidades de ganar, que si apostamos sin información en los mercados financieros.

Como podemos ver, mucha gente busca tomar sus decisiones de inversión con base en una especulación, sobre todo en tiempos de crisis. Y ahí es donde muchas veces está el error.

Ahora bien, si uno de verdad quiere blindar su dinero ante una crisis, lo que debe hacer no es especular, sino tomar siempre decisiones razonadas. No actuar por miedo o desconocimiento, sino hacerlo en todo momento de acuerdo con tu objetivo de inversión, a través de un proceso disciplinado.

Yo te preguntaría ¿para qué quieres comprar dólares u otras monedas? Si tienes deudas en esas denominaciones, probablemente tenga sentido. Pero si no las tienes, ¿para qué hacerlo, si no sabemos qué pasará en el futuro, si el valor de esas monedas seguirá subiendo o no?

Uno vive en pesos, y por lo tanto debe proteger el poder adquisitivo de su dinero en pesos. Es decir, uno debe blindar su dinero con respecto a la inflación (la cual, por cierto, históricamente ha crecido mucho más que el tipo de cambio con el dólar, aún con devaluaciones tan profundas como las que ha vivido México – esto lo puedes comprobar tú mismo visitando la página del Banco de México para hacer tus comparativos, o bien leyendo este artículo.

La primera regla para que una persona pueda blindar su dinero es tener unas finanzas personales en orden: no tener deudas de corto plazo y además contar con un fondo para emergencias que nos cubra entre tres y seis meses de nuestro gasto familiar. Eso es lo primero en que uno debería pensar para blindar su dinero ante la crisis.

Entonces sí, invertirlo de una manera tal que pueda proteger su poder adquisitivo, y a la postre, incrementarlo.

Para ello hay muchas formas, y todo depende del objetivo de inversión de cada quién. Como siempre digo: es muy diferente invertir dinero que tenemos destinado a un fondo para emergencias, donde necesitamos disponibilidad inmediata, que hacerlo para dar el enganche de una casa dentro de 2 o 3 años, o bien, invertir para el retiro dentro de 30 o 40 años. Los instrumentos que uno requiere son muy diferentes.

Una vez que se ha determinado este objetivo y que conocemos nuestra tolerancia al riesgo, entonces sí, elegir cómo debemos distribuir nuestro dinero (una asignación adecuada de activos). Es decir: ¿qué porcentaje de mi portafolio lo voy a invertir en activos de corto plazo y de alta liquidez? ¿qué porcentaje del mismo lo voy a invertir en valores de deuda de largo plazo? ¿qué porcentaje en otras monedas? ¿qué porcentaje en renta variable?

Posteriormente dentro de todo el universo de instrumentos de inversión, escogemos aquellos que además de representar esa asignación de activos que hemos determinado, tengan el potencial de brindar rendimientos competitivos.

Por ejemplo, para el retiro es conveniente un portafolio diversificado que incluya un porcentaje en acciones – ya que en ese horizonte de inversión son la mejor alternativa de inversión (a pesar de que hayan caído tanto en las últimas semanas, si tú ves cualquier gráfica del índice de la Bolsa a 20 años o a 40 años notarás que la tendencia de largo plazo es al alza y que caídas como estas se ven muy pequeñas).

Para guardar un fondo para emergencias, pues no te conviene un plazo fijo en UDIs porque lo que necesitas es disponibilidad inmediata por si esa emergencia se presenta. Entonces un buen fondo de inversión de liquidez inmediata, que invierta a corto plazo y en papeles de alta seguridad (sólo Gobierno por ejemplo) y que pague rendimientos competitivos, suele ser una buena opción, ya que por lo general pagarán más que la inflación.

Para dar el enganche de una casa dentro de 2 o 3 años, posiblemente los pagarés en UDIs puedan ser una opción interesante, aunque hay otras: por ejemplo hacer un portafolio de varias sociedades de inversión en instrumentos de deuda que combine distintos plazos pero que predomine el mediano plazo.

Rebalanceo: otra manera de blindar su dinero de cara a una crisis.

Debemos recordar que en inversiones una manera de blindar su dinero es rebalancear nuestro portafolio cada cierto tiempo. Es decir: hacer los ajustes necesarios para mantener los porcentajes definidos en cada tipo de activo (recordemos que unos pueden crecer más que otros – en ciertos periodos la bolsa puede subir más que los instrumentos de deuda, por ejemplo, lo que hace que cambie el % entre ambos).

Además, cada año que pase debemos revisar los porcentajes de inversión que originalmente definimos para cada tipo de activos – esto es importante, por ejemplo, cuando nos estamos acercando a nuestra meta y por lo tanto conviene reducir la exposición ciertos activos como renta variable u otras monedas, para que nuestro portafolio crezca de una manera más estable y con menos altibajos y no incurramos en riesgos innecesarios.

¿Qué otros consejos darías para blindar su dinero ante crisis?