Me he dado cuenta que muchas de las personas que piden mi asesoría, invierten sin saber a ciencia cierta qué esperar. Algunos no tienen claro cuál es el objetivo de su inversión mientras que otros se quejan de que el instrumento en el que están invirtiendo les paga muy poquito.

Entonces pregunto: ¿Muy poquito comparado con qué? La gran mayoría de la gente suele quedarse sin respuesta. Añado: ¿Cuál es tu benchmark? ¿Cuál es el rendimiento esperado de tu portafolio?

Estas preguntas a veces hacen que la gente se sienta un poco incómodas, pero son muy relevantes. Obviamente les tranquilizo y les digo que no se preocupen, ya que estoy para ayudarles y enseñarles cómo contestarlas.

En este post hablaremos más acerca del benchmark y por qué es importante medirlo.

¿Qué es el Benchmark?

Aunque es una palabra que suena rimbombante, en realidad se utiliza no sólo en inversiones sino también el ámbito empresarial. Cuando se habla de hacer «benchmarking» esto significa comparar cómo estoy con respecto a los demás, o a un punto de referencia.

Benchmark es una palabra inglesa que proviene de la combinación de dos palabras: bench (un banco para sentarse) y mark (marca o señal). Puede traducirse de alguna manera como «punto o medida de referencia». En materia de inversiones, el Benchmark es un «indicador de referencia» que me permite saber si el rendimiento que han generado mis inversiones es bueno o malo.

¿Cómo se utiliza el Benchmark en Inversiones?

Veamos un ejemplo: Si tengo un pequeño portafolio de varias acciones que cotizan en la Bolsa, y mi rendimiento durante el año fue de un 20%, podría decir que me fue muy bien.

Sin embargo, si en ese año el Índice de la Bolsa ganó un 50% en realidad no me fue también: es más, podría decirse que mi portafolio tuvo un desempeño muy mediocre.

En este caso el Benchmark es el Índice de la Bolsa. Es el indicador de referencia para medir el desempeño de mi portafolio.

Si durante el año un fondo de inversión en renta variable pierde el 5% uno podría pensar que fue un rendimiento malísimo. Ese año los inversionistas en lugar de ganar dinero tuvieron minusvalías. Pero si la bolsa en general bajó un 12%, entonces se puede decir que ese fondo de inversión tuvo un muy buen desempeño comparado con su Benchmark.

No podemos comparar el desempeño de ese fondo con otros que invierten en instrumentos de deuda, por ejemplo. No sería una comparación justa – porque son cosas totalmente distintas. Es como comparar una piña con una zanahoria. No tienen nada que ver.

Quien invierte en un fondo de inversión en renta variable, sabe que la bolsa es volátil por naturaleza y que puede haber periodos de alzas y otros de bajas pronunciadas. Pero también que en el largo plazo la tendencia siempre será hacia arriba, por esa misma naturaleza. Para saber si ese fondo se ha desempeñado bien o mal, se le debe comparar con su Benchmark. Con un indicador que represente el comportamiento de la bolsa de valores en su conjunto – como el Índice de Precios y Cotizaciones.

Ahora pensemos que es un fondo en renta variable, pero que invierte únicamente en empresas de vivienda. Entonces su Benchmark es distinto: el rendimiento de ese portafolio debería compararse con el Índice Habita que es aquél que mide de manera representativa el desempeño del sector vivienda. Esto ilustra la importancia de elegir el Benchmark correcto.

¿Cómo elegir un Benchmark?

En realidad no es tan difícil hacerlo, sólo necesitamos pensar un poquito y elegir el indicador (usualmente un índice) que más se acerque al tipo de activos en el que invierte un fondo de inversión, o bien nuestro portafolio.

En ocasiones es necesario elegir una combinación. Por ejemplo, si nuestro portafolio invierte 60% en instrumentos de deuda de corto plazo y 40% en bolsa, entonces nuestro benchmark sería 60% Cetes a 28 días y 40% el índice de la Bolsa.

Si tenemos un portafolio que invierte en bonos del gobierno federal de largo plazo, entonces su Benchmark no puede ser el rendimiento de los Cetes a 28 días. Quizá sea más adecuado el índice PiPG-Bonos. Este índice es uno de los muchos desarrollados por PiP – Proveedor Integral de Precios. Ellos han desarrollado una gama de índices que pueden ser utilizados como Benchmark para medir casi cualquier portafolio de inversión en instrumentos de deuda (o incluso elegir una combinación de índices que represente la manera como invierte el portafolio).

En la página de Internet de PiP – Proveedor Integral de Precios también dan seguimiento a otro tipo de índices e indicadores representativos de los diferentes mercados financieros (incluido índices bursátiles). Por lo cual ahí se puede encontrar prácticamente cualquier indicador que nos pueda servir como Benchmark. Para mayor información de los índices PiP que se han desarrollado para México es interesante leer este documento.

El Benchmark de mi Portafolio

El benchmark es el indicador con el cual tengo que comparar mi portafolio, para saber si el desempeño de mi portafolio es adecuado o no. También me permite saber si el fondo de inversión en el que está mi dinero, por ejemplo, está dando buenos rendimientos o si éstos han sido mediocres.

Es importante mencionar que el Benchmark se utiliza para comparar los rendimientos en un periodo determinado. Y para evaluar la consistencia de una estrategia.

Por ejemplo: en un año determinado, varios fondos de inversión pueden superar al índice de la bolsa. Pero si uno compara los rendimientos de distintos años, posiblemente la historia sea muy distinta. ¿Es un fondo que consistentemente le gana al índice de la bolsa, o sólo lo logró una vez en los últimos cinco años?

¿Sabes cuál es el Benchmark de tu Portafolio?