Una buena noticia: hoy el Banco de México anunció algunas prohibiciones y restricciones al cobro de diversas comisiones de la banca y de otros intermediarios financieras. Estas medidas buscan que las comisiones sean claras y transparentes, que se apliquen a servicios efectivamente prestados a los clientes, y además que se eliminen prácticas que inhiben la sana competencia.

Entre las nuevas regulaciones, que entrarán en vigor el próximo 21 de agosto de 2009, están las siguientes:

  • En cuentas de depósito a la vista (como las de cheques y de nómina), no podrán cobrarse conjuntamente en el mismo periodo, comisiones por manejo de cuenta y por no mantener un saldo mínimo.
  • En ningún caso podrán cobrarse comisiones a un cliente por haber depositado en su cuenta cheques que sean devueltos por cualquier causa.
  • Cuando la banca establezca como condición para otorgar un crédito que el cliente abra una cuenta de depósito, para realizar los pagos del crédito, no podrá cobrar comisiones en la mencionada cuenta por los conceptos siguientes: i) apertura; ii) manejo, y iii) por no mantener un saldo mínimo.
  • No podrán cobrarse comisiones a un cliente por exceder o intentar exceder el saldo de su tarjeta de débito. Cabe mencionar que la ley establece una disposición similar para tarjetas de crédito.
  • No podrán cobrarse comisiones por la cancelación de cuentas de depósito.
  • No podrán cobrarse comisiones por la cancelación de tarjetas de crédito ni de débito.
  • No podrán cobrarse comisiones por la cancelación de la domiciliación del pago de bienes y servicios.
  • Tampoco se cobrarán comisiones por la cancelación del servicio de banca por Internet.
  • Tratándose de órdenes de transferencia de fondos, las instituciones no podrán cobrar comisiones diferenciadas en función del monto de las transferencias que les soliciten sus clientes.