A mis abuelos, de quienes aprendí a ser como soy

En mi familia me enseñaron, desde niño, que antes de opinar debía escuchar. Aprendí a observar y a pensar. Quizá por eso soy una persona callada, intervengo poco en una conversación a menos que tenga algo valioso que aportar.

Eso me hizo ser una persona con cierta agudeza visual y auditiva. De esta manera, me he dado cuenta que muchas veces las cosas no son como parecen, o como la gente las quiere ver. Que hay percepciones y opiniones diferentes acerca de las mismas situaciones. Escuchando a los adultos, desde niño, aprendí que entender puntos de vista distintos nos ayuda a formar un criterio. Esa enseñanza ha sido una de las más valiosas de mi vida, porque me ayudó a desarrollar una mente sumamente analítica.

Dicen que no se puede experimentar en cabeza ajena y es cierto. Pero sí se puede aprender de los demás: de las situaciones que otros viven – y cómo las manejan – y el ejemplo que nos dan.

aprendi-observando-a-los-demas

Lo que aprendí de Finanzas Personales… Observando a los demás

¿Cómo aprendí muchas cosas – y de finanzas personales?

A través de ver, oír y callar, como decía mi abita, he aprendido de los demás muchas cosas que me han permitido manejar mejor mi dinero y mis finanzas personales.

De pequeño me tocó ver cómo mucha gente lo perdió todo después del terremoto de 1985 y tuvo que vivir en casas de campaña un buen tiempo, sobre el terreno que antes ocupaba el edificio que habitaban. Eso me impresionó mucho. Así aprendí la importancia de tener un seguro de hogar: nunca le pasaría eso a mi familia.

También fui testigo de muchas peleas en casa por dinero y aprendí que las parejas tienen que hablar y establecer metas comunes. Mi papá se estresaba mucho cada vez que abría el estado de cuenta de la tarjeta de crédito y veía todo lo que se había gastado. Trabajaba más para pagar esas deudas y siempre lo logró, pero de la manera difícil.

Pero también hubo contrastes. Mis abuelos, en cambio, eran sumamente ordenados en el manejo del dinero. Todo lo hacían de una manera metódica y planeada. Alguna vez encontré una libreta en la cual mi api hacía su presupuesto y los gastos que iban teniendo en cada categoría. Una página por categoría, hasta arriba el monto asignado, luego los gastos con su fecha. Nunca se pasaban, en ninguna. Era impresionante. Aprendí entonces la importancia de hacer un presupuesto y de ser disciplinado en nuestro gasto.

Pero la experiencia me dio mucho más. En la escuela perdí a uno de mis mejores amigos de la escuela. Lo tuvieron que sacar porque su padre perdió todo su dinero en un negocio que no funcionó. Esto fue apenas el principio: la familia se desmoronó y el origen de todo ello fue la falta de dinero. Aprendí que es importante no apostarlo todo en un negocio, sino tomar riesgos calculados.

Me tocó también ver el lado contrario: gente que a la que le comenzó a ir bien y como consecuencia inició una vida llena de lujos, más allá de sus posibilidades. Otro buen amigo era una persona como yo, pero de repente a su familia le comenzó a ir mejor: compraron una gran casa, autos del año, videojuegos y muchas otras cosas. Eso me daba gusto. Hasta que él y su familia decidieron que no estábamos a su altura – y rompió la amistad. Aprendí con ello que el dinero también puede sacar lo peor de nosotros mismos.

Curiosamente, unos años después resultó que su padre debía hasta la camisa: todo eso estaba construido sobre cimientos de papel. Aprendí entonces lo que significa querer tener un estilo de vida que no podemos pagar.

En fin, en mi vida he aprendido mucho acerca de finanzas personales – de lo que se debe y no se debe hacer, a través de la experiencia de otros: de ser testigo de una parte de su historia de vida.

Pero no es la observación pura lo que me ha permitido aprender, sino el análisis y la reflexión sobre aquello que he visto o escuchado. Eso es lo que construye el pensamiento propio, lo que nos forja el criterio y lo que nos permite tomar aplicar todo aquello que hemos visto para construir nuestra propia historia.

¿Qué has aprendido de los demás? Te invito a comentar y compartir tus experiencias.

Mini-Curso Gratis

Los seis pasos para alcanzar tu libertad financiera

Suscríbete gratis y recibe en tu correo el mini-curso "Los seis pasos para alcanzar tu libertad financiera"

100% libre de SPAM. Cancela cuando quieras. Powered by ConvertKit