Alertas Buró es un servicio que vale la pena porque nos protege de manera muy importante.

La semana pasada escribí dos posts acerca de ¿Qué es el Robo de Identidad? y ¿Cómo Protegernos del Robo de Identidad?

Como comenté, la mejor forma de prevenir y limitar sus estragos es, como en el cáncer, la detección temprana. Eso es precisamente lo que permite Alertas Buró.

¿Qué es Alertas Buró y en qué consiste?

Alertas Buró es un servicio que te informa, vía correo electrónico, en el momento en que se registra algún cambio que afecta tu historial crediticio, por ejemplo:

1.
El alta de un nuevo crédito a tu nombre. Esto es de capital importancia: si se registra un crédito que tú no pediste – y te permite tomar inmediatamente acción para proteger tu patrimonio.

Si Alertas Buró te notificara de un crédito que tú no pediste, puedes hacer lo siguiente:

  • Hablar e investigar con el emisor del crédito. Si ese crédito está en “ceros” (no ha sido utilizado), en esa misma llamada podrás cancelarlo. De lo contrario, puedes pedir una aclaración informando que ese crédito no es tuyo, para que se “congele” y no se siga utilizando por nadie.
  • Hacer una reclamación directamente al Buró de Crédito informando que ese préstamo que se dio de alta no te corresponde.
  • Poner una denuncia contra quien resulte responsable en el ministerio público.
  • Poner una denuncia en contra del banco ante Condusef.

Es importante mencionar que en ocasiones los bancos cambian el número de una tarjeta de crédito, o bien emiten una tarjeta de crédito a tu nombre que sí solicitaste pero se te olvidó – asegúrate primero hacer la llamada con el banco y aclarar bien la situación antes de tomar acciones adicionales.

2.
Cambio en los datos de tu domicilio o empleo. Si se da de alta algún domicilio que no te corresponde, puede ser un posible indicador de que alguien pretende hacerse pasar por ti. En este caso, puedes pedir de inmediato la aclaración ante Buró de Crédito.

3.
¿Quién y en qué fecha consulta tu historial? Recuerda que nadie puede tener acceso a tu historial crediticio sin una autorización de tu parte: Alertas Buró te permite darte cuenta y solicitar una aclaración. También recuerda que cada vez que firmas una solicitud de crédito estás aceptando que el otorgante consulte tu historial las veces que sea necesario, mientras tengas relación crediticia con él y en ocasiones hasta por tres años más.

Sin embargo, si alguna institución a la que no has pedido crédito o con la que no has tenido relación por mucho tiempo consulta tu información, además de que es un delito, puede ser indicador de que alguien ha solicitado un crédito en tu nombre.

4.
Cambios en la situación de algún crédito. Si dejaste de pagar algún crédito o se te pasó la fecha límite de pago, esto suele quedar registrado en tu historial crediticio. Ten en cuenta, sin embargo, que en ocasiones las instituciones financieras se pueden equivocar y registrar como tardío un pago que hiciste a tiempo. A través del servicio de Alertas Buró puedes darte cuenta de esto, y solicitar las aclaraciones que sean necesarias para que tu historial quede limpio y sin manchas. Tienes derecho a hacerlo.

Además, el servicio te incluye hasta 4 reportes de crédito gratuitos al año (se genera uno cada trimestre).

Como puedes ver, desde mi punto de vista el servicio ofrece ventajas importantes que te permiten tomar acción antes de que sea demasiado tarde y estés inundado de deudas que no te corresponden.

¿Funciona?

Personalmente he sido cliente de Alertas Buró desde hace más de un año. Curiosamente el primero no tuve muchas notificaciones (lo cual es buena señal) pero este año he tenido bastante actividad.

Por ejemplo:

  1. HSBC ha consultado mi historial crediticio con una frecuencia sospechosa. Al hacer la aclaración el banco me informa que tienen derecho de hacerlo hasta por 3 años después de que cesó mi relación con ellos (falta poco para eso) y que lo hacen para “ofrecerme productos a mi medida”. Desde luego no me gusta este comportamiento, creo que es poco ético y por ende no volveré a solicitar un crédito en HSBC nunca.
  2. Una institución dio de alta la dirección de mi trabajo como domicilio particular, lo cual ya quedó corregido.
  3. Se me notificó de un registro de pago tardío (que no fue tal, pagué a tiempo pero mi cheque fue devuelto por razones que aún estoy aclarando con mi banco – causa de devolución fue “otros”).
  4. Me llegó una reposición de una tarjeta con un número diferente (se registró como un nuevo crédito en Buró) – ya se muestra como “cancelado” el anterior.

Desde luego, el servicio tiene un costo que desde mi punto de vista es razonable: menos de 12 pesos al mes (140 pesos al año). Ahora bien, si quieres que tus cuatro reportes incluidos en el servicio incluyan Mi Score (que es una calificación numérica sobre el comportamiento de tu crédito), el precio se incrementa a 200 pesos por año.

¿Cuánto vale tu seguridad patrimonial?

Lo que yo mejoraría

Hay veces que recibes alguna alerta en la cual se te sugiere consultar tu reporte de crédito. Sin embargo, si estás a la mitad de un trimestre, después de que uno de los 4 reportes gratuitos que incluye el servicio han sido generados, tienes que pagar para obtenerlo.

Sería mucho mejor que el servicio te incluyera cuatro reportes gratuitos durante la vigencia de tu contrato (un año) sin necesidad de que sean en fechas predeterminadas – sino cuando los requieras. Esto mejoraría en mucho la experiencia de los clientes.

Desde luego que por el precio que uno paga, sería mucho mejor tener acceso a tu reporte cada vez que recibes una alerta, sin costo. En fin, pedir no empobrece.

¿Piensas que Alertas Buró vale la pena?