Esta es la tercera parte de las Actitudes Que Nos Llevan al Éxito Financiero.

Como recordatorio: una buena parte del éxito en nuestra vida, y en el manejo de nuestro dinero, tiene que ver con la actitud que tomamos con respecto a cuatro grandes rubros de las Finanzas Personales:

  1. el establecimiento de nuestras metas
  2. el riesgo que estamos dispuestos a asumir para alcanzarlas (la manera como invertimos)
  3. el crédito, y
  4. la manera como protegemos nuestro patrimonio

A continuación el tercer punto:

Nuestra Actitud Ante el Crédito

De manera muy sencilla, el crédito se puede definir como el privilegio de gastar dinero que aún no tenemos. Esto, desde luego, implica un costo muy elevado y además afecta a nuestro flujo de efectivo (por los intereses que tenemos que pagar a nuestros acreedores). A pesar de ello, gran parte de los ciudadanos asumen un nivel de endeudamiento tal, que pone en peligro su viabilidad financiera.

Algunos de los puntos que debemos tomar en cuenta para definir nuestra actitud ante el crédito, son los siguientes:

¿Por qué no pagarnos a nosotros mismos, en lugar de a nuestros acreedores?

Es infinitamente mejor establecer planes de ahorro e inversión para el logro de nuestros objetivos, que utilizar el crédito, sobretodo en el caso de bienes que se deprecian rápidamente.

El crédito es un ahorro negativo

Es decir, en lugar de ahorrar dinero, invertirlo obteniendo un interés a favor, y luego utilizarlo (gastarlo) en nuestra meta, lo hacemos al revés. Primero gastamos, a través del crédito, generando un interés en contra nuestra, y pagamos largo tiempo por algo que ya no representa un objetivo.

Cuidar nuestro nivel de endeudamiento

En particular, pienso que cualquier persona no debería tener un nivel de endeudamiento mayor al 5% de sus activos (excluyendo el crédito automotriz o hipotecario).

Evitar deudas con tarjetas de crédito

Idealmente, no debemos incurrir en deudas con tarjeta de crédito. Por el contrario, éstas deben ser utilizadas como un medio de pago y de financiamiento gratuito, al cubrir el saldo total en cada corte para no generar intereses. Lamentablemente, mucha gente utiliza las tarjetas de crédito como una extensión de su ingreso: como no les alcanza, resulta muy fácil sacarlas para hacer una compra. Piensan que el pago mínimo será muy pequeño en relación al monto utilizado. Sin embargo, esto puede llevar a un círculo en el cual, más tarde que temprano, la suma de todas las compras realizadas genera un pago mínimo bastante oneroso que se convierte en una carga importante. Adicionalmente, cuando pagamos sólo el mínimo, la deuda va disminuyendo muy poco a poco, debido a las tasas de interés tan elevadas que cargan las instituciones que las emiten.

Cuidar la carga de nuestras deudas

Si tenemos un crédito automotriz, el pago mensual de todas nuestras deudas (incluidas tarjetas) no debe exceder del 15% de nuestros ingresos mensuales. Si además tenemos el crédito hipotecario, entonces el pago de todas nuestras deudas (incluidas tarjetas) no debe ser mayor al 25% de nuestros ingresos mensuales.

[hr]

La serie completa de las Actitudes que Nos Llevan al Éxito Financiero:

  1. el establecimiento de nuestras metas
  2. el riesgo que estamos dispuestos a asumir para alcanzarlas (la manera como invertimos)
  3. el crédito, y
  4. la manera como protegemos nuestro patrimonio

[hr]