elegir-acciones-no-es-para-todos

Elegir Acciones no es Para Todos

Muchas personas quieren “entrarle” al mercado accionario y tratan de comprar acciones en directo. Sin embargo, la gran mayoría no tiene ni el tiempo ni la experiencia para hacer una evaluación formal de todas las empresas en las que les interesa invertir (ni siquiera de leer y entender los reportes que emiten las distintas casas de bolsa sobre ellas).

Como muchos de mis lectores saben, siempre he aconsejado a la gente: nunca inviertas en ningún instrumento cuyo funcionamiento no hayas comprendido perfectamente, incluyendo el rendimiento potencial así como sus riesgos asociados.

En una inversión en acciones, es lo mismo. De hecho, podemos este consejo se puede parafrasear de la siguiente manera: nunca inviertas en acciones de una empresa cuyo funcionamiento no hayas comprendido perfectamente, incluyendo su bursatilidad, su situación financiera, sus perspectivas a futuro (comparadas tanto con las de las demás empresas de su sector como de la economía en su conjunto), su valuación actual (y por lo tanto su rendimiento potencial), y sus riesgos.

Por otro lado, muchas personas tampoco tienen los conocimientos como para poder definir una diversificación inteligente (Concepto 3), que pueda superar al mercado (Concepto 4) y que a la vez disminuya el riesgo (Concepto 2).

Además, se ha demosrado que cuando uno invierte en acciones en directo, es mucho más fácil perder la disciplina en la inversión y correr riesgos innecesarios.

Es por ello que elegir acciones no es para todos. Si uno decide hacerlo, debe tomarlo con toda seriedad e invertir no sólo su dinero, sino su tiempo, en lograrlo con éxito.

Muchas personas dicen que uno debe dejar esto a los profesionales. Otros dicen que si ni siquiera éstos pueden ganarle consistentemente al mercado, como ya comentamos aquí.

Por lo tanto, para la gran mayoría de nosotros, es mejor invertir “en el mercado”: en productos indizados de bajo costo (ya sea fondos o ETFs como el NAFTRAC).

De cualquier manera, si uno tiene la tentación de invertir en acciones en directo, puede primero empezar a hacerlo a través de un simulador gratuito (como Blink & Play de Banamex, o el Juego de la Bolsa de Invertia). De esta manera, podremos darnos cuenta sin arriesgar nuestro dinero, si invertir en directo es o no para nosotros.

Ahora bien, si uno quiere tratar en la vida real (después de haber utilizado los simuladores), lo recomendable es comenzar a hacerlo con una pequeña parte de nuestro portafolio. Es decir, como un complemento al porcentaje que invertimos en acciones, y que en su mayoría debe estar construido sobre una base indizada.

Desde luego, siempre es importante comparar el rendimiento de nuestro portafolio con respecto a su benchmark (como abordado ampliamente en los conceptos anteriores sobre inversión). De esta manera podremos darnos cuenta si esa carterita de acciones están agregando o no valor a nuestro portafolio (y si están aumentando volatilidad o no al mismo).

Sólo la gente con mucha experiencia y familiarizada con la teoría de construcción de portafolios, con la importancia de la disciplina en el control de riesgos, debería tener una participación directa más activa.

[hr]

La serie completa de los Diez Conceptos de Inversión Para Tener Siempre en Mente:

Introducción – Importante leerla porque nos ayuda a poner en contexto el concepto del «riesgo».
1. Siempre Invierte con Base en un Objetivo Definido.
2. Primero el Riesgo, Luego el Rendimiento.
3. Diversifica de Manera Inteligente.
4. No Trates de Ganarle al Mercado.
5. No Trates de Buscar el “Momento Ideal” para Entrar o Salir.
6. Invierte de Manera Constante (Método Costo Promedio).
7. Rebalancea tu Portafolio Periódicamente.
8. Cuida las Comisiones y Costos.
9. Elegir Acciones no es Para Todos.
10. Corta Tus Pérdidas.[hr]