cuida-las-comisiones-y-costos

Cuida las Comisiones y Costos

Este es un tema que muchos inversionistas dejan pasar, y que tiene un impacto muy importante en nuestros rendimientos. Todos los productos financieros conllevan un costo. Todos.

Algunos de estos costos son directos, como por ejemplo las comisiones por operación (compra-venta de acciones o títulos), o bien las comisiones por administración y custodia, por manejo de la cuenta, o por tener acceso a información en línea de los mercados.

Como ya mencionamos aquí, las personas que están constantemente operando, entrando y saliendo del mercado, incurren en costos mucho mayores que los inversionistas de más largo plazo, por las comisiones de compra-venta de valores, las cuales pocas veces toman en cuenta al evaluar su rendimiento, y que pueden mermarlo de forma muy importante.

Pero también hay costos indirectos, que en muchas ocasiones están implícitos en el producto. Por ejemplo las comisiones que cobran las operadoras fondos de inversión a sus fondos, y que ya están incluidas en el rendimiento que el inversionista obtiene. Obviamente, mientras más alta sea la comisión, menor es el rendimiento que se traslada a los clientes: es decir, tiene una afectación directa. Por eso es importante también concerla: en el caso de los fondos de inversión es sencillo pero en otros productos no tanto.

En este sentido, hay otros costos indirectos en productos financieros de los cuales debemos estar conscientes, y que en ocasiones no son tan transparentes para el cliente. Por ejemplo, los seguros de ahorro e inversión tienen costos asociados que pueden ser mayores a las de productos de otras instituciones, ya que las aseguradoras suelen tener gastos de adquisición y de operación mayores a los que tienen otras empresas financieras. De hecho, una de las razones por las cuales estos productos suelen tener una penalización por cancelación anticipada, es porque el costo de adquisición no es constante en el tiempo (se incurren en mayor medida en los primeros años).

En resumen, costo de un producto o servicio financiero es un componente que tenemos que tener siempre en cuenta al momento de evaluar el rendimiento total de nuestras inversiones, para tener la fotografía completa y poder tomar, por tanto, mejores decisiones.

[hr]

La serie completa de los Diez Conceptos de Inversión Para Tener Siempre en Mente:

Introducción – Importante leerla porque nos ayuda a poner en contexto el concepto del «riesgo».
1. Siempre Invierte con Base en un Objetivo Definido.
2. Primero el Riesgo, Luego el Rendimiento.
3. Diversifica de Manera Inteligente.
4. No Trates de Ganarle al Mercado.
5. No Trates de Buscar el “Momento Ideal” para Entrar o Salir.
6. Invierte de Manera Constante (Método Costo Promedio).
7. Rebalancea tu Portafolio Periódicamente.
8. Cuida las Comisiones y Costos.
9. Elegir Acciones no es Para Todos.
10. Corta Tus Pérdidas.[hr]