no-trates-de-ganarle-al-mercado

No Trates de Ganarle al Mercado

Ya en los posts anteriores de esta serie, hemos dibujado un esbozo de este concepto. Hemos comentado que debemos elegir un portafolio que tenga cierto parecido a la forma como está compuesto nuestro «benchmark», ya que de lo contrario podemos incrementar significativamente nuestro riesgo.

Recordemos que nuestro «benchmark» es el indicador (o mezcla de indicadores) que representa el rendimiento esperado de nuestro portafolio, y contra el cual comparamos el desempeño del mismo.

Particularmente en bolsa (en la parte de nuestro portafolio que hemos destinado a bolsa tanto local como internacional), se ha comprobado que los fondos de inversión indizados, es decir los que replican el rendimiento y la composición de un determinado índice, en el largo plazo dan rendimientos mejores y más consistentes que aquellos que tienen un manejo activo, es decir, los que intentan “ganarle al mercado”.

Y además, por lo general, los fondos que logran “ganarle al mercado” no lo hacen de manera consistente y en el largo plazo. Es decir, siempre hay fondos que lo logran un año o dos, pero en otros tienen un desempeño muy pobre y a la larga tienen un rendimiento peor que el de su «benchmark» (el índice contra el cual se comparan).

Hay varias razones importantes para ello. Una es que los índices se componen de las acciones más operadas, en una ponderación que de alguna manera intenta ser representativa del desempeño del mercado en su conjunto. Es decir, la composición de un índice no es un capricho del que los crea (sobre todo de los más importantes y por lo tanto seguidos por los inversionistas). De esta forma, el movimiento (rendimiento) de un índice es representativo del movimiento (rendimiento) del mercado o del segmento del mercado al que intenta seguir dicho índice. Es decir, representa las decisiones de inversión agregadas tomadas por todos los inversionistas que participan en un mercado. En otras palabras, representa el conocimiento colectivo.

Pero otra razón de peso es que en el mercado la información es pública y de esta manera puede ser conocida al mismo tiempo por todos los participantes, quienes toman decisiones de inversión y «reaccionan» con base en dicha información. Y esto influye de manera muy importante en la oferta y la demanda de las distintas acciones, y por ende, en el precio de las mismas. El concepto de «ganarle al mercado» de alguna manera significa que uno puede tomar mejores decisiones que el resto. A lo mejor uno lo logra una vez, dos, o incluso varias. Pero es realmente difícil tomar mejores decisiones que el resto del mercado siempre, y no equivocarse nunca. Sería muy arrogante pensarlo (aunque definitivamente hay quien lo hace).

Sólo un puñado de personas (que pueden contarse con los dedos de una mano) son esos inversionistas «famosos» que han logrado ganarle al mercado manera consistente (como Warren Buffet, por ejemplo). Unos cuantos.

Por otro lado, estadísticamente menos del 1% de los fondos de inversión lo logran también de forma consistente (y usualmente no son los que están en los primeros lugares de rendimientos cada año por lo cual es difícil detectarlos). Y aún así, rendimientos pasados no garantizan que el comportamiento se mantendrá en el futuro.

Aunque suene contradictorio, personalmente yo sí soy partidario de agregar fondos activos a un portafolio, o incluso algunas acciones en directo (sobre todo para inversionistas con experiencia). Pero estos instrumentos deben ser un complemento a una base de inversión indizada. La incorporación de estos elementos, sobre todo cuando se seleccionan de manera inteligente, pueden incluso mejorar el rendimiento esperado de nuestro portafolio y bajar (sí, bajar) ligeramente el riesgo asociado al mismo.

[hr]

La serie completa de los Diez Conceptos de Inversión Para Tener Siempre en Mente:

Introducción – Importante leerla porque nos ayuda a poner en contexto el concepto del «riesgo».
1. Siempre Invierte con Base en un Objetivo Definido.
2. Primero el Riesgo, Luego el Rendimiento.
3. Diversifica de Manera Inteligente.
4. No Trates de Ganarle al Mercado.
5. No Trates de Buscar el “Momento Ideal” para Entrar o Salir.
6. Invierte de Manera Constante (Método Costo Promedio).
7. Rebalancea tu Portafolio Periódicamente.
8. Cuida las Comisiones y Costos.
9. Elegir Acciones no es Para Todos.
10. Corta Tus Pérdidas.[hr]