invierte-con-base-en-un-objetivo-definido

Siempre Invierte con Base en un Objetivo Definido

En el post anterior, hablamos ampliamente acerca del riesgo, como una introducción que nos permite sentar las bases y poner en contexto los diferentes conceptos que abordaremos. Es importante leerlo primero, si es que no lo han hecho.

Como comenté en este artículo, la pregunta más frecuente que recibo de mis lectores es ¿Cómo Invierto Mi Dinero? Y la respuesta casi siempre es la misma: “depende mucho de cuáles sean tus objetivos de inversión”. Y añado: “Es muy diferente invertir un fondo para emergencias, que el dinero que estamos ahorrando para comprar un coche en 2 años, para la educación de nuestros hijos dentro de 15 o bien para nuestro retiro dentro de 30 años. El portafolio de inversión ideal para cada caso es muy distinto”.

Me sigue sorprendiendo mucho el hecho de que es muy poca la gente que me contacta de nuevo para aclararme sus objetivos, y de esta forma poderle dar una orientación más adecuada.

Carlos Armida, quien ha sido asesor patrimonial en varias casas de bolsa y tiene un par de libros publicados (los cuales desafortunadamente ya no se consiguen), relata que en su experiencia, mucha gente que tiene dinero para invertir, no sabe para qué lo quiere. Esto es tan lamentable como cierto, y esto impide darles una asesoría adecuada sobre cómo y en qué invertir ese dinero.

El no tener claros nuestros objetivos puede causarnos muchos problemas. Puede hacernos invertir en algo demasiado conservador (en instrumentos de liquidez diaria un dinero que no tocaremos durante varios años), o bien demasiado agresivo (tener alguna cantidad invertida en acciones que podremos necesitar pronto o para aprovechar una oportunidad). Es decir, podemos tener el problema de invertir con un nivel de riesgo que no sea adecuado para nosotros y en algunos casos asumir demasiado. Y es ahí cuando vienen los grandes problemas.

Por el contrario, cuando uno sabe que una porción de su dinero la está destinando para su retiro, entonces se puede tener una buena idea del horizonte de inversión (¿en cuánto tiempo se retirará esa persona?) y por lo tanto una idea de los instrumentos de largo plazo en los que se puede invertir. Uno sabe que ese dinero no se tocará en muchos años, y que probablemente la persona seguirá añadiendo depósitos a ese fondo para hacerlo crecer junto con los rendimientos, y así llegar a su meta. Desde luego, el portafolio definitivo también debe tomar en cuenta la tolerancia al riesgo que tiene esa persona.

Por ello, “Siempre Invierte Con Base en un Objetivo Definido” es uno de los conceptos esenciales sobre inversiones y que muchas veces la gente no toma en cuenta. Es primordial (aunque todos los demás conceptos que abordaremos en esta serie también lo son).

[hr]

La serie completa de los Diez Conceptos de Inversión Para Tener Siempre en Mente:

Introducción – Importante leerla porque nos ayuda a poner en contexto el concepto del “riesgo”.
1. Siempre Invierte con Base en un Objetivo Definido.
2. Primero el Riesgo, Luego el Rendimiento.
3. Diversifica de Manera Inteligente.
4. No Trates de Ganarle al Mercado.
5. No Trates de Buscar el “Momento Ideal” para Entrar o Salir.
6. Invierte de Manera Constante (Método Costo Promedio).
7. Rebalancea tu Portafolio Periódicamente.
8. Cuida las Comisiones y Costos.
9. Elegir Acciones no es Para Todos.
10. Corta Tus Pérdidas.[hr]