En la primera parte de ¿Cómo Lograr un Retiro Feliz? hicimos una reflexión sobre lo que es el éxito en la vida, y además hablamos sobre lo importante que es conservar una buena salud.

Ahora tocaremos otros aspectos que también son esenciales para lograr un retiro feliz:

La importancia de nuestras amistades

Una forma de combatir la depresión así como la soledad, es cultivando una serie de amistades en distintos campos. Muchas personas en la vida actual tienen muchos problemas para hacerlo: claman no tener tiempo para dedicarlo a las amistades. Esto es resultado de nuestras vidas, cada vez más ocupadas, y hábitos que nos hacen ser menos flexibles en el tiempo que dedicamos a las diferentes actividades.

Sin embargo, la gente que vive un retiro feliz menciona como una parte fundamental el que cuentan con varios amigos de todas las edades: son uno de sus mayores activos durante esta etapa.

Las amistades de mayor edad pueden servirnos de guía y ejemplo de los tiempos por venir. Con los amigos de nuestra edad podemos compartir una cultura y una forma de ser, mientras que de los más jóvenes siempre podemos recibir ideas nuevas, que nos alimentan y nos evitan ser demasiado necios.

Las relaciones familiares

Algunos abuelos dicen: si hubiera sabido lo divertido que eran los nietos, los hubiera tenido antes. Sin embargo, las buenas relaciones con los nietos dependen siempre de las que tenemos con sus padres, es decir, con nuestros propios hijos. La mayoría de la gente que vive un retiro feliz tiene relaciones muy cordiales con sus hijos, como debería ser, pero también las tienen con otros miembros de la familia como tíos, sobrinos, cuñadas, etc.

Estas relaciones brindan siempre un sentido de pertenencia a un núcleo, de bienestar y de estabilidad en un mundo que suele cambiar más rápido de lo que somos capaces de asimilar. Las buenas relaciones familiares suelen ser una de las inversiones que mejor retribuyen en la construcción de un retiro feliz, que nos llene, en paz.

Nuestros pasatiempos y los sueños por venir

En estos días tan competitivos, llenos de fechas por cumplir o de jefes que nos presionan, pocas personas le dedican tiempo a alguna actividad que realmente nos guste realizar.

Sin embargo, la gente que es feliz en su retiro suele decir que uno de los aspectos que más contribuyó en la construcción de esa felicidad, es el haber dedicado en sus días de trabajo intenso, tiempo a otras actividades.

De hecho, para muchos retirados estas actividades o pasatiempos son los que mantienen sus días interesantes y los que dan una razón para levantarse cada mañana. Muchos escriben o pintan, otros se dedican a practicar su deporte favorito, varios más enseñan. Algunos incluso se vuelven voluntarios en instituciones de asistencia, o ponen un nuevo negocio.

Muchos retirados recomiendan prepararse con bastante anticipación: buscar un retiro gradual, trabajando poco a poco menos horas e incrementando el tiempo destinado a las demás actividades, lo cual hace que el tránsito sea mucho más fácil de llevar.

Tener una verdadera vida

Lamentablemente, mucha gente confía su retiro a la pensión que obtendrá de los sistemas de seguridad social, misma que en la gran mayoría de los casos será insuficiente para mantener la calidad de vida que tanto nos costó construir durante nuestros años mozos. Por ello, a pesar de que en estos dos posts nos hemos enfocado en el lado no financiero de la preparación para el retiro, no debemos dejar de subrayar que el mejor día para empezar a ahorrar para el futuro es hoy.

Hay muchas opciones para hacerlo: desde el ahorro voluntario en las Siefores, planes personales de retiro deducibles de impuestos, contratación de pólizas especializadas para ello, etc.

Pensemos en todo lo que podemos hacer, financieramente o no, para asegurar nuestra felicidad futura. Y seamos fieles a estos pensamientos, particularmente la próxima vez que veamos que el IPC de la Bolsa bajó y nos preguntemos si ese simple hecho nos afectará o no en nuestros tiempos por venir.

¿Tienes algún otro consejo sobre cómo lograr un retiro feliz?