post

Por Qué Suben o Bajan de Precio las Acciones en la Bolsa

60 Flares Buffer 23 Twitter 3 Facebook 30 LinkedIn 4 Google+ 0 Pin It Share 0 60 Flares ×

En los últimos días de volatilidad, en el que suben o bajan de precio las acciones de forma tan violenta, pareciera haber muchas dudas respecto del funcionamiento de los mercados financieros, en particular, los de capitales (las Bolsas).

¿Por qué suben o bajan de precio las acciones? ¿Son los especuladores quienes hacen eso? ¿Eso hace que las empresas quiebren?

Sigan para encontrar una respuesta muy sencilla de cómo funciona el mercado.

Las empresas muchas veces necesitan ampliar su capital, para poder crecer. Una forma de hacerlo, es emitir nuevas acciones y ofrecerlas a inversionistas en la Bolsa. Recordemos que una acción es una parte representativa del capital de una empresa: una pequeñísima porción de la misma. Quien las compra, entonces, se convierte en dueño de esa porción.

Una vez que la empresa colocó sus acciones en Bolsa, es decir, los inversionistas adquirieron esas acciones que les vendió la empresa, ésta utiliza el dinero para financiar sus proyectos productivos.

Ahora bien, los inversionistas que compraron acciones no se las tienen que quedar. En cualquier momento pueden venderlas a otros a través de la Bolsa de Valores. Ya en esto no participa la empresa, ni le afecta – son transacciones entre compradores y vendedores directamente.

Como cualquier precio en una economía de libre mercado, los precios de las acciones están sujetas a la ley de la oferta y demanda. Es decir, suben o bajan de precio de acuerdo de acuerdo con esta ley.

Por ejemplo, tú podrías querer vender una manzana por 1,000 pesos. Nadie te la compraría ya que nadie estaría dispuesto a pagar un precio tan alto por la manzana. Entonces tienes que bajar el precio, hasta encontrar el punto en el cual alguien sí está dispuesto a comprarla.

En épocas donde nadie tiene manzanas, hay mucha escasez, seguramente habrá más gente dispuesta a pagar un precio más alto por tu manzana. En épocas de muchísima escasez, donde sólo hay unas cuantas, posiblemente incluso encuentres algún “riquillo” que estaría dispuesto a pagarte esos 1,000 pesos.

Y en épocas donde todo el mundo tiene manzanas, ya que hay muchísimas en el mercado, seguramente tendrás que bajar el precio para que alguien te la compre. Si no, se la compran a alguien más: hay mucha oferta. Posiblemente te la compren entonces a centavos: tendrías que “malbaratarla” o si no pues dejar que se te eche a perder, que esa manzana se pudra.

Eso mismo pasa con los mercados financieros y por eso suben o bajan de precio las acciones. Siempre hay compradores y siempre hay vendedores: el precio se determina por qué tanto están dispuestos los compradores a pagar por una acción, y qué tan dispuestos están los vendedores a bajar sus precios.

En épocas de tanta “incertidumbre”, donde todos los días sale una nueva noticia negativa y donde nadie sabe qué tanto afectará la recesión que ya se está viviendo a las operaciones de muchas empresas, hay muchas personas dispuestas a vender sus acciones (sus manzanas) y pocas personas dispuestas a comprar o a pagar un precio alto por las mismas. Es decir suben o bajan de precio las acciones de manera vertiginosa.

Estamos viendo ventas de pánico, donde literalmente hay inversionistas que quieren deshacerse de sus acciones “a cualquier precio” ya que no toleran vivir con tanta incertidumbre y prefieren salirse del mercado (vender porque tienen miedo de que se les echen a perder sus manzanas). Y hay compradores también, que están dispuestos a asumir esa “incertidumbre” a cambio de pagar un precio de “ganga” por esas acciones (esas manzanas).

Los especuladores son las personas que “apuestan” a que alguna acción está ya muy baja, y hacen operaciones rápidas: tratan de comprar a un precio bajo y venderlas apenas suban un poco, para hacer una ganancia muy rápida. En mercados tan volátiles como estamos viviendo, donde el mismo día una acción puede subir mucho o bajar mucho, son vistos por los especuladores como oportunidades: por eso ahora hay tantos participando. La especulación no necesariamente está mal, le da volumen y profundidad al mercado. Si alguien quiere “apostar” con su dinero, pues que lo haga (claro, asumiendo los riesgos).

Los precios de las acciones no hacen que las empresas quiebren. Es decir, si el precio de la acción de una empresa baja, eso en realidad no le afecta a la empresa directamente – es sólo el precio al que se están cotizando sus acciones en los mercados – que puede tener mucho o poco que ver con su situación real y su valor verdadero.

Sin embargo, puede afectarles ya que las empresas también invierten en Bolsa y por lo tanto tienen que reconocer en su contabilidad minusvalías por esa inversión.

Espero que haya quedado clara esta explicación del por qué suben o bajan de precio las acciones.

60 Flares Buffer 23 Twitter 3 Facebook 30 LinkedIn 4 Google+ 0 Pin It Share 0 60 Flares ×