post

¿Invertir o Apostar Nuestro Patrimonio?

11 Flares Buffer 6 Twitter 3 Facebook 1 LinkedIn 0 Google+ 1 Pin It Share 0 11 Flares ×

Invertir o apostar son dos asuntos muy diferentes. Y sin embargo muchas personas piensan que es lo mismo. Que hay que “jugar a la bolsa” o “buscar atinarle” a la acción que subirá.

Eso en realidad es especular. No tiene nada de malo hacerlo, sin embargo yo no arriesgaría todo mi patrimonio en algo que puede salir bien – o que puede ir muy mal. Es precisamente este enfoque lo que ha generado tantas malas experiencias en muchas personas. Es por ello que debemos aprender la diferencia entre invertir o apostar.

¿Invertir o Apostar Nuestro Patrimonio?

Las Preguntas Equivocadas

Cuando me hacen preguntas sobre inversiones, la gran mayoría de las veces son del tipo: ¿En qué me sugieres invertir en estos momentos? ¿Me recomiendas comprar dólares? ¿Dónde invierto sin riesgo? ¿Invierto en Forex? ¿Es bueno comprar centenarios?

Como siempre he mencionado, pero no me canso de enfatizar, uno tiene que invertir en instrumentos que sean adecuados a sus objetivos de inversión. Es tan malo invertir dinero para emergencias de forma agresiva, en instrumentos volátiles (bonos de largo plazo o acciones de la Bolsa) como invertir el dinero para nuestro retiro, dentro de 20 o 30 años, de forma muy conservadora (como pagarés a 28 días).

No obstante, todas estas preguntas reflejan una preocupación importante y un elemento esencial de las inversiones: la incertidumbre.

En realidad nadie sabe a ciencia cierta qué es lo que va a pasar en el futuro. Si habrá o no una devaluación, si las bolsas continuarán subiendo o tendrán una caída estrepitosa, o bien si se ingresará pronto a un periodo de acumulación (mercados con tendencia lateral). Tampoco se sabe a ciencia cierta si la recesión ha terminado, o si habrá una nueva recaída.

Pero además de reflejar esta preocupación que tienen las personas, la cual por cierto es muy válida, estas preguntas también nos hablan de que muchas personas están pensando: ¿Qué pasará mañana con el dólar, o la próxima semana? ¿Me conviene comprar acciones ahora que han subido, por si siguen subiendo?

Es decir, si uno lee entre líneas, lo que la gente quiero saber es cuál es la expectativa de lo que puede pasar después, para actuar y reaccionar acorde a ella. Pero también nos habla de una visión de corto plazo: compro dólares por si mañana hay una devaluación. Es decir, tomar sus decisiones de inversión con base en una especulación.

Y ahí es donde muchas veces está el grave error, y vienen las consecuencias desafortunadas.

La especulación es parte de los mercados

La especulación es un componente esencial en los mercados financieros. Es lo que les da su profundidad, lo que les da un volumen de operación sano, pero, sobre todo, lo que abre grandes oportunidades para los que verdaderamente saben invertir.

Un ejemplo muy sencillo de esto puede ser el siguiente: como varios hemos leído, Controladora Comercial Mexicana tuvo quebrantos muy fuertes (precisamente por haber especulado con derivados de una forma realmente irresponsable). Cuando se dio la noticia, muchos inversionistas – perdón – especuladores, entraron en pánico y vendieron sus acciones a un precio de tan sólo $ 0.20 por acción.

En el momento de escribir esta nota (septiembre 2009), menos de un año después, esas acciones se cotizan arriba de $ 10.00 por acción.

A pesar de la difícil situación que atraviesa todavía esa empresa, aún en el momento de mayor incertidumbre, su acción no debía valer $ 0.20. Esto es equivalente a decir que esta empresa, aún con sus problemas, valía lo que factura en dos días a través de sus tiendas. Lo cual es una locura.

Esta especulación, esta venta a un precio tan por debajo de su verdadero valor, es lo que abrió  para algunos inversionistas una verdadera oportunidad de inversión. Quien compró esas acciones a ese precio, y supo reconocer esa oportunidad (conociendo su riesgo, sin duda) hoy registra una ganancia realmente espectacular. Y me imagino que muchas de las personas que las vendieron de esa manera, por especulación, o por ignorancia, o por sumarse a la “corriente”, están hoy arrepentidos de haber tomado esa decisión.

Especular en muchos casos equivale a apostar

Especular equivale a actuar con base en expectativas (que pueden ser o no fundadas). Muchas veces es actuar con base en rumores (que pueden resultar o no ciertos). Por lo que nuestra posibilidad de ganancia, o de pérdida, está en función de qué tan acertadas resultaron esas expectativas o qué tan ciertos fueron esos rumores.

Pero en muchas ocasiones, especular también es actuar con base en nuestros miedos, o en nuestras corazonadas, sin ningún razonamiento.

De esta forma, especular puede también verse como sinónimo de apostar. Yo siempre le he dicho a mis lectores que si uno quiere apostar, no lo haga con su patrimonio, que bastante trabajo le costó forjar.

Para apostar, es mejor ir a Las Vegas. Es más divertido y tendremos mayores posibilidades de ganar, que si apostamos sin información en los mercados financieros.

¿Invertir o Apostar Nuestro Patrimonio?

Lamentablemente, en muchas ocasiones esto es lo que mucha gente hace con su dinero. Mucha gente toma decisiones con base en sus miedos, con base en lo que “dicen por ahí” – con rumores sin ningún fundamento. Estas son especulaciones que equivalen, verdaderamente, a hacer apuestas donde uno tiene todas las de perder.

Cuando uno actúa con base en esto, entonces suele tomar decisiones tan dañinas como comprar dólares cuando éstos están ya a un precio muy alto (porque “dicen” que van a seguir subiendo) o como vender sus valores en el peor momento (porque “dicen” que van a seguir bajando) – sin tomar en cuenta el verdadero valor de las mismas y su expectativa hacia futuro. Y sin tener la necesidad de hacer estas operaciones – es decir, sin un razonamiento real.

Curiosamente, esta es la gente que dice que no quiere correr ningún riesgo. Yo trato de explicarles que el riesgo en sí no es malo – lo que es malo es no conocerlo, es decir, tomar decisiones riesgosas pensando que no lo son. O peor aún, tomar decisiones que nos generan una pérdida segura en lugar de tomar decisiones que nos permiten ganar tomando un riesgo controlado.

Quiero terminar esta nota con una invitación a reflexionar: ¿estás invirtiendo, o estás apostando tu patrimonio?

11 Flares Buffer 6 Twitter 3 Facebook 1 LinkedIn 0 Google+ 1 Pin It Share 0 11 Flares ×
  • Pingback: ¿Cuál es tu Personalidad Financiera? - 3 - El Ilusionista y el Cobarde

  • Pingback: ¿La Inversión Extranjera es la Solución? - Planea Tus FinanzasPlanea Tus Finanzas

  • Pingback: Dos Maneras de Invertir en Bolsa - Planea Tus Finanzas

  • Paul
    Hola Joan estoy en Kuspit inverti muy poco en acciones de Bolsa A y bueno han bajado y no quiero vender a precio menor de como las compre entiendo por tus post que invertir en bolsa es a muyyyy largo plazo y que siempre habra minusvalias pero mi duda es si hoy muriera y llevo un año con esas acciones a la baja no debi mejor haber invertido en cetes o en algun otro instrumento de corto plazo ….quiza mis beneficiarios hubieran obtenido algo de rendimiento.

    Saludos desde la H. Puebla de Z.

    • http://www.PlaneaTusFinanzas.com/ Joan Lanzagorta
      Hola Paul, por eso la diversificación es importante.
      No te cierres a venderlas a un precio menor, no necesariamente es malo. Tampoco a conservarlas si piensas que esta empresa (Bolsa) tiene buenas perspectivas a mediano y largo plazo.Lo comento porque si fuera una empresa en graves problemas financieros, no tendría caso quedárselas.

      Yo creo que hay dinero que se invierte para el corto plazo (por ejemplo para una emergencia) y otro que debe invertirse de manera separada para objetivos de largo plazo, como el retiro.

      Dicho esto, pienso que sí deberías invertir en otros instrumentos – recuerda la clave es que sea un portafolio de inversión adecuado a tus objetivos y a tu tolerancia al riesgo.